La reparación digna que pide la familia Theissen no tiene que ver con dinero

COMPARTE

Créditos: reparación digna2

Texto y fotografía: Juan Calles

Los argumentos de las personas que aseguraban que tras el caso Molina Theissen se escondían intereses económicos se quedaron con las ganas de gritar y enfurecerse, más bien con un palmo de narices se quedaron luego de escuchar las medidas de reparación que pidieron ante el Tribunal de Mayor Riesgo C.

Todas las medidas solicitadas tienen que ver con la dignidad, con el respeto, con la memoria, que como bien sabemos es un territorio en disputa, en disputa con el olvido ominoso, en disputa con los culpables del horror que quisieran olvidar y avanzar con las manos manchadas de sangre pero que nadie se los recuerde y menos se atreva a exigir justicia.

Las medidas solicitadas fueron:

  1. Que se ordene la baja deshonrosa de los generales y coroneles condenados.
  2. La traducción de la sentencia a los idiomas mayas
  3. Que el ejército de Guatemala incluya en su pensum de estudios los Derechos Humanos
  4. Cambiar el nombre de campo marte por “Parque de la memoria histórica “Marco Antonio Molina Theissen.
  5. Convertir la sede de la brigada militar Manuel Lisando Barillas en un museo de la memoria y se construya un monumento bajo el lema “A Emma Guadalupe Molina Theissen por los vejámenes sufridos en este lugar”.
  6. Crear la beca “Marco Antonio Molina Theissen” para primaria y secundaria
  7. Crear un registro y comisión de búsqueda de personas desaparecidas y aprobar la iniciativa de ley 3590.
  8. Obligar a los militares condenados a pagar los US$690 que el Estado les dio.
  9. Crear el premio “Emma Molina Theissen” para la mejor tesis que aborde el tema de la violencia sexual contra las mujeres.

Después de varias horas de deliberaciones, el Tribunal tercero C de Alto Riesgo presidido por Pablo Xitumul dio su veredicto; aceptó y ordenó a las autoridades correspondientes cumplir con las medidas de reparación solicitadas, exceptuando cambiarle el nombre al campo marte, la baja deshonrosa de los culpables y se negaron a que los militares condenados pagaran el dinero brindado por el estado guatemalteco.

La familia Theissen dio en el punto clave de lo que significa el ejército de Guatemala hoy, o lo que debería ser un ejército moderno y profesional. Hoy la institución castrense con mucha influencia en el organismo ejecutivo actual, vive una crisis en la que su imagen y percepción social va de mal en peor. Estas medidas de reparación apuntaban a la reflexión de esa institución que durante la guerra cometió excesos injustificables y hoy se ve sobrepasada por la corrupción, narcotráfico y crimen organizado. Una reflexión que nos lleve como pueblo a determinar que ejército necesitamos o si lo necesitamos.

Las medidas de reparación más importantes se deberán cumplir por ministerios, Congreso de la República, la Procuraduría General de la Nación y universidades, pero será la atención y la presión que ejerza la sociedad para que las instituciones encargadas cumplan con lo ordenado por el Tribunal.

 

Autoría y edición

Periodista

COMPARTE