Celebrando el Waxaqeb’ B’atz’ en Barillas, Huehuetenango

COMPARTE

Créditos: manuel pedro5

manuel pedro5

Texto y fotografías: Manuel Pedro

21 de marzo de 2017. Con el son del violín, la guitarra y la danza de nuestros abuelos, se celebra una gran fiesta, de las más grandes de nuestro pueblo, de nuestra nación. Antiguamente antes de la llegada de los españoles, todos se reunían para recibir esta fiesta, niños, niñas, jóvenes, señoritas, padres, madres y los abuelos. Lastimosamente nos lo arrebataron, nos la quitaron.

Pero es tiempo de recuperarlo, es tiempo para que practiquemos y lo recuperemos, muchos pueblos ya lo están haciendo, y ¿Por qué los q’anjob’ales de Barillas no? Este es un trabajo que todos debemos hacer, para recuperar nuestras raíces, nuestra cultura, nuestras energías.

Este día es un día muy importante, es el año nuevo en el calendario maya, este día no es cualquiera,  pasa cada 260 días, que es lo que tarda la luna en darle la vuelta a la tierra 13 veces, si nosotros multiplicamos trece vueltas, por 20 días  da 260, si nosotros contamos en el vientre materno, son 260 días, si nosotros dividimos los 260 en nueve meses de 30 día que tiene el calendario gregoriano nos da 9 meses, es el tiempo que permanecemos en el vientre de mamá.

Por lo tanto es muy importante este día, porque esto rige nuestra vida, guía nuestra vida, nos enseña el camino como seres del cosmos. Hay un sistema ahora que nos gobierna, que nos educa, que nos da la espiritualidad, pero que no es de nosotros.

En cambio este sistema, este conocimiento, esta experiencia, nos ayuda a guiar nuestra vida. El otro sistema, el otro pensamiento de vida, nos enseña a ser Carlos, nos enseña a ser Julio, nos enseña a ser María, nos enseña a dar una identidad cuadrada.

Pero el calendario nos enseña ser Lamb’at, nos enseña ser Imox, nos enseña ser iq’, nos enseña ser B’atz’, nos enseña a identificarnos con nuestro Nawal, una identidad infinita. Es importante que  nosotros encontremos nuestro Nawal y entendamos que quiere decir, por qué somos enojados, muy sonrientes, porque nos gusta cantar, bailar, jugar, etc. y por qué nos gusta estar callados, tímidos o  por qué no nos gusta hablar.

Vamos a entender como somos, y eso nos va ayudar a guiar nuestras vidas. Y algo muy importante, vamos a entender también por qué hemos sufrido mucho en la vida, por qué tal vez no vamos en el camino que nos corresponde, sino que vamos en un camino que nos enseñaron pero no es el camino correcto. Tal vez estemos caminando de noche, no es más fácil caminar de noche que caminar de día.

Hoy es un día muy importante para pedir y dejar todo lo que nos amarra y nos arrastra a estar de noche, y esperemos el día para caminar en la luz, caminar una nueva vida, una vida en luz, una vida en claridad, con el año nuevo de mañana.

 

Autoría y edición

Descendencia kaqchikel y afrodescendiente. Infancia en la cuna de una organización revolucionaria. Crecida dentro de la revolución cubana.

COMPARTE