Créditos: Fotografía Basilio Sebastian.

 

 

Por: Lorenzo Francisco, fotografías Basilio Sebastián.

En la mañana de hoy lunes 10 de abril de 2017, cinco días después de que surgiera el problema del conflicto de limítrofe entre pobladores de varias comunidades de San Mateo Ixtatán y  habitantes de la aldea Cerro Maltín del municipio de Santa Eulalia, en Huehuetenango,  llegó  Julio Calderón, recientemente nombrado gobernador departamental de Huehuetenango en compañía de representantes de otras instituciones del Estado para tratar asuntos del conflicto de los linderos entre ambos municipios.

Jorge Luis Alva López de la Secretaria de Asuntos Agrarios SAA, Pedro Díaz de la Comisión  Presidencial de Diálogo, Cristóbal Diego, presidente del COCODE de la aldea Cerro Maltín, Francisco Cristóbal, presidente de la microrregión 2, Martina Juan Francisco, vecina afectada y el padre Andrés García, párroco de la iglesia Católica del municipio fueron las personas que hicieron uso de la palabra. También se contó con el acompañamiento del personal de la Comisión Presidencial de Derechos Humanos –COPREDEH-.

El alcalde municipal de Santa Eulalia, Diego Pedro Domingo, en su intervención solicitó al gobernador, la fecha concreta para la solución de este problema, ya que las familias afectadas están bajo riesgo hasta el momento, su reguardo y seguridad son necesarios, debido a que temen represalias por un grupo de  vecinos dos aldeas limítrofes de San Mateo Ixtatán.

Cristóbal Diego, presidente de COCODE de la comunidad Cerro Maltín expresó que él como autoridad está totalmente preocupado y que necesita que este conflicto sea resuelto de manera inmediata por parte de las autoridades competentes. Martina Juan Francisco, vecina y lideresa de la aldea, manifestó su preocupación y temor que se vive desde hace mucho tiempo en ese lugar, ya que ella es una de las familias afectadas, así mismo presento a todos sus vecinos afectados.

Alrededor de 12 hogares son los afectados y los niños son los que están en vulnerabilidad psicológica por el temor,  manifestaron que las clases en la escuela se suspendieron unos días por la misma seguridad de los alumnos.

El gobernador departamental solamente manifestó que tiene el buen deseo  de mediar y que no quiere saber más de estos problemas, pero que para lograr una buena solución, es necesario que ambas partes tengan la buena voluntad de hacerlo. No es posible fijar una fecha argumento Julio Calderón, ya que en la actualidad, la municipalidad de San Mateo está suspendida temporalmente y es posible que se reabra este mes y este caso tiene que resolverse entre los dos alcaldes y la gobernación.

“Todos valemos igual y tenemos los mismos derechos, yo voy a estar al frente cuantas veces sea necesario para solucionar este problema, no me voy a negar a ustedes nunca mientras que Dios y el presidente me permiten estar en este cargo”. “Solo quiero recomendarles que cuando haya provocaciones no contesten”, manifestó el funcionario.

Además ofreció mantener la seguridad a los vecinos afectados hasta que se resuelva este problema lo más pronto posible y que no debe quedarse al tiempo y prometió coordinar con el ministro de Gobernación y el comisario de la PNC departamental para que los agentes sigan garantizando la seguridad de la población.

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE