Queda en libertad Jovel Tobar Rodríguez

COMPARTE

Créditos: jovel222

Por: Quimy De León

Después de seis meses de prisión política, queda en libertad Jovel Tobar Rodríguez de la comunidad La Mestiza, el fue detenido de forma arbitraria el 28 de marzo de 2017 por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC). Jovel es representante de las comunidades afectadas en la Laguna del Tigre en Petén.

Su detención fue cuando se realizaba el II Congreso Ambiental de la Biósfera Maya, que reunió a los funcionarios del sistema de justicia en Guatemala.

Jovel y otros comunitarios llegaron para denunciar como el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap) de manera sistemática busca despojarlos de la tierra, los criminaliza y ahora los persiguen penalmente. Estuvo preso en la cárcel de San Benito, Petén, y este día fue declarada su libertad a través de que sus abogados lograran medidas sustitutivas.

Otras autoridades comunitarias se movilizaron para auxiliar a Jovel Tobar. La Policía Nacional Civil (PNC) no tenía ninguna orden de aprehensión al momento de detenerlo. Las autoridades policiales indicaron luego que a Jovel Tobar le aparecía una orden de captura con fecha de 21 de marzo de 2017, emitida por el Juzgado B Pluripersonal de Primera Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos Contra el Ambiente de San Benito, Petén, firmada por Karla Damaris Hernández García.

Desde que las detenciones ilegales en contra de las autoridades comunitarias se volvieron moda en Guatemala, a los mandos gubernamentales se les hace fácil dictar persecución y represión. La criminalización sigue en el país, lo comunitarios son tratados como invasores, depredadores por autoridades del Conap y otras entidades. Jovel Tobar es criminalizado por defender los derechos de la comunidad.

Se le acusó de “Usurpación en áreas protegidas”, cuando él y más de 60 mil pobladores habitan el territorio de la Laguna del Tigre desde la década del sesenta.

¿Por qué la detención arbitraria contra un líder de la Laguna del Tigre?

Las comunidades de la Laguna del Tigre y de la Sierra Lacandona constantemente han denunciado que hay intereses por realizar un nuevo desplazamiento forzado en contra de la población de estos territorios. Hay entidades privadas y personas que quieren apropiarse de la tierra utilizando la ley de áreas protegidas. El Estado simplemente desprotegió a la población, se niega a establecer una mesa de diálogo y a resolver la problemática.

Jovel Torres llegó el 28 de marzo al Hotel Espléndido junto con varios habitantes de las comunidades aledañas a Laguna del Tigre, y denunció los abusos cometidos por representantes de varias instituciones estatales como la Conap, la PNC, el Ejército y ONGs extranjeras. Estas denuncias las hicieron a través de una conferencia de prensa, en la que evidenciaron las diferentes problemáticas que viven en sus comunidades. En dicha conferencia se habló sobre la criminalización que el Estado les está causando, por afirmar que las comunidades no son invasoras, como lo atestiguaron diferentes autoridades el 27 de marzo en el II Congreso Ambiental de la Biósfera Maya organizado por el Organismo Judicial con el apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID.

A esta actividad asistieron magistradas y magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Corte de Constitucionalidad (CC), el Ministerio Público (MP), la fiscal general Thelma Aldana, María Eugenia Morales Aceña, Josué Felipe Baquiax Baquiax expresidente del Organismo Judicial, Carlos Gálvez, la directora del Instituto de la Defensa Pública Penal (IDPP) Nydia Arévalo Corzantes, Ken Maclean de la USAID, Dr. Jorge Nery Cabrera Cabrera director del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), Dr. Carlos Alvarado Cerezo Rector de la San Carlos, Elizabeth Mercedes García Escobar,  entre otros.

De manera contradictoria mientras estaba la fiscal general Thelma Aldana inaugurando un encuentro sobre justicia, en el mismo lugar, el sistema de justicia realizó una nueva detención arbitraria.

“Apareció uno de los representantes de la gobernación departamental de Petén, observó quiénes estábamos en el hotel y de inmediato comenzaron a hacer llamadas telefónicas. Luego vimos cómo la policía anda alborotada, llegaron al hotel y andaban en las calles corriendo de un lado para otro. Así fue como detuvieron a Jovel. Lo extraño es que andaban viendo a más personas, y a él sin orden de aprehensión lo detuvieron”, afirmó una testigo.

 

 

Autoría y edición

Antes que todo de pueblo, hija de inmigrantes, trabajadora de la salud, historiadora e investigadora desde temas de derechos humanos y empresas, medio ambiente, género y justicia transicional. Amo la polémica, la fotografía, la ilustración, la cocina y viajar. Fundadora de Prensa Comunitaria y Ruda.

COMPARTE