UVOC organización campesina realiza asamblea

COMPARTE

Créditos: foto1as

Por: Rony Morales

La Unión Verapacense de Organizaciones Campesinas (UVOC), celebró su Asamblea ordinaria en el municipio de Santa Cruz, Alta Verapaz, donde trabajó un exhaustivo análisis de los principales problemas agrarios. Esto permitió constatar una vez más el deterioro de las condiciones de vida de la mayoría                  de guatemaltecos y guatemaltecas.

UVOC nace en la década de los 90’s, en el municipio de Purulhá, desde la experiencia de la Cooperativa Renacimiento y de la Asociación de Artesanos Mayas. Luego de la historia de represión en Guatemala y tener que atravesar diversos obstáculos, UVOC consigue su conformación luego de la firma de la paz en el año de 1996 para fortalecer las luchas agrarias de muchas comunidades.

Dentro de esta asamblea, analizaron como temas importantes de la problemática agraria han sido dejados de lado: los derechos laborales en el campo son violados sistemáticamente; el acceso a la tierra ha sido dejado a “las fuerzas del mercado “; los servicios de extensión agrícola han sido abandonados por el gobierno o trasladados a la iniciativa privada. Pero especialmente, la institucionalidad agraria definida en los Acuerdos de Paz no ha sido dotada ni de los recursos ni los de mecanismos de funcionamiento acordes con sus objetivos, la firma ha sido muy  limitada, especialmente por la ausencia de voluntad política en aquellas instancias gubernamentales con poder de decisión.

Entre las principales deficiencias que observaron en las instancias responsables para la resolución de la problemática agraria  se encuentran las siguientes; burocracia, parcialidad en las resoluciones, demora en atender los casos y procedimientos de actuación demasiado lento. La presidencia de la Republica, de quien depende esta instancia, no se ha comprometido de ninguna manera en la resolución de conflictos. Las actividades  que realizan estas instituciones, se limitan a hacer presencia y establecer la situación de los conflictos, sin proponer  ninguna solución o dar seguimiento a los casos hasta que se resuelvan,  es decir solamente es una institución simbólica.

Para las familias q’eqchi’ que apoyan a los defensores de la madre tierra  procede mantener la lucha la presión y la denuncia mediática, dando a conocer la podredumbre del sistema judicial, no quedarse callados y defender el agua y territorio de Alta Verapaz.

El pueblo q’eqchi’, poqomchi´, achi´y mestizo de UVOC manifiesta que ante los atropellos que se han sufrido por la imposición desmedida del Estado, en contubernio con las élites empresariales del país para el aprovechamiento y explotación de los recursos naturales, levantará la voz y el orgullo del pueblo. Hoy más que nunca defender la cultura y los derechos inalienables a la información y consulta para ejercer la libre determinación, es indispensable.

Acciones que debe implementar la institucionalidad del Estado

Que las acciones de la Secretaría de Asuntos Agrarios (SAA) vayan más allá del simple estudio y dictamen de los casos; debe ser una instancia con facultades de encontrar soluciones a los conflictos. Debe   contar con mecanismos coercitivos para la recuperación de    tierras adjudicadas irregularmente o apropiadas de forma  ilegal.

La SAA debe ser reestructurada, incorporar    mecanismos de fiscalización de su funcionamiento, tanto por   el presidente de la Republica como a través de una comisión  Multisectorial Fiscalizadora.

Previamente debe avanzarse en la realización del catastro a   nivel nacional, para que se avance en la determinación de la  propiedad de la tierra. Este proceso debe reconocer el derecho ancestral de las comunidades sobre la tierra.

Fondo de Tierras

El Fondo de Tierras es desconocido por la mayoría de campesinos,   únicamente quienes han presentado una solicitud conocen cuál es   su función, pero no su funcionamiento.

La infinidad de requisitos a cumplir hacen que el proceso sea lento y   no responda adecuadamente a las condiciones de pobreza de la  población. La situación del empleo y los salarios de los campesinos  debe ser analizado detenidamente para determinar   la forma de pago de la tierra. Además,  el elevado precio que tienen       las propiedades, sin que existan mecanismos de control de la  especulación, únicamente favorece a los propietarios y limita las  posibilidades de los campesinos de cubrir el costo fijado por   FONTIERRA.

La organización campesina propone:

Para que se tenga un efecto en la modificación de la  estructura agraria y posteriormente pueda funcionar un  mercado transparente de tierras en Guatemala, es necesario  aplicar medidas complementarias a las puramente financiera, tales como: cumplir de forma inmediata con la regularización   de los demás de 100,000 expedientes en manos del Ministerio  de Agricultura, con una base jurídica clara; llevar a cabo el  proceso de catastro; crear un impuesto territorial para las tierras ociosas  y  mecanismos que regulen el precio de la tierra.

Que se cumpla a cabalidad con la implementación de la ley del fondo de tierras, dotándolo de recursos financieros, humanos y técnicos adecuados para el cumplimiento de sus objetivos, no únicamente de acceso a la tierra, sino sobre todo de inversión productiva.

Que se revise a profundidad el  funcionamiento de   FONTIERRAS,  para evitar la burocracia en los tramites; debe  agilizarse la respuesta a las solicitudes de las comunidades.

Que se modifiquen los métodos de calificación para los  sujetos de crédito, haciendo más objetivo el estudio  socioeconómico y técnico.

Finalmente, manifestamos nuestra disposición a participar    activamente en la discusión y generación de propuestas sobre la  situación en el agro guatemalteco. Pero además, nos                          mantendremos vigilantes de que todos los sectores involucrados en  este proceso cumplan con sus compromisos y obligaciones.

No más  corrupción, no más desalojos, no más criminalización contra indígenas y campesinos

 

Autoría y edición

COMPARTE