Las mujeres y la Resistencia pacífica de “La Puya”

COMPARTE

Créditos: 17140850_1342154752507368_1949618395_n

17140850_1342154752507368_1949618395_n

Por Nelton Rivera. –Prensa Comunitaria.

Semana de las Mujeres en resistencia:

Durante la semana de conmemoración del día Internacional de la mujer 8 de marzo queremos recordar las luchas de las mujeres en el país, luchas que hemos acompañado desde hace varios años ya y consideramos importante recordar: a las mujeres de la resistencia pacífica “La Puya”, quienes han defendido los ríos de su comunidad por la contaminación de los mismos por la implementación del  proyecto minero “El Tambor” Progreso VII derivada, que ha estado operando durante varios años de manera ilegal. Las mujeres de “la Puya” han sido agredidas, difamadas, intimidades y golpeadas físicamente por parte de la policía y guardias de seguridad privada de la empresa, pero a pesar de estos sucesos ellas nunca han renunciado a defender la tierra y están instaladas ya durante cinco años a las afueras de la entrada de la mina y no van a rendirse.

Serie de reportajes dedicados a las mujeres en resistencia.

Miles de mujeres mestizas y Maya Kaqchikel de las comunidades de San José del Golfo y San Pedro Ayampuc forman parte de la Resistencia Pacifica “La Puya” en el departamento de Guatemala.  Han sido ellas quienes le dieron vida a la oposición pacífica contra el proyecto minero “El Tambor” Progreso VII derivada.

Este proyecto minero actualmente está bajo la propiedad de la empresa norteamericana Kappes Kassiday & Associates -KCA- y de su subsidiaria Exploraciones Mineras de Guatemala S.A. –EXMINGUA- y llega incluso a un tercer municipio, el de Chuarrancho.

La Resistencia Pacífica, que nació en “La Puya” hace 21 meses, se convirtió en símbolo de la resistencia pacífica del Frente Norte del Área Metropolitana FRENAM y de las comunidades de estos municipios. La Puya ha servido de inspiración a otros pueblos: en San Rafael Las Flores se instaló otro plantón pacifico que se conoció con el nombre de “El Escobal” para detener las operaciones de la Mina “El Escobal”; y en Barillas el 7 de abril del 2013 nació en la resistencia pacífica “Nuevo Amanecer” para detener los trabajos de instalación del proyecto hidroeléctrico “Cambalan I”. En el mes de noviembre que las comunidades de Barillas abrieron otro plantón pacifico para evitar el ingreso de la empresa hidroeléctrica San Luis en el municipio de Santa Eulalia, Huehuetenango.

Con este plantón en La Puya, hombres y mujeres de todas las edades lograron de forma organizada detener la pretensión de varias empresas canadienses y recientemente la empresa KCA con capital de los EEUU, quienes infructuosamente han  intentado echar a andar el proyecto minero.

Estos años de lucha de las comunidades también representan un inmenso esfuerzo humano y organizativo, y ha representado consecuencias e impactos en quienes han formado parte de la lucha organizada contra la minería. Recordemos que fueron las mujeres quienes por dos semanas consecutivas contuvieron las agresiones de militares y personeros de la empresa KCA – EXMINGUA quienes en el mes de noviembre del 2012 contrataron grupos de supuestos trabajadores de la mina, quienes actuaron como grupo de choque buscando desalojar de forma violenta a la Resistencia.

Este domingo 1 de diciembre, FUNDESCO presentó los resultados de un estudio sobre los impactos de la actividad minera en la sociedad y comunidades de San José del Golfo y San Pedro Ayampuc, especialmente en uno de las sujetas políticas principales de esta lucha y resistencia pacifica: las mujeres de “La Puya”. Mónica Mendizábal hizo la presentación de los resultados y de las recomendaciones del estudio y finalizó la actividad compartiendo el café hecho en la cocina de la Resistencia.

Un aniversario más

Precisamente el 7 de diciembre se cumple un año del intento de desalojo violento en contra de la resistencia pacífica. Ese día fueron movilizados cientos de agentes de las fuerzas especiales anti disturbios de la PNC y fueron capturados 4 comunitarios, quienes horas más tarde fueron liberados tras la intervención de organizaciones y abogados para su defensa. En ese contexto el presidente Otto Pérez Molina se reunía con personeros de empresas mineras como la Mina San Rafael para respaldar públicamente las operaciones extractivas en el territorio  nacional.

A pesar de las agresiones de la empresa minera KCA – EXMINGUA y del  gobierno de Guatemala, las mujeres de la Resistencia Pacífica continúan siendo la fuerza de la lucha en defensa de la vida y el territorio. En marzo del 2013 la resistencia pacífica conmemoró  el primer aniversario de la lucha organizada de la Resistencia Pacifica en San José del Golfo y San Pedro Ayampuc.

Autoría y edición

COMPARTE