San Mateo Ixtatán: en peligro la tierra comunal y los ríos del pueblo Chuj

COMPARTE

Créditos: photo_2016-12-15_09-01-42
Fotografía de Francisco Simón
Fotografía de Francisco Simón

Por: Francisco Simón y Nelton Rivera.

San Mateo Ixtatán es uno de los municipios del territorio norte de Huehuetenango, colinda con la frontera de México en el norte de Guatemala, su población mayoritariamente es maya Chuj, en el año de 2009 las autoridades comunitarias, COCODES y Municipalidad realizaron la Consulta Comunitaria, la mayoría de la población participó, reflexionó y decidió. Un 99% de la población rechazo los proyectos extractivos en su territorio.

La instalación de hidroeléctricas de manera inconsulta a la población en este municipio generó una fuerte problemática social entre comunidades y empresas, las hidroeléctricas a pesar del descontento social y las múltiples solicitudes ante el Estado de Guatemala para que cesen los trabajos de varias de estas en todo el territorio norte de Huehuetenango y no solo las que se instalaron en Yich’kisis en este municipio. La problemática lejos de encontrar un mecanismo de resolución nacional se profundiza, las empresas siguen actuando impunemente, violando los derechos humanos de miles de habitantes.

Dos proyectos hidroeléctricos Pojom I y Pojom II continúan perforando y destruyendo los cerros, intentan desviar los ríos del municipio para canalizarlos o entubarlos y dirigirlos directamente a la planta de la hidroeléctrica, para las comunidades y pueblo Chuj esto es inaceptable, especialmente porque las empresas Proyectos de Desarrollo Hídricos Sociedad Anónima PDHSA, la empresa Generadora San Mateo y la empresa Generadora San Andrés desde su llegada han estado actuando alejados de la ley.

Dejar a las comunidades y a la gente sin acceso al agua para el consumo diario, para cultivar las tierras es un peligro grave, además del desequilibrio que están generando en los ecosistemas, por otro lado la división comunitaria, la criminalización, persecución penal de autoridades comunales opositoras a las empresas, presos políticos y agresiones continúan sin que el Ministerio Público investigue, la Procuraduría de los Derechos Humanos PDH verifique o documente.

Las autoridades comunitarias que forman parte del Gobierno Plurinacional, como autoridades de San Mateo Ixtatán y de las comunidades de Pojom y Yichk’isis que además es una de las microrregiones más importantes denunciaron varios años atrás que estas las empresas carecen de permisos municipales, licencias y Estudios de Impacto Ambiental que les den certeza, pero que fundamentalmente no tienen la autorización de la mayoría de la población.

Con total impunidad la empresa sigue removiendo el suelo, se está violentando la estructura de la tierra que tiene un carácter comunal, ningún trabajo sobre ella se debe de estar realizando sin la autorización de forma comunal de la población.

La Policía Nacional Civil PNC y el ejército están instalados dentro de los terrenos de la empresa PDHSA, la gente afirma que específicamente están ahí para custodiar la propiedad privada de la empresa, proteger la construcción y garantizar la represión en contra de la población que se opone de forma pacífica a estas construcciones.

“Están a seis metros del caudal de Río Pojom, para desviarlo por los canales para el embalse de la hidroeléctrica, están destruyendo la tierra comunal que es nuestra, con su maquinaria partieron el Cerro “Anlaq” que es importante para nuestra cosmovisión, y quieren llevarse los ríos Negro, Pojom y Yalwitz como si tuvieran derecho de quitarnos el agua que es de todos” afirmo uno de los comunitarios.

 

Fotografìa de Francisco Simón.
Fotografìa de Francisco Simón.
Fotografía de Francisco Simón.
Fotografía de Francisco Simón.

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE