Créditos: Prensa Comunitaria Km. 160, año 2018. Barillas, Huehuetenango.
Prensa Comunitaria Km. 160, año 2018. Barillas, Huehuetenango.

Por: Lorenzo Pez y Nelton Rivera.

Las autoridades comunitarias del pueblo q’anjob’al fueron burladas por el alcalde municipal de Barillas, al no presentarse a una reunión para abordar el tema de la Policía Nacional Civil (PNC), no recibieron ni una explicación del porqué no se realizaría la reunión con el Consejo Municipal, de forma sorpresiva llegó un grupo de personas que durante los últimos seis años los han agredido y nuevamente fueron golpeados algunas de las autoridades comunitarias.

Para este domingo 29 de abril 2018, estaba programada y confirmada una reunión en el salón municipal de usos múltiples “Vicente Ferrer” en el parque central de Barillas, esta reunión es para firmar el acuerdo entre las comunidades q’anjob’al, representantes de la sociedad civil con el Consejo Municipal para que la PNC permanezca solamente los días que dura la fiesta patronal y que luego deberán retirarse del municipio.

Se llevaron la sorpresa de encontrar el salón municipal cerrado,  ocupado por las actividades de la feria según les informó un trabajador municipal. Ni una sola de las autoridades municipales estaba presente para ubicarlos en otro lugar o darles una explicación.

El acuerdo trata sobre renovar el permiso de la presencia de la PNC, cada año, únicamente durante los días de la fiesta patronal, del 28 abril al 4 de mayo 2018. Este acuerdo se ha venido renovando anualmente desde que se retiró la PNC del municipio, en el mes de febrero de 2015. El acuerdo de este año finalmente se renovó.

Se supo que fue el alcalde municipal Gilberto López Alvarado, quien autorizó el uso del salón para otras actividades, esta acción inconsulta con las autoridades comunitarias provocó el malestar en la población, debido a la importancia del tema, exigieron se habilitara otro salón u oficina para que la reunión se realizará.

Para las comunidades la PNC y el ejército durante el Estado de Sitio en 2012 con el gobierno de Otto Pérez Molina provocó mucho descontento, por el desmedido nivel de represión que llegó a las comunidades, luego el ministerio de Gobernación permitió que los agentes asignados a la seguridad ciudadana del municipio hicieran labores de seguridad privada para la empresa hidroeléctrica Hidro Santa Cruz, lo que llevó a que la gente exigiera su retiro inmediato.

Lamentablemente, apareció este grupo de personas del casco urbano que se opone a la defensa del territorio de las comunidades, ellos tenían información de la reunión, llegaron al parque y las autoridades comunitarias fueron agredidas verbal y físicamente, varios fueron amenazados.

No es la primera vez que estas personas mestizas de Barillas buscan provocar un problema mayor en el municipio, en 2012 realizaron varias detenciones arbitrarias, han dirigido amenazas a los defensores del territorio, este grupo de autonombró “Vecinos organizados contra la delincuencia” y actúan usando capuchas durante las rondas nocturnas, sin la autorización municipal ni de las autoridades de seguridad estatales.  Uno de los organizadores de este grupo de patrulleros o paramilitares, es un trabajador del ministerio de Educación, el maestro Luis López, quien además es COCODE de la zona 4 del casco urbano, denunció una de las autoridades comunitarias afectadas.

¿Por qué la violencia por un grupo de ladinos del pueblo?

Mayoritariamente las comunidades indígenas son del pueblo q’anjob’al, pero también son mestizas, juntas desde el año 2010 se organizaron para proteger los ríos y los bienes naturales, con la presencia de la empresa Hidro Santa Cruz realizaron fuertes movilizaciones contra esta.

Varios empresarios y finqueros locales de Barillas,  integrantes de algunas de las familias mestizas con poder económico, hicieron negocios con la empresa española Ecoener Hidralia Energía, dueña de la empresa Hidro Santa Cruz.[1]

El primero de mayo de 2012,  cuando des de los personeros de la seguridad de la empresa asesinaron al comunitario Andrés Francisco Miguel, un día después, ese mismo grupo de personas actuaron como un grupo paramilitar y detuvieron de forma arbitraria a las primeras 12 autoridades comunitarias que se oponían a la hidroeléctrica. Barillas: Saúl y Rogelio, defensores del agua y presos políticos quedan en libertad

Son ellos, quienes han insistido en la permanencia del destacamento militar, varios fueron comisionados militares o soldados, y ahora nuevamente insisten en patrullar por las noches el casco urbano bajo el pretexto de la inseguridad, por la falta de los agentes policiales en el lugar.

Este grupo que se presentó al Parque Central por la mañana, ingresaron violentamente a la municipalidad con el argumentaron que iban en apoyo y respaldo de los agentes de la PNC, expresando estar en contra de las autoridades comunidades y de la sociedad civil. “Llegaron de manera prepotente, es gente que hace uso de armas, lanzando insultos y amenazas, golpearon a varios representantes de las comunidades. También insultaron al alcalde municipal” afirmó un comunitario.

Un integrante del grupo de patrulleros, se atrevió a lanzar varias amenazas, una fue la de citar en frente de la municipalidad a las autoridades comunitarias el día 5 de mayo en apoyo de la PNC, para que se quede permanente, y con gritos dijo: “El 5 de mayo vengamos mucha con los huevos bien puestos y a cualquiera que se oponga le volamos verguiar”.

Un diputado fuertemente cuestionado

Desde el Congreso, el diputado Mike Ottoniel Mérida electo por el Partido Movimiento Reformador (MR) por el municipio de Barillas insiste en que la policía debe de regresar a Barillas, también públicamente a externado su respaldo a la formación de grupos de patrulleros en el centro del municipio, él es familiar de varios de los que forman este grupo de patrulleros que agredió a las autoridades comunitarias en la municipalidad. La diputada Lucrecia Samayoa del municipio de Barillas, también se sumó a las acciones de Mérida para que la PNC regrese, ella asumió como diputada en el año 2016 en lugar del diputado Julio López Villatoro de la UNE, hermano de Roberto López Villatoro conocido como “El Rey del Tenis”, ambos estan siendo investigados por el MP y la CICIG por  varios casos de corrupción actualmente.

Mérida cuestionó al director de la PNC y al Ministerio de Gobernación por la ausencia de agentes de la PNC en el municipio, esto ocurrió en una reunión un mes atrás, el diputado es uno de los empresarios que mostraron su respaldo a la hidroeléctrica en Barillas. Diputados piden presencia policial en Barillas, Huehuetenango

Actualmente el diputado perdió la inmunidad por un caso de corrupción en la SAT. Diputado pagó deuda a la SAT pero no pudo evitar que le quitaran la inmunidad

En 2013 fue responsabilizado públicamente junto a varios de sus familiares por la detención arbitraria de los líderes comunitarios el 2 de mayo de 2012, dos días antes del Estado de Sitio, las detenciones arbitrarias no han sido investigadas por el Ministerio Público hasta la fecha.[2]

 

[1] Testimonios de las víctimas de la persecución penal y prisión política de Barillas Huehuetenango. Año 2012.

[2] Testimonio de las personas que fueron objeto de detención arbitraria en 2012. Barillas Huehuetenango.

Autoría y edición

COMPARTE