Las autoridades ancestrales  denuncian los hechos violentos contra comunidades de San Juan Sacatepéquez 

COMPARTE

Créditos: santa fe ataque
Tiempo de lectura: 2 minutos
Fotografía: comunitarios de Santa Fé Ocaña

Las autoridades ancestrales maya, xinka y garífuna

B’oq’ol Q’esal Tenam del pueblo Ixil de Chajul, Cotzal y Nebaj Municipalidad Indígena de Santa Catarina Ixtahuakan Municipalidad Indígenas de Nahualá

Alcaldía Indígena de Panajachel, Sololá Alcaldía Indígena de San Lucía Utatlán, Sololá Alcaldía Indígena de Olintepeque, Quetzaltenango Autoridad Ancestral Garífuna

Autoridad Ancestral Chajoma’ de Chuarrancho, Guatemala Autoridades Indígenas de Sayaxche’, Petén Autoridades Indígenas Ancestrales Maya Q’eqchi’ Cabecería del Pueblo Tzutujil de Santiago Atitlán, Sololá

Payxail Yajaw Konob’ Gobierno Ancestral Plurinacional de las Naciones Originarias Akateko, Chuj, Q’anjobal

Parlamento Xinka

Consejo Maya Achí de Rabinal

Consejo Maya Achí de Cubulco

Consejo Departamental de los 8 municipios de Totonicapán Consejo Maya K’iche’ de Quetzaltenango

Consejo del Pueblos Uspanteko

Consejo de Autoridades Indígenas Maya Ch’orti’ Consejo Maya Mam Te Txe Chman de San Marcos Consejo de Comunidades Indígenas de El Estor Consejo de Ancianos de San Pedro la Laguna, Sololá Autoridades Ancestrales de Jukanya, Panajachel, Sololá;

  1. Repudiamos el ataque criminal y desalojo extrajudicial efectuado el día de hoy por mercenarios encapuchados, en contra del pueblo maya kaqchikel de San Juan Sacatepéquez, que mantiene la resistencia pacífica para defender su tierra y territorio debido a la instalación del denominado Proyecto San Gabriel de Cementos Progreso en la que hasta el momento se contabilizan más de 17 personas heridas.
  2. Las operaciones de la empresa cementera impuesta en las comunidades maya kaqchikel de San Juan Sacatepéquez, sin consulta a decidir sobre su modelo de desarrollo económico, es la causa principal de las acciones criminales como las efectuadas el día de hoy por mercenarios encapuchados, que agredieron criminalmente a autoridades indígenas y comunitarios que defienden su territorio.
  3. La impunidad con que actúa la empresa cementera, al igual que otras empresas extractivas en Guatemala, aumenta la criminalización, secuestros, asesinatos y las violaciones de los derechos humanos.
  4. Manifestamos nuestro apoyo y solidaridad con el pueblo maya kaqchikel de San Juan Sacatepéquez vilmente agredido el día de hoy con la complicidad impune del Estado.
  5. Exigimos al Ministerio Público investigar los hechos ocurridos, a los órganos de justicia sancionar a los responsables materiales, intelectuales y a los que resulten implicados en su ejecución; a fin de no omitir su responsabilidad y obligación institucional de garantizar el acceso a la justicia y la tutela judicial efectiva de las víctimas y del pueblo de Guatemala.
  6. Pedimos a la Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas, a las organizaciones e instituciones nacionales e internacionales de defensa de los derechos humanos, a verificar, denunciar y pronunciarse sobre estos hechos criminales para que no queden en la impunidad.
  7. Pedimos a los medios de comunicación nacionales e internacionales informar sobre los hechos ocurridos apegados a la verdad y hacemos un llamado a la sociedad a repudiar estos actos de violencia cometidos en contra de la población y que son consentidos por el gobierno de Guatemala.

Ixim Ulew, b’elejeb’ ajpu

 

Guatemala, 3 de julio del año 2018

Autoría y edición

Descendencia kaqchikel y afrodescendiente. Infancia en la cuna de una organización revolucionaria. Crecida dentro de la revolución cubana.

COMPARTE