Créditos: memorial1 estor
Fotografía: Prensa Comunitaria

Por: Baudilio Choc / W akax ha´

Representantes de al menos 165 comunidades organizadas en el Consejo de Comunidades indígenas Maya Q´ eqchi´, rechazaron en asamblea los proyectos que dañan y afectan sus tierras, el lago y el medio ambiente.  Entre ellos un proyecto de piscicultura apoyado por el alcalde que beneficiará a la empresa Paraíso Spring Guatemala, porque consideran que contaminará el lago. Además les preocupa la contaminación que existe por la activad minera y la que puede ser provocada por las empresas de palma africana.

El Consejo de Comunidades indígenas Maya Q’eqchi’ realizó una asamblea el 19 de julio de este año, donde participaron al menos 165 comunidades, hubo también guías principales, alcaldes comunitarios, representantes de los Consejos Comunitarios de Desarrollo (Cocodes) de primer nivel y segundo nivel, asociaciones ambientalistas, comerciantes, la Gremial de Pescadores Artesanales y la Defensoría Q’eqchi’.

Fotografía: Prensa Comunitaria

En la asamblea se elaboró un memorial que será presentado al Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) para rechazar un  proyecto de piscicultura, manifestaron su inconformidad por el pronunciamiento del alcalde de El Estor, que apoya a la empresa Paraíso Spring Guatemala, que pretende instalar el cultivo de tilapia en jaulas, proyecto que contaminará el lago de Izabal. Para los comunitarios, el recurso natural del lago ya se encuentra en peligro, por la actividad minera y el monocultivo de la palma africana.

Durante esta asamblea manifestaron  preocupación por sus tierras, la contaminación del lago y del agua en general. La contaminación del lago de Izabal, ocasionada por la extracción minera del níquel, sigue preocupando a las comunidades. Según la gente esto está siendo ocasionado por la actividad minera de la empresa Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN) y la Compañía Procesadora de Níquel de Izabal, S.A. (PRONICO)

Además el agua está en riesgo por los contaminantes que se vierten al procesar la palma africana. El lago de Izabal es un sistema natural frágil, de mucha importancia por las áreas de protección que lo alimenta, como las bocas del Polochic y Río Dulce, proveyendo inclusive agua para consumo humano de la población.

El Consejo de Comunidades Indígenas Maya Q’eqchi’ lo conforman 24 personas, un titular y un suplente de cada microrregión, se elige a 4 cargadores indígenas.  Ellos portan una vara, sello, cuenta con personería jurídica y son reconocidos por la Municipalidad. En el año 2013 se logró la conformación de este Consejo, uno de los fundadores es el pescador Eduardo Bin Poou, hoy preso político.

Fotografía: Prensa Comunitaria

Criminalización

La criminalización de la defensa del territorio, y la persecución penal de los pescadores y periodistas fue uno de los temas principales en su discusión, en donde las autoridades se solidarizaron con la Gremial de Pescadores Artesanales por la lucha que realizan y por la persecución penal injusta que sufren.

El Estado y las empresas violan permanentemente la Constitución Política de la República, específicamente el artículo 121 que cita “que las aguas del lago son bienes del Estado’’ y el artículo 127 “que su aprovechamiento y gocé se otorgará de acuerdo al interés social” e hicieron mención del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), sobre que los pueblos indígenas deben ser consultados ante la implementación de proyectos que vayan a afectar directamente sus territorios, modelo de vida, producción, desarrollo, etc.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Autoría y edición

Descendencia kaqchikel y afrodescendiente. Infancia en la cuna de una organización revolucionaria. Crecida dentro de la revolución cubana.

COMPARTE