Santa Eulalia y sus dulces atardeceres

COMPARTE

Créditos: Santa David1

Fotografías: David Diego

Poema de Gabriela Mistral

“Siento mi corazón en la dulzura
fundirse como ceras:
son un óleo tardo
y no un vino mis venas,
y siento que mi vida se va huyendo
callada y dulce como la gacela”.

Autoría y edición

Descendencia kaqchikel y afrodescendiente. Infancia en la cuna de una organización revolucionaria. Crecida dentro de la revolución cubana.

COMPARTE