“Miedo ya no tengo”, palabras de don Saúl Arévalo, sobreviviente de la masacre de las Dos Erres

COMPARTE

Créditos: dos-erres2
Tiempo de lectura: 5 minutos
Fotografía: Elmer Ponce
Fotografía: Elmer Ponce

Texto y fotografías: Elmer Ponce

El día de hoy, 7 de diciembre, se conmemoran 34 años de la masacre de Las Dos Erres. Familiares de las víctimas se reunieron el cementerio del municipio Las Cruces en el departamento de Petén y Saúl Arévalo, uno de los sobrevivientes de esta masacre, nos da una breve entrevista.

¿Qué actividades se están programando el día de hoy 7 de diciembre para la conmemoración de la masacre de las Dos Erres?

Ahorita tenemos pocos puntos porque estamos esperando una conmemoración más grande en unos días, pero vamos a hablar respecto a lo que ha pasado en estos años y también vamos a platicar cómo vamos a hacer la Casa de Oración en dicho cementerio.

Gracias a dios el Estado nos está brindando ese apoyo y nos van a dar 359 mil quetzales para construir una Casa de Oración para poder nosotros cuando muramos quedarnos aquí. Vamos a dejarlo en acta, para que este lugar sagrado donde estamos sirva para Guatemala, como  historia sobre todo lo que ha venido pasando, todo esto que hemos venido luchando luego de la masacre, buscando justicia. El Estado de Guatemala está dando la impunidad a estos grandes hombres que se creían dioses quitando vidas inocentes  y a ellos no les convenía.

Fotografía: Elmer Ponce
Fotografía: Elmer Ponce

¿Nos puede contar sobre aquellas personas que fueron masacradas por el ejército de Guatemala en esta región del país?

Hace 34 años fue un día muy difícil para la vida de los que tenemos nuestros seres queridos, porque hasta la fecha nosotros no habíamos visto qué había pasado con todos los que vivían en las Dos Erres. Este día fue doloroso para Las Cruces, como  para los sobrevivientes que habíamos salido de ahí y no morimos, recordamos todos los años, aunque no todos los familiares, quizá por falta de dinero, no se trasladan al lugar. El Estado ha tenido el derecho de tenerlos aquí pero siempre hay tropiezos.

Nos juntamos unos pocos que tenemos ese dolor y recordamos a nuestros seres queridos que están en este lugar, tenemos 3 años de tenerlos aquí, hace 34 años estaban tirados, abandonados en un lugar como que eran animales, tirados en unas fosas comunes o tirados en la tierra.

Gracias a Famdegua a y al padre que puso la denuncia, pudimos recuperar la osamenta, los llevaron a Guatemala,  fueron a un juicio, ahora nos los entregaron y los tenemos en un lugar sagrado.

Fotografía: Elmer Ponce
Fotografía: Elmer Ponce

¿Cómo sigue el proceso de la masacre sigue en los tribunales?

Después de que se hizo el juicio grande donde fueron encarcelados un grupo de kaibiles incluyendo al teniente Carillas, llegó otro que fue extraditado de los EEUU. Ya lo fuimos a ver, lo conocimos, estuve en dos audiencias con ellos. En enero hay que ver que va a pasar con él, fue uno de los que dice que salvó vidas, que tuvo la oportunidad de llevarse un niño pero no fue tanto por salvarlo sino que tal vez fue porque le iba a dar un beneficio a él, no pensando que en el futuro que lo van a tomar como un secuestrador, que no trató bien al niño. Es bueno que haya salvado a ese niño que ahora sirve como un testigo clave de lo que sucedió en las Dos Erres.

Él tiene el delito más grave y él mismo lo dijo, cuando el MP le preguntó cuál era su acción, contestó: “yo cuidaba la iglesia para que los niños no se fueran a ir porque iban a ser matados”. A él lo tenían en la puerta cuidando a que los niños no salieran, él tiene un delito más grande. Si él hubiera sido otro, le hubiera dicho a los niños que se fueran, se hubiera ido con ellos y los hubiera salvado a todos

¿Qué opinión le merece Efraín Ríos Montt?

