Una presa política más para el Estado de Guatemala

COMPARTE

Créditos: Maria-ii
Fotografía comunitaria

Por: Lucía Ixchíu

El 17 de enero del 2018 fue detenida una amiga muy querida para mí, María Choc una joven indígena q´eqchi´, residente de El Estor, Izabal, ella y yo hemos caminado y trabajado algunas cosas juntas, la conozco como una mujer noble, valiente y muy digna.  Es acusada de los delitos de amenazas y detenciones ilegales.

La estrategia estatal de desmovilizar y desarticular la organización comunitaria mediante la acción penal de criminalizar y encarcelar líderes y lideresas  indígenas organizadas, es una estrategia que se  ha ido perfeccionando con el pasar de los años por parte de los aparatos estatales represivos.

Tengo 5 años de acompañar, escribir, investigar y denunciar la prisión política, fenómeno muy doloroso para las comunidades y organizaciones, familiares y personas individuales que defienden la madre naturaleza, el territorio y la vida misma, que por razones obvias son quienes terminan involucradas en este tipo de hechos.

El primer preso político después de la firma de los Acuerdos de Paz fue Ramiro Choc, líder indígena q´eqchi´ que apoyaba y formaba parte de organizaciones de base que protegía el territorio de Chocón Machacas, Izabal. Estuvo preso 5 años y medio, criminalizado y tuvo varios intentos de asesinato.

Después, a lo largo de la historia reciente, ha habido infinidad de personas y organizaciones criminalizadas de la más burda e indignante manera, CODECA, una organización campesina que busca la nacionalización de la energía eléctrica, es de las más criminalizadas a nivel nacional.

En Guatemala no dejan de ocurrir este tipo de estrategias estatales, donde operadores de justicia y el MP (Ministerio Público) se prestan a este tipo de acciones, son testigos falsos y con delitos y hechos inventados.

María Choc es hermana de Ramiro, miembros de una familia de gente muy valiente y digna que no dejan de ser duramente golpeados y criminalizados de diferentes maneras, hoy uso este espacio para la denuncia, para que otras voces y personas puedan multiplicar mi súplica por la libertad de María a lo largo y ancho de mundo.

¡¡Repudio la detención de María y pido su libertad inmediata!!

 

 

Autoría y edición

COMPARTE