Créditos: Juan Pablo Chumil
Tiempo de lectura: 4 minutos

Texto: Rony Morales

Fotografías: Juan Pablo Chumil

Hubo una manifestación el pasado 22 de marzo de 2017 en la ciudad Capital por los pobladores q´eqchi´ de los municipios San Pedro Carchá y Santa María Cahabón para pedir la liberación del río Cahabón, ya que empresas hidroeléctricas despojan de su territorio y recursos naturales a los pueblos originarios.

cahabon

Estos problemas y malestares hicieron que hombres y mujeres q´eqchi´, miembros de pueblos indígenas de este municipio y dueños legítimos de sus tierras, se reunieran en las plazas de sus municipios y viajaran a la ciudad levantándose en resistencia ante las amenazas de los proyectos hidroeléctricos Renace I, II, III, IV, V, Oxec I y Oxec II, que iniciaron sin consultarles.

Durante la caminata pacífica, los pobladores q´eqchi´ manifestaban: “Nuestros pueblos están conscientes de que la raíz de los problemas está en los intereses históricos del sector económico, en los grupos de poder que históricamente han impuesto modelos económicos”. Es por ello que entre las demandas está que se investiguen y fiscalicen los trabajos de las hidroeléctricas. Comunitarios piden al Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) hacer una evaluación ambiental sobre los proyectos de Renace, ya que inpactan gravemente al río Cahabón, además exigen se realice una consulta comunitaria en el municipio de San Pedro Carchá donde la población del municipio vote a favor o en contra de los proyectos hidroeléctricos.

cahabon2

Una vecina de Carchá indicó que “El caudal del río se mantiene sucio debido a los trabajos de la empresa que está construyendo la hidroeléctrica. El río Cahabón está completamente sucio y las personas de las comunidades no pueden abastecerse del líquido vital, pues temen enfermarse. Ellos no cuentan con un sistema de agua potable ni con pozos, por lo que tienen que utilizar el río como fuente de abastecimiento”.

Los pobladores de Santa María Cahabón, realzaron que se desestime el amparo emitido por el juzgado de Cobán que impidió e impide la realización de la consulta de vecinos con base en el Código Municipal. La consulta es una medida de la restitución de los derechos de las comunidades de Cahabón.

El Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) ha otorgado el permiso para la construcción de estas hidroeléctricas sin medir las consecuencias para las comunidades que se abastecen de las aguas de los ríos Cahabón y Oxec, ya que los comunitarios no cuentan con pozos comunales, y menos con agua potable.

El año pasado estos problemas y malestares hicieron que miles de hombres y mujeres q´eqchi´,  miembros de pueblos indígenas de este municipio y dueños legítimos de sus tierras, se reunieran en la plazas de Cobán, San Pedro Carchá y Cahabón, Alta Verapaz, levantándose en resistencia ante las amenazas de los proyectos hidroeléctricos Renace, Oxec I y Oxec II, que iniciaron sin consultarles.

Tanto la empresa Oxec, S.A. como la empresa Renace comenzaron una campaña de difamación y calumnias en contra de los líderes comunitarios. Mediante mensajes radiales y medios escritos, las empresas han intentado engañar a la población argumentando que los proyectos en Renace, Oxec I y Oxec II ya fueron consultados, presentando encuestas sesgadas como si hubieran realizado una verdadera consulta, suplantando así la expresión de todo el pueblo de Cahabón.

“La entrega de bolsas de alimentos a las personas que participan activamente en las sesiones que organizan los trabajadores de la empresa, así como la entrega de piezas de pollo y la introducción de capacitaciones de elaboración de hortalizas, son proyectos que solo utilizan para que nos callemos y no molestemos cuando ellos pasan a toda velocidad y empolvando nuestras casas”, narraron los vecinos.

El pueblo q´eqchi´, dueño legítimo de sus tierras, se está levantado en resistencia ante las amenazas del capitalismo implementado por capitales transnacionales, y apoyado por las instituciones del Estado con mecanismos de despojo, criminalización, impunidad y división comunitaria.

Desde las siete de la mañana hombres, mujeres y niños iniciaron la caminata. Su objetivo era reiterar las demandas a distintas instituciones del Estado, desde el respeto a la consulta municipal convocada, la revisión de las licencias de empresas nacionales y transnacionales para construir hidroeléctricas, el desvío ilegal del río Cahabón que estas empresas están realizando, entre otras.

En distintos lugares de Alta Verapaz, el pueblo maya q´eqchi´, achí y pocomchí realizó distintas actividades pacíficas para demandar el respeto de sus derechos, el derecho a la consulta libre e informada, el derecho humano al agua, a la protección y al manejo de los ríos y a la liberación del río Cahabón, desviado por las empresas en ese territorio.

Luego de varias horas de un plantón pacífico frente a la sede de la Corte de Constitucionalidad (CC) en el Centro Histórico de la ciudad Capital, la delegación de representantes de las comunidades afectadas por la construcción de una serie de hidroeléctricas por el desvío ilegal del río Cahabón recibieron las respuesta de los magistrados: al mediodía se les confirmó que en una semana tendrán una respuesta a los planteamientos de las comunidades.

Esto dejará el camino libre para que se pueda realizar la consulta de vecinos en Cahabón, Alta Verapaz, especialmente sobre si la población achí, pocomochí y q´eqchi´ quieren o no la instalación de hidroeléctricas en su territorio.

Autoría y edición

Periodista de Alta Verapaz

COMPARTE