Día 5: Caso Molina Theissen, declara testigo protegido

COMPARTE

Créditos: molina1
Tiempo de lectura: 2 minutos

Texto y fotografías: Simón Antonio

Los interrogatorios al perito militar de origen peruano Rodolfo Robles Espinosa, en el juicio por la detención clandestina y violación contra Emma Guadalupe Molina Theissen y la desaparición forzada del adolescente de 14 años Marco Antonio Molina Theissen, siguieron este miércoles 14 de marzo en el quinto día del juicio oral y público contra cinco exmilitares de altos mandos militares en 1981.

Los exmilitares acusados frente a su espejo

El exmilitar peruano indicó que el modelo del ejército en Latinoamérica viene del modelo francés y después de la segunda guerra mundial, el gobierno de Estados Unidos implementó la doctrina de la seguridad nacional desde la Escuela de las Américas con sede en Panamá de 1946 a 1984. Al implementarse esta doctrina en Guatemala, el perito indicó “la doctrina de seguridad nacional de Guatemala fue penetrante desde el gobierno que lo volvió insurgente”, convirtiéndola en una política pública en este país,  dijo Robles.

El perito confirmó que la detención clandestina y  violación contra Emma Molina Theissen y la desaparición forzada de Marco Antonio Molina Theissen fue una operación de inteligencia, dado que el escape que logró Emma Molina el 5 de octubre 1981, demuestra una deficiencia y actos ilegales. En los años que se cometieron los hechos que se les imputan a los exmilitares estaba en marcha la política de seguridad Plan Aurora, implementada por el ejército desde 1978, dicho plan fue incorporado este día a las pruebas documentadas por el Ministerio Público (MP).

El acercamiento del perito con el conflicto armado guatemalteco comenzó en el año 2000 cuando viajó por primera vez al paí, para trabajar con la Fundación Myrna Mack junto a otras organizaciones de la sociedad civil, asesorando el diseño y transición de la política de seguridad nacional a la política de seguridad democrática.

Los jóvenes de JPG y la detención Emma Molina Theissen

“Como que se le va el alma al otro lado” dijo el testigo protegido identificado “G” al declarar en videoconferencia al Tribunal sobre los hechos durante los días que fue detenida de manera clandestina Emma Molina Theissen del 27 de septiembre al 5 de octubre en 1981.

El 28 de septiembre se conmemoraría el aniversario del Partido Guatemalteco del Trabajo (PGT), por eso Emma Molina Theissen viajó a la ciudad de Guatemala para asistir a la actividad.  Tanto el testigo G y Emma Molina eran parte la Juventud Patriótica del Trabajo (JPT) del Comité Regional del Occidente del PGT.

En cuanto pasaban las horas al no saberse noticias de Emma Molina, sus compañeros averiguaron de ella con el Comité Regional del Occidente. En la búsqueda que emprendieron sus compañeros, la identificaron en un automóvil blanco de las fuerzas de seguridad conocidos como Los Broncos con un velo en la cabeza.

Días después se supo que Emma Molina Theissen había logado escapar, en ese año el testigo no sabía el nombre original de su compañera y desde esa fecha “no he sabido de ella”.

 

 

Autoría y edición

Descendencia kaqchikel y afrodescendiente. Infancia en la cuna de una organización revolucionaria. Crecida dentro de la revolución cubana.

COMPARTE