Créditos: Baudilio Choc, corresponsal de Izabal, Prensa Comunitaria Km. 169 año 2018
Tiempo de lectura: 5 minutos

Por: Baudilio Choc / Nelton Rivera

“No voy a recibir el dinero porque yo amo a mi comunidad y a mis hijos, de ellos es la tierra esa es mi lucha”

Óscar Yat, maya q’eqchi´ fue detenido de forma arbitraria. Tiene 42 años de edad, vive en la comunidad agraria El Gosen, en el municipio de El Estor, Izabal. Se negó a recibir un soborno económico por parte de personeros de la minera CGN para que las familias se dejaran de vivir en esta comunidad, como consecuencia ahora está preso.

Era 10 de febrero de 2018 y don Oscar se dirigía a su trabajo de recolector de basura para la Municipalidad, como todas las mañanas salió de su casa. Cuando un vehículo le cortó el paso “a él se lo llevaron como si fuera un secuestro, había un carro que lo siguió hasta el lugar de su trabajo…” varias personas armadas lo obligaron a subirse al vehículo, le mostraron sus armas y lo amenazaron de disparar si no se subía. Durante el traslado sus secuestradores no dijeron una sola palabra” afirmó su esposa.

Baudilio Choc, corresponsal de Izabal, Prensa Comunitaria Km. 169 año 2018

No existe una orden de aprehensión en contra de Óscar Yat, no recibió ninguna notificación del juzgado para presentarse ante alguna denuncia en su contra, quienes lo detuvieron no eran agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), tampoco eran fiscales del Ministerio Público (MP), eran personas particulares. A pesar de la detención arbitraria, fue ingresado al Centro Preventivo de Puerto Barrios.

Óscar Yat cumplió tres meses de estar en prisión y su familia denunció que el juzgado de Puerto Barrios suspende la audiencia de primera declaración cuando llega la fecha, luego no les quieren dar información o la razón del por qué se suspende, ni la fecha de cuándo la van a reprogramar.

Su familia denunció que la cárcel es porque no quiso recibir dinero de la empresa para desistir de luchar por  la tierra para la comunidad.

Fotografía de la familia de Oscar Yat.

La acusación de CGN en contra del comunitario

El 7 de enero de 2018, tres días antes de la detención de Óscar Yat, se presentó a la fiscalía de Sección de Delitos contra el Ambiente de Izabal, el abogado Iván Roberto Camey Aguilar, mandatario especial administrativo y judicial de la Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN).

El abogado Camey Aguilar acusó a doce personas, responsabilizándolas de usurpar la finca Setal en el año 2016, esta finca está ubicada en la zona de amortiguamiento del área protegida Reserva Natural Privada “Setal”, Finca 3805, Folio 13, Libro 82 de Alta Verapaz.

La denuncia fue recibida por el auxiliar fiscal Flavio Wilfredo Rosales y Rosales, tres días después gente armada realizó el secuestro y detención arbitraria de Óscar.

Él fue acusado por participar en la tala de árboles, incendio forestal y venta de maderas. El mismo abogado de la empresa lo señaló como líder de un grupo de 100 personas que se instalaron en la finca y que buscan venderles la tierra.

Las personas acusadas son: Ana Romelia Cuz, Sofía Cuz, Ofelia Cuz, Marcos Porta, Axel Alberto Álvarez Jacinto, Walter Leonel Álvarez Jacinto, Hugo Danilo Álvarez, Oscar Yat, Roberto Yat, Carlos Coc Choc, Guilberto Ac Ical y Carlos Cuc, todos maya q’eqchi´ de El Estor.

La Finca Setal es reclamada 617 hectáreas de la reserva natural, durante el gobierno de Álvaro Colom fue otorgada bajo la administración de la empresa minera CGN, en una de sus páginas web la anuncian como la primera Reserva Natural Privada del país, bajo la tutela de un proyecto minero. Esta reserva fue otorgada por el Estado de Guatemala en 2010 en propiedad a la empresa Bocanueva S.A. Esta empresa es una de las tres empresas de International Níquel Co. (INCO) en Izabal, propiedad de capitales canadienses.[1]

[1] Luis Solano. Petroleras y mineras canadienses presionan. Albedrio. 27 de octubre de 2007. http://www.albedrio.org/htm/articulos/l/ls-019.htm

Baudilio Choc, corresponsal de Izabal, Prensa Comunitaria Km. 169 año 2018

El trasfondo de la acusación

Para Óscar Yat y para su familia, el verdadero fondo de su detención arbitraria, no se debe a los hechos que narra la empresa en las acusaciones, sino por no haber recibido el dinero que les ofrecieron los trabajadores de la empresa CGN Pronico, este ofrecimiento buscaba que las familias de la comunidad agrícola El Gosen, salieran de las tierras donde tienen su casa, Everilda Ché, esposa de Óscar así lo denunció.

La familia se preocupó muchísimo, pasaron seis días desde el secuestro de Óscar Yat, hasta que tuvieron información sobre él, Everilda se enteró de la detención de su esposo el 16 de enero, ninguna autoridad estatal, policía, juzgado o Sistema Penitenciario le permitió a Óscar comunicarse con su familia.

“Le quitaron su celular y ya casi le disparaban, lo forzaron a subirse en el carro y no le hablaron, luego lo acusan de talar árboles, de incendiar las montañas, de sacar madera y vender madera, él no trabaja de vender tablas, su trabajo es de recolectar la basura como trabajador municipal”. Everilda.

Desde el día de la detención de Yat, la familia ha observado que frente a su casa circulan cuatro vehículos extraños: “casi se estacionan en mi casa, eso no es correcto, ellos piensan que por ser muy pobres y los ricos quieren humillarnos, yo lo que pido es que suelten a mi esposo así como se lo llevaron, así tienen que venir a dejarlo, si algo le sucede o lo asesinan responsabilizo a los trabajadores de la empresa CGN Pronico, porque ellos fueron quienes lo detuvieron.”

Fotografía Baudilio Choc, corresponsal de Izabal, Prensa Comunitaria Km. 169 año 2018

Las amenazas en contra de la familia de Óscar Yat

Las primeras amenazas llegaron directamente a la casa de don Óscar, luego su hermano  Roberto Chub fue amenazado: “a mí me dijo personalmente uno de los trabajadores de la empresa minera, que por estarme metiendo en el asunto de mi hermano, también tengo una orden de captura…” a mí no me da miedo decirlo porque nosotros tenemos derechos, tenemos derecho a la tierra y de estar aquí.

¿Por qué ellos  no se dan cuentan de lo que dicen nuestras leyes?

¿Acaso no ven los daños que están haciendo a nuestras montañas, porque ellos están provocando la contaminación? Cuestionó Roberto Chub.

Muchas veces le insistieron los personeros de la minera para que saliera de la tierra, “le dijeron que si no lo recibía, entonces te mandamos a la cárcel porque yo mismo te llevo a la cárcel, porque yo tengo un montón de gente comprada, eso lo dijo el militar retirado y quien ocupa un cargo de gerencia dentro de la empresa CGN Pronico…”

“No voy a recibir el dinero porque yo amo a mi comunidad y a mis hijos, de ellos es la tierra esa es mi lucha esto fue lo que dijo mi esposo.”

 

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

Periodista Maya Q'eqchi' en El Estor Izabal

COMPARTE