Una protesta consumida en las llamas: exigencia de justicia para las niñas del Hogar Seguro

COMPARTE

Créditos: Nosduelen56 ajws
Fotografía Nelton Rivera.

Por: Tamar Karpuj. / American Jewish World Service AJWS.

Hace un año, en un hogar grupal administrado por el estado para jóvenes maltratados y abandonados en la ciudad de Guatemala, llamado Hogar Seguro, 56 niñas fueron encerradas en una habitación individual que se incendió. Mientras los gritos de las chicas reverberaban en el vecindario, las autoridades prohibieron que los vecinos y los bomberos ingresaran al edificio, dejando a las jóvenes que se quemaran. Cuarenta y uno de ellas fallecieron en las llamas.

En las semanas y días previos al incendio, las niñas de entre 14 y 17 años, se organizaron para exponer los abusos sexuales, físicos y psicológicos que estaban sufriendo en el hogar grupal a manos de sus supuestos cuidadores, atrayendo a la prensa nacional. En la mañana del 8 de marzo del 2017, Día Internacional de la Mujer, cuando las chicas se preparaban para continuar su protesta, los guardias las encerraron dentro de un cuarto en el hogar. Algunas horas más tarde, el incendio comenzó.

La comunidad de derechos humanos en Guatemala reconoce que esta tragedia es un femicidio brutal, la cumbre de años de abuso, negligencia y corrupción. Sin embargo, el gobierno—al quien pertenece el hogar—afirma que el incidente fue un accidente desafortunado y que el comportamiento de las chicas antes del incendio fue criminal. Se han negado a iniciar una investigación oficial para revelar la verdad.

“El Presidente nos señaló y nos dijo que éramos criminales. ¡Nosotras no somos criminales!, soy la voz que dice: las niñas no se tocan, no se queman, no se matan y no se violan,” expresó Cinthia Morales, una de las sobrevivientes del incendio.

Un año después, no se ha hecho justicia. No ha habido juicios ni condenas. Esto es común en Guatemala, un país donde la corrupción es desenfrenada en todos los niveles del gobierno y la impunidad para los funcionarios poderosos es difícil de combatir.

Sin embargo, el socio de AJWS, Prensa Comunitaria, un grupo de periodistas que busca crear una prensa más libre al cubrir las historias que los medios oficiales deliberadamente censuran, está determinado a exponer esta grave injusticia. Han cubierto esta historia desde su comienzo desgarrador, y están liderando el movimiento para llevar justicia a las víctimas y sus familias.

Hoy, en el Día Internacional de la Mujer—tanto el aniversario del incendio en Hogar Seguro como un día de empoderamiento de las mujeres en todo el mundo—únase a AJWS y Prensa Comunitaria para exigir justicia para las niñas cuyo coraje no será olvidado.

Comparta sobre este tema en las redes sociales con los hashtags # NosDuelen56 # 8M #NosotrasParamos

Autoría y edición

COMPARTE