Créditos: Chilapa

Por: Mario Marlo.

Fotografía: Pedro Pardo/AFP/Getty Images

Chilapa, Guerrero, 12 de mayo 2017.- El pasado martes 9 de mayo se cumplieron dos años de la desaparición forzada de  por lo menos 30 personas que fueron privadas de su libertad de manera ilegal por un grupo de hombres armados que incursionaron a Chilapa el 9 de mayo del 2015.

Por medio de un comunicado el Centro Regional de Defensa de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón, declaró que las víctimas y sus familiares se  han enfrentado a la impunidad y la aquiescencia de las autoridades desde el primer momento de la desaparición de sus seres queridos hasta el día de hoy.

Luego de agotar todos los recursos para que las autoridades dieran con el paradero de los desaparecidos, los familiares  formaron el Colectivo de familiares de desaparecidos de Chilapa “Siempre Vivos”, encabezado por el profesor José Días Navarro y acompañado jurídicamente por el Centro Morelos que actualmente asesora a más de 37 familias que buscan a sus familiares.

Otro de los esfuerzos realizados  por el colectivo y la organización fue la del  pasado 13 de febrero del 2017,  cuando el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) se reunió en Chilapa con familiares de desaparecidos que integran el colectivo “Siempre Vivos”, como una de las primeras actividades para realizar el trabajo forense para la identificación de cuerpos hallados en fosas clandestinas en los municipios de Chilapa y Zitlala tomaron  muestras de los familiares de desaparecidos con el objetivo de confrontar los resultados que ayuden a dar con su paradero.

El colectivo “Siempre Vivos”, integrado en su mayoría por personas indígenas que viven en condiciones vulnerables acompañado del Centro Morelos, denunciaron que  en 24 meses de la desaparición de sus familiares, las autoridades han burocratizado el caso lo que no ha permitido que se resuelva. También externaron su preocupación de que a pesar de los fuertes operativos por parte de la Policía Federal y el Ejército, no se haya podido detener y procesar a los responsables y tampoco han podido localizar a ninguna de las personas desaparecidas.

Exigieron que la recién creada Fiscalía Especializada en Materia de Desaparición Forzada y Búsqueda de Personas Desaparecidas, realmente funcione dotándola de Autonomía y capacitación. Que el Congreso del Estado reglamente La Ley General de Víctimas 694 de víctimas del estado libre y soberano de Guerrero, apruebe la iniciativa sobre la Declaración de Ausencia de personas desaparecidas, para que las familias puedan acceder a la protección de los bienes de los desaparecidos.

Que la Secretaria de Asuntos Indígenas del Estado de Guerrero, y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, se comprometan a acompañar y apoyar a las familias de víctimas de desaparición que pertenezcan a población indígena, ya que hasta estas fechas no han tenido la sensibilidad para acercarse y apoyarlas de acuerdo a sus facultades tal y como lo establece la Ley General de Víctimas.

Y que se establezca una base de datos de ADN en el Estado de Guerrero, que posibilite obtener los resultados de las confrontas en el menor tiempo posible y así mismo poder identificar los más de 400 cuerpos que hay en los SEMEFOS de Guerrero en calidad de desconocidos.

Fuente: Somos el Medio.

Autoría y edición

Descendencia kaqchikel y afrodescendiente. Infancia en la cuna de una organización revolucionaria. Crecida dentro de la revolución cubana.

COMPARTE