Créditos: Libertad para Abelino Chub Caal
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por: Lucia Ixchíu

El 25 de junio de 2017, en la comunidad “29 de diciembre” del municipio de Zaragoza, Chimaltenango, se realizó un homenaje para el preso político Abelino Chub Caal, quien el día de hoy cumple 142 días de detención arbitraria, criminalizado por el Estado guatemalteco a través del sistema de justicia.

En medio de un homenaje,  jóvenes y adultos de la comunidad dialogaron sobre la prisión política, estudiaron y analizaron el caso de Abelino y se sumaron a la petición de libertad para las y los presos políticos en el país. Se proyectaron fotos, videos y se profundizó sobre las causas de la criminalización  y quienes son los verdaderos responsables en el caso de Abelino  ya que vemos  la actitud arbitraria que ha demostrado el juez que conoce este caso.

El grupo de jóvenes de la comunidad tiene una escuela de economía política que comparte con jóvenes de todo el país, donde  se abordó tema de la prisión política. Dentro del diálogo se generó un ambiente íntimo, sensibilizando a  las y los jóvenes, quienes se comprometieron a seguir hablando del tema y denunciar la detención de Abelino.

Libertad para Abelino Chub Caal

Acciones de solidaridad como esta, llenan de esperanza y fortalecen la campaña de “Libertad para Abelino y la defensa de la vida”, que salió el pasado mes de mayo, dentro de la cual ha habido expresiones de solidaridad a lo largo y ancho de país, así como solidaridad internacional.

El intercambio que los jóvenes de distintos lugares del país, están teniendo en la escuela de formación, esta aportándoles, a ir generando criterio y postura ante la realidad que vivimos como pueblos y comunidades indígenas,  es sin duda importantísimo para la búsqueda de la erradicación de este tipo de prácticas estales, para desmovilizar la protesta social y la defensa de los derechos humanos.

El homenaje a  Abelino Chub Caal preso político  q`eqchi es un noble gesto, que sin duda agradecerá y fortalece la campaña que se desborda de amor desde las comunidades, que están conscientes de la persecución y acoso que sufren a diario.

 

 

Autoría y edición

COMPARTE