Petén: familias en San José Las Flores abandonaron sus tierras por temor a ejército beliceño

COMPARTE

Créditos: docuelmer2
Fotografía: Rubén Darío Melgar Choc
Fotografía: Rubén Darío Melgar Choc

Texto  y fotografía: Rubén Darío Melgar Choc

Las secuelas que dejó el asesinato del niño Julio Alvarado de 13 años por soldados beliceños en el área de adyacencia, específicamente en San José Las Flores, Melchor de Mencos el 20 abril de este año, aún siguen afectando a los vecinos de dicha comunidad y otras cercanas, han empezado a dejar sus tierras por temor y ahora únicamente tienen los terrenos donde viven. El carecer de estas  hace que muchos de ellos no acepten proyectos del sistema agroforestal que organizaciones de Guatemala han llevado.

Esto lo pusieron de manifiesto algunos vecinos de San José Las Flores y Nueva Armenia de Melchor de Mencos cuando llegó el embajador británico Thomas Carter a supervisar algunos proyectos al inicio de esta semana. El líder comunitario Amigdai Mazariegos Godoy de Nueva Armenia le pidió al embajador su apoyo en la gestión de un terreno donde trabajar, ya que son 36 las familias que son damnificadas por la línea imaginaria entre Guatemala y Belice.

Fotografía: Rubén Darío Melgar Choc
Fotografía: Rubén Darío Melgar Choc

Durante esta visita, redactaron un documento en donde hay algunas peticiones como por ejemplo, la solución a la falta de tierra. La pregunta que les surge, es ¿Dónde van a sembrar o poner en práctica lo que las organizaciones les dan?, en el caso del sistema agroforestal, actualmente los están sembrado en sus lotes, pero aseguran que no alcanza, pues fueron “invadidos” de sus tierras por soldados beliceños y quedaron dentro de lo que Belice ahora pelea, “no tenemos esa libertad de ir a trabajar allá, tenemos temor de todo lo que ha acontecido”.

El alcalde auxiliar informó también que en mayo de este año redactaron varios documentos y los enviaron a las autoridades guatemaltecas con tal de buscar alguna ayuda en lo que respecta a la falta de tierras, “enviamos uno al alcalde municipal, uno al presidente y uno a la Organización de Estados Americanos –OEA-, pero hasta la fecha no tenemos resultados”, dijo.

Hugo de León Pérez, alcalde auxiliar de San José Las Flores, comenta que le causa admiración porque no se habían visto este tipo de reuniones en años anteriores para promover el desarrollo de las comunidades, pero en estos últimos meses se ha visto un movimiento en donde las autoridades están involucradas queriendo ayudar. “Todo el evento que se está llevando para nosotros es importante, pero sobretodo hay algunas cosas más significativas por hacer y solucionar y es el problema de la falta de tierra”, dijo el líder comunitario.

A pesar de que de León Pérez tiene un documento en donde le acredita desde hace 15 años como dueño de su parcela en la línea de adyacencia, después del asesinato del niño, él ya no puede entrar porque los militares beliceños constantemente llegan a acampar en su parcela. “ahora solo tengo el terrenito donde vivo”, comentó. Alrededor de unas 15 personas están en la misma situación.

Víctor García Sánchez de la comunidad de Nueva Armenia del mismo municipio, dijo que algunos de su comunidad no han aceptado los proyectos por la sencilla razón de no tener un  terreno “mi sitio es chiquito”, “dónde puedo sembrar eso, si el terreno no me alcanza”, por lo que hizo un llamado al presidente de la república de Guatemala para  que haga todas las gestiones correspondientes para buscar solución a la falta de tierra que padecen muchos campesinos. Ccomentó que para poder sembrar y sobrevivir, han alquilado tierras con algunos comunitarios que aún cuentan con terrenos, unos les han cobrado y otros de buena conciencia se las prestan, finalizó.

Por último, el alcalde municipal de Melchor de Mencos Luis Amado Yanes, sobre este tema dijo que van a seguir reuniéndose con otras autoridades, especialmente con el Fondo de Tierras para ver de qué manera buscan solución a esta problemática.

Fotografía: Rubén Darío Melgar Choc
Fotografía: Rubén Darío Melgar Choc

docuelmer

Autoría y edición

Descendencia kaqchikel y afrodescendiente. Infancia en la cuna de una organización revolucionaria. Crecida dentro de la revolución cubana.

COMPARTE