Jóvenes semillas para el buen vivir y la educación popular desde el norte de Guatemala

COMPARTE

Créditos: buen-vivir
Fotografía: Rony Morales
Fotografía: Rony Morales

Texto y fotografías: Rony Morales

Con la esperanza y el amor que predomina en esta nueva era, los abuelos y abuelas nos enseñan qué es un ciclo de tiempo, de cosecha, un evento que une a la familia y las comunidades donde la vida y la protección en la cosmovisión maya es proceso de siembra. Es un ciclo lleno de ternura y fuerza. Y es por ello que la Unión Verapacense de Organizaciones Campesinas (UVOC)  comenzamos un nuevo proceso de expresión de lucha en defensa de nuestro territorio al cual hemos llamado: “Escuelita jóvenes:  semillas para el buen vivir”  con los pueblos q´eqchi´, poqomchi´y mestizo, el cual se realiza en Santa Cruz Verapaz con el apoyo de la red de educadoras y educadores populares (REDKAT) y SERJUS.

La escuelita desde su inicio simbolizó el agradecimiento por todo lo que que la madre naturaleza nos brinda, desde los alimentos hasta el lugar donde vivimos. Nos basamos en la defensa del territorio ya que se debe resguardar a nuestra madre quien nos provee y nos resguarda, es nuestra forma de ver la vida, todo lo que hagamos en nuestro entorno se nos devuelve, ya que estamos entrelazados estrechamente vinculados.

Fotografía: Rony Morales
Fotografía: Rony Morales

Es así como se simboliza este proceso de formación dirigido a formar a jóvenes del área rural del norte de Guatemala para que sean los defensores y defensoras de derechos humano,s que protejan nuestra tierra y territorio y que sean dignos representantes de las comunidades. UVOC de esta manera está generando los relevos generacionales.

La escuelita es también de los pueblos, porque es de cada una y cada uno de nosotros, no es un solo salón, un solo lugar, y no estará solo durante los días del módulo, sino entre taller y taller, en los lugares donde nos encontremos según las ganas que le echemos. La escuelita de comunicación popular de los pueblos es un planteamiento de actividades para que vayamos practicando, reflexionando y volviendo a la nueva práctica. Lo que vamos aprendiendo se construye de lo que podamos cada quien, con nuestra participación, preguntas, respuestas, ideas, críticas y autocríticas…

Fotografía: Rony Morales
Fotografía: Rony Morales

 El proceso consiste en fortalecer capacidades teóricas, metodológicas, pedagógicas y políticas desde la educación popular por lo cual nos auxiliamos de la (REDKAT) y (SERJUS) los cuales apoyan procesos de diversas reivindicaciones.

Identificar en nuestras prácticas cotidianas los fenómenos sociales y naturales en la población, las formas ancestrales de pensar y nuestro ambiente, ya sea en lo personal o de forma colectiva, la educación debe nacer de nuestras experiencias. Esta educación libertadora ve el mundo en que vivimos como un espacio que podemos transformar a partir de nuestra acción y reflexión; por eso nos fundamentamos en la educación popular que fortalece y fundamenta la organización desde el corazón.

Fotografía: Rony Morales
Fotografía: Rony Morales

El desarrollar nuestros conocimientos es fundamental en los procesos de buen vivir de las personas que vienen desde las comunidades. Es un acto de conciencia que nos ayuda a entender mas allá de lo personas conocemos como está compuesto este sistema.

Un punto importante para (UVOC) en este proceso es: que conociendo temas como la cosmovision maya, la recostitucion de los pueblos, identidad, estrategias, patriarcado, colonialismo, historia, organización comunitaria, identidad organizativa, mecanismos de consulta y toma decisiones entre otros,  podemos tener ese cambio de actitud, de mente y de conciencia la cual nos permitirá formar a ese sujeto que en el futuro será el representante de su comunidad y territorio.

 En este proceso de formación, soñamos que nuestra escuelita sea un proceso a largo plazo, que nos enseñe a todos y a todas las formas ancestrales de ser, sentir y actuar contribuyendo con nuestra semilla de frijol rebelde para lograr un cambio de mente y de corazón buscando  la hermandad entre las personas y nuestra madre naturaleza

Autoría y edición

Descendencia kaqchikel y afrodescendiente. Infancia en la cuna de una organización revolucionaria. Crecida dentro de la revolución cubana.

COMPARTE