Chiquimula: Max Cordón Orellana ex concejal sentenciado por trata y agresión sexual

COMPARTE

Créditos: abuso-sexual
Fotografía: SOY502
Fotografía: SOY502

Por: Quimy De León

Fue condenado a 22 años de cárcel Max Eduardo Cordón de 75 años por los delitos de trata de personas y agresión sexual a una niña de 8 años. En mayo de 2014 agentes de la policía lo encontraron y lo detuvieron cuando iba saliendo de un autohotel con la niña. En ese entonces era concejal de la municipalidad de Chiquimula.

Esta resolución estuvo en reserva al parecer sin ningún sentido, y se dio a conocer hasta el martes 6 de diciembre, un mes después de que se dictó la sentencia el 4 de noviembre por el Tribunal de Sentencia de Femicidio de Chiquimula.

 Esta es la segunda vez que se llevó a cabo el proceso penal por este caso, ya que la primera vez fueron absueltos un 29 de abril de 2015. Desde junio la Corte Suprema de Justicia – CSJ resolvió que debían estar bajo investigación los jueces que les absolvieron, ellos son Carlos Guillermo Sosa y Luis Salvador López Mejía. Un juez pesquisidor debía resolver desde esta fecha en sesenta días para saber si estos cometieron el delito de prevaricato.

La niña había sido entregada por su mamá a cambio de Q.400, según una nota de la policía era la tercera vez que abusaba de la niña.[1]

Este hombre fue juzgado por los delitos de remuneración por trata de personas, ingreso a espectáculos y distribución de material pornográfico a menores de edad, agresión sexual y actividades sexuales remuneradas con menores de edad, todos estos delitos en situación agravada. La madre de la niña Ericka Mariela Osorio fue juzgada por los delitos de remuneración por la trata de personas y trata de personas, estos delitos en situación agravada. Ella obtuvo 24 años y 10 meses como pena y una multa de Q.400 mil y Q.100 mil como medida de reparación.

Para que esta sentencia se lograra hubo presión por parte de grupos organizados de mujeres de Chiquimula, de organizaciones sociales como Sobrevivientes y el trabajo valiente de agentes de policía. Como era de esperarse, hubo muchas amenazas incluso de muerte contra quienes apoyaron para que se lograra justicia.

También hubo intentos de operadores de justicia para proteger a este abusador, clausurando una vez el proceso penal. Mantener la sentencia bajo reserva estos casos de la opinión pública no es una buena práctica para estos casos.

[1] Concejal de la municipalidad y madre de niña de 8 años, capturados por explotación sexual. Dirección General de la Policía Nacional Civil. http://www.pnc.gob.gt

 

Autoría y edición

Descendencia kaqchikel y afrodescendiente. Infancia en la cuna de una organización revolucionaria. Crecida dentro de la revolución cubana.

COMPARTE