Santa Eulalia: al aire nuevamente en FM y un tamal de navidad

COMPARTE

Créditos: Fotografía de David Diego Marcos.
Fotografía de David Diego Marcos.
Fotografía de David Diego Marcos.

Por: Nelton Rivera. / Fotografía de David Diego Marcos.

La radio comunitaria Snuq’ Jolom Konob’ (La voz de la cabeza del pueblo) en idioma maya Q’anjob’al cumplió 17 años  desde que fue fundada en el municipio de Jolom Konob’ (Cabeza del pueblo) o Santa Eulalia en el departamento de Huehuetenango.

La noche del 24 de diciembre fue especial, el olor a tamal inundo la cabina de la radio, el café que con su vapor calentó el espacio en medio de las bajas temperaturas del municipio, el pan y la compañía del equipo de la radio comunitaria inundaron de voces y sonrisas la noche.

Un año estuvo cerrada y censurada la radio, el cierre fue ilegal y arbitrario, las autoridades ancestrales de Jolom Konob’, juntos con el equipo de la radio agotaron todas las vías legales para reabrirla, para buscar justicia, para reaperturar la radio y romper con la censura, finalmente lo lograron, en 2016 volvió a tomar vida la radio comunitaria.

La respuesta de la población no se hizo esperar, estaban molestos con esta injusticia, la radio comunitaria a diferencia de las otras radios privadas que existen en el municipio, está siempre al servicio de la gente, además de ser un medio digital de comunicación que une a las familias que están en México y los miles que migraron a los Estados Unidos.

Esta noche de diciembre, los periodistas comunitarios se juntaron,  cenaron, la gente les llamo al teléfono de la radio para saludarles, otros lo hicieron por internet a través de las redes sociales, poco a poco va retornando la paz al municipio, la empresa detuvo la construcción de la hidroeléctrica San Luis, pero en San Mateo Ixtatán siguen agrediendo a la población.

La vida comunitaria va retornando a la normalidad, a pesar que en el año 2015 los intereses del alcalde de ese entonces, se mezclaron con los intereses de las empresas hidroeléctricas, varios concejales y trabajadores municipales inmediatamente hicieron bando con los empresarios y se fueron contra la corriente, desoyeron a la población maya Q’anjob’al e irrespetaron la consulta comunitaria del 2009.

En la madrugada del 20 de enero 2015 el señor Diego Marcos Pedro (alcalde municipal) participo de un atentado armado contra varios comunitarios, junto a uno de sus hijos y un grupo de sus seguidores, ordenó el cierre de la radio comunitaria, para evitar, según él, que la población supiera del ataque armado.

El resultado fue terrible, un menor de edad falleció varios días después al ser alcanza por los disparos, si el Ministerio Publico hubiera realizado la investigación la familia del joven sabría si fue el arma del alcalde, el arma del hijo, y otra de las armas que portaban esa noche.

Para el pueblo Q’anjob’al la justicia tienen una deuda enorme con ellos, el Centro de Administración de Justicia CAJ sigue sin funcionar, el MP aún no da luces de ser objetivo, menos de iniciar los procesos de investigación por los delitos cometidos en contra de las comunidades y sus autoridades en los últimos años.

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE