Créditos: Lucia Ixchíu.
Tiempo de lectura: 3 minutos

Texto y fotografías: Lucia Ixchíu

Las y los defensores del lago están pagando con un alto precio la defensa del agua en El Estor, Izabal, pues los niveles de contaminación por parte de una empresa minera son evidentes y ninguna instancia del estado de Guatemala ha tomado cartas en el asunto para revolver y hacer algo por el lago, que es la fuente de vida de muchos ecosistemas, animales y personas en  varios municipios del departamento.

Desde hace más de 60 años El Estor y sus comunidades libran una guerra contra el extractivismo y la contaminación de la empresa Minera Maya Niquel[1] , conocida ahora como CGN-Pronico, misma que ha sido provocado un alto costo de vidas, asesinatos, violaciones sexuales, desalojos, asesinatos, prisión política y sobre todo impera una negación a la justicia.

La contaminación del lago de Izabal[2] ha sido denunciada en distintos momentos por varias organizaciones y en las recientes manifestaciones. En los últimos años han dejado muertos, como fue el caso de Carlos Maaz[3] de la Gremial de Pescadores Artesanales de Izabal, el pasado 27 de mayo 2017, fue asesinado y reprimido por la Policía Nacional Civil (PNC), este caso como es de esperar no ha avanzado para determina quien o quienes son los responsables.

Tengo un año de acompañar y viajar a El Estor y sin duda que el ambiente contra los defensores de derechos humanos que están haciendo trabajo de denuncia y organización, por medio de la comunicación y otras formas de organización, es hostil y muy complicado, no hay ninguna garantía de la vidas de todas y todos los que trabajan para pedir la libertad por el lago de Izabal.

Cristóbal Pop, Vicente Rax, Thomas Che, Eduardo Bin, pescadores artesanales organizados en la Gremial de Pescadores, han sido  criminalizados  con los delitos  de amenazas, instigación a delinquir, asociación ilícita, reuniones y manifestación ilícita, daños y detenciones ilegales.

En el marco de todo este contexto también se encuentran acusados de los mismo delitos Carlos Ernetos Choc y Jerson Xitumul Morales, ambos periodistas comunitarios, esto es una amenaza directa contra la libertad de expresión y en el caso de Jerson[4] fue detenido y estuvo en prisión de manera arbitraria varios meses.

Cristóbal, Vicente, Thomas, Eduardo y Carlos, tienen audiencia en los próximos días y se corren un alto riesgo de ser detenidos, por delitos que no cometieron, por denunciar la contaminación del lago, la lucha el agua es un asunto de todas y todos.

Por eso escribimos y pedimos ¡Justicia y libertad para el lago de Izabal y justicia y libertad para las voces del lago!

[1] La explotación de níquel en El Estor, Izabal en Guatemala empezó en la década de 1950, cuando un terrateniente de la localidad mandó muestras muy promisorias a la Hanna Mining Company. Tras permitir que los executivos de la empresa minera prácticamente re-escribiera la ley de Minería de Guatemala, el gobierno de ese país centroamericano empezó el proyecto para otorgar una concesión por 40 años para la explotación del níquel a la empresa Explotaciones y Exploraciones Mineras de Izabal, S.A. (EXMIBAL), subsidiaria de la compaña canadiense International Nickel Company (INCO).

Rakosy, Betsy (2002). «Victimization – the EXMIBAL Story». MAC: Mines and communities (en inglés). Archivado desde el original el 6 de octubre de 2014. Consultado el 17 de septiembre de 2014.

[2] El Estor: El Lago De Izabal En Serio Peligro Por La Contaminación De Las Empresas: https://prensacomunitaria.org/el-estor-el-lago-de-izabal-en-serio-peligro-por-la-contaminacion-de-las-empresas/

[3] El Estor: Pueblo Q’eqchi Enterró A Pescador Carlos Maaz, Asesinato Negado Por El Gobierno: https://prensacomunitaria.org/el-estor-pueblo-qeqchi-enterro-a-pescador-carlos-maaz-asesinato-negado-por-el-gobierno/

[4] Detenido Defensor De Derechos Humanos Jerson Antonio Xitumul Morales En Izabal: https://prensacomunitaria.org/detenido-defensor-de-derechos-humanos-jerson-antonio-xitumul-morales-en-izabal/

Autoría y edición

COMPARTE