Créditos: photo_2018-05-20_23-57-48
Tiempo de lectura: 3 minutos
Fotografía Baudilio Choc, Prensa Comunitaria Km. 169. El Estor Izabal año 2018

Por: Baudilio Choc / Carlos Ernesto Choc.

Las familias q’eqchi’ quienes se encuentran en la comunidad Agraria “El Gosen” en el municipio de El Estor, Izabal sufren de amenazas, por habitar en el terreno nacional de la Finca Setal declarada área de reserva protegida estatal y que la empresa minera reclama como propiedad privada según la población.

Dos hogares de la comunidad fueron afectados, niños pequeños y sus madres se quedaron sin los padres de familia porque están en la prisión de Puerto Barrios, ambos fueron detenidos de forma arbitraria, y ninguna autoridad les presentó una orden de detención y son los abogados con mandato legal de la empresa CGN quienes promueven las denuncias penales en los tribunales.

Don Oscar Yat fue detenido el 24 de abril y a Mario Ac Cuz el 3 de mayo, ambos son indígenas q’eqchi’ y tienen cargos como directivos en la comunidad. Pero la acusación ante un juzgado colocó a otras cinco personas más con órdenes de detención, la empresa minera es quien los acusó penalmente, ahora el caso está dando un giro, es el Consejo Nacional de Áreas Protegidas -CONAP- quien pretende a querellarse también contra los comunitarios.

Las familias en la comunidad agraria, denunciaron que varios trabajadores de la empresa Compañía Guatemalteca de Níquel –CGN- quieren desalojarlos de la tierra.

Temen por la seguridad de sus esposos en prisión, también por que el juzgado de primera instancia de Puerto Barrios, presidido por el juez Edgar Aníbal Arteaga López  suspende las audiencias sin ninguna excusa.

La finca Setal considerada una reserva natural está siendo administrada por la empresa minera, contradictoriamente la misma empresa que destruyo varios cerros para extraer el níquel y que actualmente contamina el Lago de Izabal con los desechos químicos resultado de esta proceso de extracción.

Baudilio Choc, corresponsal de Izabal, Prensa Comunitaria Km. 169 año 2018

El testimonio de Patricia Ochoa  de la comunidad Agraria “El Gosen”

“Envío un saludo a todo el pueblo de El Estor Izabal yo solo quiero saber por qué detuvieron a mi esposo y quiero decir que fue la compañía, ellos los de la empresa, dejaron a mis hijos sin darles de comer y yo que les puedo dar como madre, ellos no paran de llorar.

Quiero también preguntarles ¿por qué a nosotros los pobres nos hacen mucho daño?, yo les digo a ustedes señores de la mina, ustedes no necesitan las tierras y por qué detuvieron a mi esposo el 3 de mayo 2018, él es Mario Cuz Coy,  quiero pedirles a los de la empresa que lo dejen libre porque yo ya no sé qué hacer con el llanto de mis hijos y no tengo dinero para comprarles la comida.

A mi esposo jamás le notificaron, el juez no le informó que él tenía una orden de captura y el día de la audiencia de don Oscar Yat con mentiras fue detenido en ese momento, él trabaja como jornalero y con lo que ganaba Q 40.00 diarios y con eso compraba la comida, tenemos dos hijos, una nena que tiene apenas 1 año y un varón que tiene 4 años y le pido a la empresa minera CGN PRONICO que liberen a mi esposo.”

Autoría y edición

COMPARTE