Créditos: photo4969977920202319803

Por: Andrea Ixchíu Hernández

El 19 de mayo ha dado inicio la “Campaña de Reforestación 2017” organizada por la Junta Directiva de Bienes y Recursos Naturales de los 48 Cantones de Totonicapán. Esta campaña cuenta con el apoyo de las instituciones CONAP y ECOLOGIC.

Desde hace décadas las autoridades comunales de Totonicapán promueven el trabajo colectivo en la protección y cuidado del bosque comunal. Ante la crisis global ocasionada por los efectos del calentamiento global y la contaminación ambiental las autoridades buscan proteger sus fuentes de agua.

La cabecera municipal de Totonicapán ha enfrentado una severa crisis de abastecimiento de agua, ocasionada por los dramáticos efectos del cambio climático que se ven amplificados por la mala administración y mantenimiento tanto de las cajas distribución del agua y las tuberías, como por la corrupción de las pasadas corporaciones municipales que han otorgado conexiones de agua a negocios y hogares de forma arbitraria. Esto fue denunciado en la pasada asamblea municipal en donde la actual corporación municipal presentó la iniciativa de elaboración de un “Plan Maestro de Aguas” para el municipio.

Gracias al importante trabajo y cuidado de los encargados del Vivero Comunal de 48 Cantones hay alrededor de 125,000 arbolitos disponibles para ser plantados en este año. Cerca de la mitad de la producción forestal corresponde a la especie Aliso, que según expertos forestales es una especie idónea para la producción de agua. Además hay producción de otras especies como: Pino Blanco, Pino Colorado, Pinabete y Ciprés, beneficiosas para la fijación de suelo y con esto evitar deslaves en época lluviosa.

Este año las áreas priorizadas por las autoridades comunitarias para reforestar serán: 1. El bosque comunal de 48 cantones, 2. Bosques comunales y de parcialidades de Totonicapán, 3. Cuencas potenciales de agua del municipio, 4. Bosques dañados por los incendios forestales en el departamento de Totonicapán.

Se espera la participación en esta campaña de más de 75 organizaciones entre comités de agua, escuelas públicas y privadas, corporaciones comunales del municipio de Totonicapán y otras organizaciones de los municipios de Santa Maria Chiquimula y Momostenango.

Los árboles producidos en el vivero comunal no se venden, pero para poder distribuirlos las autoridades comunitarias piden apoyo para el mantenimiento de los invernaderos y para garantizar la producción del año siguiente haciendo entrega de materiales e insumos como semillas, materiales para producción de abono orgánico, equipo para invernadero, etc.
La campaña ha dado inicio el 19 de mayo y finalizará el 20 de septiembre del 2017.

Con fotografías e información: Junta Directiva de Bienes y Recursos Naturales de Totonicapán y Germán Garćía Morales.

Autoría y edición

Es Maya K'iche de Totonicapán, activista, gestora cultural y periodista.

COMPARTE