Caso Molina Theissen: Ministerio Público y querellantes renuncian a medios de prueba para que finalmente haya justicia

COMPARTE

Créditos: día 15 CMT1
Tiempo de lectura: 2 minutos
Fotografía: Juan Calles

Por: redacción Prensa Comunitaria

Para que finalmente haya justicia 37 años después, El Ministerio Público (MP) y la familia Molina Theissen renuncian a presentar más peritos y testigos, son nueve medios de prueba los que se propusieron, pero el Tribunal de Mayor Riesgo C, presidido por el juez Pablo Xitumul, solo aceptó la renuncia de seis.

“Decidimos favorecer el tiempo del proceso de tal manera que el tribunal pueda llegar pronto a una sentencia, ya que se presentaron muchos medios de prueba que dejan ya una sólida exposición del caso. También a favor de que los señores acusados y su defensa puedan exponer de la manera más inmediata sus argumentos, peritos y testigos y poder concluir también esa parte del proceso. El ritmo del proceso ha sido desfavorable para todas las partes involucradas en este juicio histórico”. expresa Emma Molina Theissen.

El MP y los querellantes en el juicio contra cinco altos mandos militares, por la detención clandestina y violación sexual contra Emma Guadalupe del 27 de septiembre al 5 de octubre en 1981 y la desaparición forzada de Marco Antonio Molina Theissen.

Los acusados

Los militares que escuchan las acusaciones en su contra desde la carceleta son Manuel Benedicto Lucas García, jefe del Estado Mayor General del Ejército en 1981, que será procesado por los delitos violación con agravación de la pena y deberes contra la humanidad; mientras a Manuel Antonio Callejas Callejas, jefe de la Sección de Inteligencia Militar G2 en 1981; Francisco Luis Gordillo Martínez, comandante  de la Base Militar Manuel Lisandro Barillas 1715, Quetzaltenango, en 1981; Edilberto Letona Linares, subcomandante de la Brigada Militar de Quetzaltenango de 1980 a 1982 y Hugo Ramiro Zaldaña Rojas, oficial de inteligencia G2 en 1981, son procesados por los delitos  violación con agravación de la pena, deberes contra la humanidad y desaparición forzada, basando las responsabilidades en la cadena de mando de la institución militar.

Autoría y edición

Descendencia kaqchikel y afrodescendiente. Infancia en la cuna de una organización revolucionaria. Crecida dentro de la revolución cubana.

COMPARTE