Trabajadores exigen derechos laborales a empresa palmera Chiquibul

COMPARTE

Créditos: Chiquibul
Fotografía comunitaria

Por: Simón Antonio

Desde el domingo 17 hasta el 25 de enero, aproximadamente 150 trabajadores ocuparon pacíficamente las instalaciones de la extractora de aceite de la empresa palmera Chiquibul, S. A., ubicada en el caserío Tierra Negra 1 del municipio de Chisec, Alta Verapaz,  para exigir mejores condiciones laborales, ya que durante el 2017 solo recibieron una remuneración de Q 70 por día de trabajo, cuando el salario mínimo definido para ese año era de Q 86.90., además no tuvieron acceso a las prestaciones de ley.

Las violaciones laborales

Las denuncias de los trabajadores comenzaron el 10 de agosto de 2017, cuando 100  trabajadores presentaron denuncias ante la Inspección General de Trabajo (IGT)  del Ministerio de Trabajo (Mintrab) de Cobán, Alta Verapaz,  revelando las violaciones de los derechos laborales. Tuvieron  acompañamiento del Consejo Nacional de Desplazados de Guatemala (Condeg).

El 16 de agosto de 2017 Condeg elevó la denuncia de los trabajadores ante el viceministro de Administración de Trabajo y el 30 de ese mismo mes,  la delegada de Alta Verapaz de la IGT, Zady Metzaida Soberanis Ramos, llamó a Condeg pidiendo que convocara a los trabajadores para ratificar la denuncia, el 13 de septiembre del mismo año.

Varios de los trabajadores denunciaron que desde 2013 no tienen acceso al bono incentivo mensual que en el 2017 se estableció en Q 250, tampoco aguinaldo bono 14, sin gozar el séptimo día, más las tareas exageradas, maltratos físicos, psicológicos y castigos por parte del personal técnico de la empresa contra los trabadores.

El diálogo que buscan los trabajadores

El jueves 25 de enero en la Inspección General de Trabajo (IGT) del Ministerio de Trabajo, en una mesa de diálogo donde participaron Carlos Roberto Sandoval Aldana, Inspector General de Trabajo; César Roberto Gatica Lemus, Subinspector General; Ricardo Daniel Grajea Izaguirre delegado departamental de El Progreso; Enrique Farmán Reyes, Gerente de Agrícola Industrial y Héctor René Gálvez,  asesores de la empresa, representantes de los trabajadores y representantes de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), mientras los representantes de la Comisión Nacional de Diálogo y la Comisión Presidencial Coordinadora de la Política del Ejecutivo en materia de Derechos Humanos (COPREDH) no se presentaron a la audiencia a pesar de estar convocados.

En la audiencia se acordó que 85 de los trabajadores que viven en la aldea Esperancita del municipio de Chisec, serán contratados por medio de un contratista e iniciaran sus labores a  partir del lunes 29 de enero. La empresa puso como condición que cesaran la toma de las instalaciones manera inmediata.

Según indicó Lorenzo Pérez, de Condeg, están dando acompañamiento a la lucha de los trabajadores “En la inspección, de entrada, la empresa no quería reconocer que ellos son trabajadores de la empresa porque aunque fueron  contratados por contratistas,  posteriormente los representantes de la empresa aceptaron”.

En la reunión se acordó que la mesa de diálogo tendrá seguimiento el 8 de febrero en Cobán, cabecera departamental de Alta Verapaz.

 

Autoría y edición

Descendencia kaqchikel y afrodescendiente. Infancia en la cuna de una organización revolucionaria. Crecida dentro de la revolución cubana.

COMPARTE