Es triste para la familia de Ríos Montt saber que su papá está involucrado en ese caso, aunque está detenido domiciliariamente debería estar donde están los matones sanguinarios. Él es el delincuente más sanguinario de la historia Guatemala, un delincuente  político porque  no lo hizo él pero dejó o mandó u ordenó que lo hicieran. Él todavía por los poderes que ha tenido y sus asesores, tiene la gloria de estar en su casa, debería tener un castigo más fuerte delante de toda la comunidad de Guatemala.

Me recuerdo de la ley de Belice, un hombre fue ahorcado y le dijeron por qué lo iban a hacer. Ése debería ser el castigo de Ríos Montt, pero por ciertas normas de derechos humanos que hay en Guatemala no se puede. Lástima la familia, pero nosotros, yo dije que los familiares lloran cuando a él lo tienen en un proceso, pero está vivo. Mientras que nosotros lloramos y ya nunca volvimos a ver a nuestros seres queridos.

Fotografía: Elmer Ponce
Fotografía: Elmer Ponce

Las personas se congregaban acá en el lugar denominado El Pozo de la Vergüenza para luego hacer un recorrido hacia las comunidades donde también se registran hechos de este tipo ¿qué ha pasado con eso?

Estamos planeando que al terminar de hacer la Casa, por ser los líderes de la iglesia católica los que dieron el dinero, primero vamos a tratar que el otro año ellos coordinen este acto en la capilla, para que seamos bastantes y nos visiten en un lugar bonito y hayan muchas historias no sólo de nosotros sino de otras personas.

Han estado buscando hacer del conocimiento de la comunidad de todos estos hechos, ¿cuál ha sido el avance que se ha logrado en dar a conocer las situaciones?

Hemos tenido problemas, hemos querido hacer esto. Una vez hicimos una reunión y tratamos la manera de levantar un acta donde íbamos a invitar a los líderes de aquí de Las Cruces, como por ejemplo a los pastores que son los que dominan como líderes de toda la aldea. Por la cantidad de religiones tratamos la manera de unirlos a todos, pero desgraciadamente los pastores cristianos no aceptaron y alejaron a la gente diciéndoles que no participaran en una caminata en la que las iglesias irían con sus carteles en repudio contra el ataque terrorista que hicieron los gobiernos, lo tomaron a mal y no aceptaron. Después cuando se hicieron otros actos, donde vinieron periodistas nacionales, internacionales, La Comisión Presidencial Coordinadora de la Política del Ejecutivo en materia de Derechos Humanos –COPREDEH-, Estado, tratamos la manera de decirle a la gente que se acercara para que oyera, pero la gente todavía tiene miedo porque este lugar estuvo muy militarizado, mataron a muchos, hay muchos que piensan que si se unen los pueden matar.

¿En lo personal existe temor por las situaciones que se escuchan sobre la masacre de las Dos Erres?

Esa pregunta me la hizo un investigador norteamericano cuando fui a darle una entrevista, como me dijo él: ‘don Saúl ¿usted tiene miedo por esta declaración que me está dando y no quisiera una ayuda de nosotros?’ Y yo le dije: ‘yo ya no tengo miedo porque tuve miedo cuando el ejército andaba como un tigre suelto matando a la gente, pero ahorita ya no, los que nos tienen miedo son ellos porque ahora hay una justicia que está llevando a Guatemala hacia arriba y que saben que si a uno de nosotros nos tocan ellos siguen peor’. Entonces miedo ya no tengo, ya sé que Guatemala está en un tiempo más democrático y que está habiendo una justicia verdadera.

Autoría y edición

Fundador de Prensa Comunitaria. Es profesor investigador en CIESAS Occidente desde el 2008 y profesor investigador emérito en FLACSO Guatemala.

COMPARTE