III Cumbre Continental: la comunicación indígena se merecía algo mejor

COMPARTE

Créditos: cumbre1
Fotografía: Cumbres de Comunicación Indígena
Fotografía: Cumbres de Comunicación Indígena

Texto: Dani Cotillas

Fotografía: Cumbres de Comunicación Indígena

La III Cumbre Continental de Comunicación Indígena del Abya Yala, realizada del 15 al 19 de noviembre de 2016 en Cochabamba (Bolivia), ha dejado un sabor más que amargo por el intervencionismo del Gobierno, la tecnopolítica implementada y, además, la aún precoz discusión sobre soberanía tecnológica en las múltiples realidades del país.

“Quién más ha perdido con esta Cumbre es el movimiento indígena”. Con esta frase de José Ignacio López Vigil, de Radialistas Apasionadas y Apasionados, seguramente resuma de la mejor forma el sentimiento compartido por muchas de las personas que asistieron a la III Cumbre Continental de Comunicación 

Se esperaba con gran interés (al menos por mi parte) que durante cinco días se pudiese conocer y aprender los puntos de vista de las cientos de personas comunicadoras de colectivos, organizaciones y espacios indígenas que llegaron hasta Cochabamba.

En este tipo de encuentros es muy común que renegemos con anterioridad pues ocurre que, si has asistido a uno, casi que has asistido a la mayoría. Es como si las Cumbres y Congresos contasen con un tipo de fórmula estándar en la que sales diciéndote a ti mismo: al menos conocí mucha gente valiosa. Y es verdad, pero también puede ser que aún no estemos sabiendo exigirle adecuadamente a nuestra realidad y romper con ciertas rigideces precocinadas en las formas de encontrarnos.

Esto, pero llevado a la sorna gubernamental boliviana, es lo que ha ocurrido en una Cumbre hecha por y para los pueblos indígenas pero cooptada por una representación gubernamental que, lejos de lograr una ansiada legitimación de imaginario indígena, ha causado un rechazo necesario ante el intento de acallar cualquier voz que rompiese el encantamiento. Así se puedes leer en la Declaración del espacio propio internacional de los pueblos en la denominada III Cumbre de Comunicación Continental de los Pueblos Indígenas del Abya Yala o un artículo desde Servindi que nos habla de la Cumbre secuestrada.

cumbre

Hay aquí varias lecciones importantes a tomar en cuenta cuando hacemos una Cumbre o Congreso, o el encuentro abierto que se nos ocurra, y queremos poner en juego herramientas tecnológicas para la comunicación:

  • Necesitamos netiquetas claras: esto nos va a permitir conocer qué podemos y no podemos hacer dentro de esta comunidad. Cómo debemos comportarnos, si la organización no quiere que se diga algo en particular, moderación en el lenguaje, etc.
  • Llevar a cabo acciones tan autoritarias como la eliminación de un miembro sólo puede acabar en tragedia mediática. Si no tienes esa netiqueta previa, acciones de este tipo quedan enmarcadas dentro de un ejercicio de poder rancio y absolutista.
  • Si abres un canal de comunicación participativo, se espera que existan respuestas a la comunidad. Si tomaste la decisión de expulsar a alguien, sólo puedes esperar que otros miembros te pregunten: ¿En qué basas tu decisión para esa expulsión? No responder ahonda todavía más la brecha de la soberbia de la decisión que tomaste.

En este sentido, la carta abierta que escribieron desde el Colectivo Voces Indígenas Urbanas, es un claro ejemplo de lo que ocurre cuando nuestras herramientas de comunicación no son gestionadas de manera democrática y ética, o al menos no aclarada su gestión de forma previa.
Aquí puedes leer la carta completa:

DECLARACIÓN DE VOCES INDÍGENAS URBANAS

Fuente: Facebook

CARTA ABIERTA A LOS ORGANIZADORES DE LA III CUMBRE CONTINENTAL DE COMUNICACIÓN INDíGENA

El equipo del programa radial “Voces Indígenas Urbanas”, recibió con mucho gusto y agrado la invitación que nos hicieron llegar para participar de la III CUMBRE CONTINENTAL DE COMUNICACIÓN INDIGENA, que se realizó en días pasados en Tiquipaya, Cochabamba. Hecho que siempre vamos a agradecer, dado que refleja la reputación que tiene nuestro programa radial, en todo el que hacer comunicacional indígena.

El programa radial “Voces Indígenas Urbanas”, nació y se fortaleció en uno de los momentos críticos de la institucionalidad representativa indígena a nivel nacional. A la vez, fue portavoz de sentimientos y propuestas acalladas. Contribuimos a visibilizar la presencia de la comunidad indígena urbana en Santa Cruz de la Sierra. El equipo está compuesto por comunicadores populares indígenas del pueblo Guarayo, Guarani, Chiquitano y Ayoreo.

Por otro lado. el trabajo que venimos realizando, hasta la fecha, es en un 90%, autofinanciado. Casi toda la producción del programa, es fruto del compromiso de cada uno de los miembros del equipo, para con sus respectivos pueblos.

Es en este sentido que, nos manifestamos para dar a conocer de manera pública nuestro rechazo y repudio a la actitud nada ética y profesional del compañero Rubén Cayaduro (todavía lo consideramos un compañero), Secretario de Comunicación de la CIDOB y; del administrador del grupo de whatsapp dela III Cumbre, el Sr. Roni Oyardo, de considerar nuestro trabajo como comunicadores populares, favorable al imperialismo norteamericano (nada más falso y desubicado). Por el simple hecho de entrevistar a Rafael Puente (ex viceministro de la anterior gestión del régimen del MAS) y postear en el mencionado grupo de whatsapp, un artículo que publicó el diario Los Tiempos de Cochabamba, sobre la percepción del desarrollo de la III Cumbre Continental, del radialista José Ignacio Vigil, invitado por los organizadores de la actividad en cuestión. Todo lo expuesto anteriormente, fue el motivo para la expulsión de nuestro compañero JOSE CHUVE MENGARI del grupo de whatsapp de la III Cumbre.

Reprochamos ese hecho que va contra todo principio comunicacional y, nos sentimos afectados de sobremanera con esa actitud nada democrática, pues entorpece todo proceso de construir el verdadero Estado Plurinacional.

Damos todo nuestro apoyo y solidaridad a nuestro compañero José Chuvé, por esa muestra de intolerancia al trabajo humilde y tesonero que venimos realizando qué, como miembros del equipo del programa radial “Voces Indígenas Urbanas”, sentimos todo ese atropello. Considerando que, como indígenas, debemos apoyarnos para comunicar las desigualdades e injusticias sociales que nuestros pueblos hermanos, son víctimas todos los días.
Saludamos el intento de unificar el movimiento de comunicadores indígenas a nivel continental, pero, rechazamos de manera categórica, todas acciones y actitudes que no contribuyen al análisis y reflexión de la problemática indígena. Porque, en el intento de plantear soluciones, esas acciones y actitudes, las ahogan en el intento. Y los que se llevan la peor parte, son todas aquellas personas desamparadas “minoritarias” inconsultas, que en muchas situaciones, viven en condiciones de pobreza extrema.

Nuestro rol de comunicadores populares, es y será: interpelar y cuestionar a toda autoridad de los diferentes niveles de gobierno. Y en el mismo sentido, a nuestros dirigentes y dirigentas que dicen representarnos. Pese a este atropello, seguimos firmes para seguir creciendo como comunicadores indígenas, con el programa de los jóvenes, único en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, con el firme compromiso de manifestar nuestra situación actual en la que vivimos.

Entiéndase la COMUNICACIÓN como un DERECHO que se ejerce, y no que se mendiga, para parafrasear lo que dijo José Ignacio Vigil, en la testera de la III Cumbre Continental en Tiquipaya, el jueves 17 de noviembre. Razón por la cual, nos manifestamos públicamente y retomamos el principio que maneja el hermano pueblo guaraní: el ser IYAMBAE, es decir, SIN DUEÑOS NI PATRONES.

Atte. El equipo del programa radial “Voces Indígenas Urbanas”

Santa Cruz de la Sierra, 21 de noviembre de 2016.

Fuente: Comunicación Abierta

Autoría y edición

Descendencia kaqchikel y afrodescendiente. Infancia en la cuna de una organización revolucionaria. Crecida dentro de la revolución cubana.

COMPARTE