En San Juan Sacatepéquez hombres encapuchados atacaron a la resistencia pacífica en Santa Fé Ocaña

COMPARTE

Créditos: marcha-1
Tiempo de lectura: 4 minutos
Comunidades de San Juan Sacatepéquez año 2014./ Fotografía Nelton Rivera.

Por Quimy De León y Nelton Rivera

Martes 3 de julio 2918. Un grupo de paramilitares usando capuchas agredieron físicamente a los comunitarios y amenazaron a las personas de la resistencia pacífica Kaqchikel en Santa Fé Ocaña en San Juan Sacatepéquez, llegaron armados a violentar a las personas que rechazan la construcción de la cementera y de CONASA con el Anillo Regional, esto sucedió a las 3 de la tarde.

Quince personas resultaron heridas, hay hombres y mujeres, las autoridades comunitarias están evaluando la cantidad de afectados, expresaron que para ellos es complicado porque el grupo armado aún permanece en el lugar. La gente tuvo que salir huyendo para resguardar sus vidas e identificaron a este grupo como originario de la aldea Cruz Blanca, afines a la empresa cementera y que constantemente actúan al margen de la ley, así lo reafirmó un comunicado de prensa la Convergencia Waqinb’ Kej.

El ataque busca dejar libre la carretera comunitaria, para que pueda ingresar un convoy de tráilers con materiales a las instalaciones de la planta cementera, todo comenzó con la llegada de estos camiones al lugar en donde está la resistencia pacífica, para lograr pasar utilizaron a estos encapuchados para desalojar violentamente a la gente.

El diputado Leocadio Juracán condenó este tipo de ataques en contra del pueblo de San Juan Sacatepéquez.

En San Juan Sacatepéquez las comunidades de occidente se oponen a las constantes violaciones de derechos humanos que por años han sufrido, desde la llegada de la Planta Cementera de Cementos Progreso y la empresa constructora de “Anillo Regional” CONASA.

El 22 de junio el Procurador de Derechos Humanos Jordán Rodas Andrade verificó junto a OACNUDH y organizaciones indígenas y campesinas las violaciones de derechos humanos cometidas por personal de la Planta Cementera de Cementos Progreso y del “Anillo Regional” en San Juan Sacatepéquez. (Comité de Unidad Campesina CUC)

Hay heridos tras el ataque en Santa Fé Ocaña

Paulino Patzán, resultó herido este 3 de julio, cuando el grupo de encapuchados llegó con armas de fuego y machetes, con los que inicialmente amenazaron a la gente y luego los atacaron, el objetivo era desalojar violentamente a los comunitarios en Santa Fé Ocaña, que se oponen a la construcción del Anillo Regional.

Este ataque, denunciaron los comunitarios, es para que ingrese un grupo de tráilers cargados con materiales que van camino a la empresa Cementera.

Los comunitarios realizaron la denuncia en la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), así como en  la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en Guatemala.

Fotografía: comunitarios de Santa Fé Ocaña.

 

Grupo de hombres armados que atacaron la resistencia pacífica. / Fotografía: comunitarios Santa Fé Ocaña.
Convoy de trailers en dirección a la empresa cementera. / Fotografía: comunitarios Santa Fé Ocaña.

La resistencia pacífica en San Juan Sacatepéquez

Las doce comunidades de San Juan Sacatepéquez desde el año 2005 rechazaron la instalación de la planta San Gabriel, propiedad de la empresa Cementos Progreso, se oponen a la extracción de minerales, especialmente a la contaminación del agua, que afectaría de forma directa el modelo agrícola y de la producción de flores de las comunidades. Dinámicas del despojo y resistencia en Guatemala

A partir del año 2014, luego que el gobierno de Otto Pérez Molina impusiera un Estado de sitio en San Juan Sacatepéquez, las comunidades iniciaron un plantón permanente en los terrenos de las personas que no vendieron su tierra a la empresa, el Anillo Regional detuvo su construcción por esta razón, sin embargo la empresa continúa ingresando camiones para la construcción de la planta San Gabriel haciendo uso de las carreteras comunitarias.

En febrero de 2018, las comunidades maya Kaqchikel iniciaron un plantón permanente en la carretera comunitaria, para evitar que los trabajadores de la cementera y de CONASA cortaran de nuevo el alambrado que circula las propiedades privadas que la empresa destruyó para continuar con la construcción de la carretera, los propietarios de estos terrenos se niegan a vender la tierra a la empresa. San Juan Sacatepéquez Continúan En Resistencia  

Autoría y edición

COMPARTE