Créditos: Los desaparecidos

Por José Molina Salazar.

A partir de la segunda mitad del siglo XIX y hasta mediados del siglo XX, se levantaron monumentos en las principales ciudades de Latinoamérica, monumentos que fueron parte del diseño urbanístico moderno de nuestras ciudades.

En la actualidad, estos monumentos se encuentran olvidados dentro del concepto de ciudad contemporánea y han pasado desapercibidos para la mayoría de habitantes de la ciudad. Es justamente ese estado de invisibilidad una analogía de nuestra actitud ante diferentes situaciones históricas de nuestro país, en este caso la desaparición forzosa a lo largo del conflicto armado interno.

Montaje: para llevar a cabo la pieza se eligieron 11 monumentos representativos en  las zonas principales de Xela (Quetzaltenango), estos monumentos serán embalados con plástico negro y cuerda amarilla como una pieza que será guardada e inventariada en una bodega de una galería o un museo.

Objetivo: Atraer la atención sobre estos monumentos que a la vez están siendo anulados para el espectador, creando así una sensación contradictoria muy acorde al tema de desaparecer a una persona durante un conflicto armado.

Permanencia: la pieza se mantendrá todo el mayor tiempo posible, ya que no se cuenta con un permiso expreso de la municipalidad, situación  buscada para representar el marco de ilegalidad que se sigue tachando a la  lucha por los derechos.

Meta: Es necesario una reflexión profunda del tema de desapariciones forzosas en Guatemala y muchos países de Latinoamérica, desapariciones que dejan una herida abierta que no será sanada hasta que reconozcamos nuestro pasado y con responsabilidad empecemos  por el camino correcto para alcanzar algún día la verdadera justicia.

Quetzaltenango 15 de mayo 2018.

Fotografía José Molina Salazar. Año 2018. Quetzaltenango

Autoría y edición

COMPARTE