Un temblor llegó para vos

COMPARTE

Créditos: un temblor

Texto por: Sal Troccoli

Fotografía: Tik Laz

“Para vos pueblo, deja el sufrir por un instante y déjame adornarte sí, con un telegrama en letras que vos merecés, te lo envía la señora dueña absoluta de la vida.

En el celeste de la madrugada
un temblor rompió la virtud de lo oscuro;
Rompió cada momento de vientos frescos
copulando con tus ronquidos de miedo.
Miedos nacidos por las injusticias por vos creadas,
Al odiar el suspiro de la sangre de tu hermano.
Esta vez tus falsas plegarias y nuevas oraciones
danzan podridas como la caída de hojas
allí donde el silencio levanta su existencia.

Un rayo en temblores de la madre tierra,
fue el primer aviso que esta mañana llegó tronando
al lado de tu dormida alcoba,
llegó como sacudiendo tu desamor a la patria
al permitir que tus diputados y presidente,
le subasten su cuerpo por pedazos.

Amo el azul de las altitudes celestiales,
esas donde viven las sonrisas de los dioses
al ver tu cobardía de traidor y vende patrias,
esa sonrisa yo la comparto con ellos
porque cuando hoy, al momento veo,
que las nalgas te aplauden del miedo
y más vale que lo estés porque este verde que amo
y que es la madre naturaleza encabronada,
de verlos que no respetan lo sagrado en barro y arcilla.

Brindo patria con vos mi alegría
y lo hago
solo con una estrella en mi copa de trigo.”

Autoría y edición

Descendencia kaqchikel y afrodescendiente. Infancia en la cuna de una organización revolucionaria. Crecida dentro de la revolución cubana.

COMPARTE