Caso Molina Theissen: cinco militares ligados a proceso por violación sexual

COMPARTE

Créditos: juzgado-benedicto1
Tiempo de lectura: 4 minutos

juzgado-benedicto1

Foto: Hugo Ramiro Zaldaña Rojas, Manuel Antonio Callejas y Callejas, Francisco Luis Gordillo Martínez y Edilberto Letona Linares

Texto y fotografías: Quimy De León

Benedicto Lucas García fue ligado hoy a proceso en  una resolución histórica del juez Víctor Herrera Ríos, por los delitos de deberes contra la humanidad y violación con agravación de la pena por la detención arbitraria, interrogatorios, tortura y violación sexual de Emma Guadalupe Molina Theissen, el 27 de septiembre de 1981 retenida clandestinamente en la Brigada Militar de Quetzaltenango “Manuel Lisandro Barillas”.

benedicto

Foto: Benedicto Lucas García

Emma Guadalupe fue considerada enemigo interno ya que en el momento de su detención ilegal le fueron encontrados entre su ropa documentos de la Juventud Patriótica del Trabajo -JPT-, fue llevada después a la Brigada Militar de Quetzaltenango donde estuvo detenida desaparecida durante nueve días hasta que escapó.

También fueron ligados a proceso por el delito de violación con agravación de la pena los militares retirados Francisco Luis Gordillo, comandante de la Brigada Militar de Quetzaltenango; Edilberto Letona Linares, segundo comandante; Hugo Ramiro Zaldaña, oficial S2 y Manuel Antonio Callejas y Callejas, general de división, todos con esta función en 1981.

juzgado-benedicto

Ellos ya estaban guardando prisión por los delitos de desaparición forzada en 1981 y el delito de deberes contra la humanidad en contra del niño Marco Antonio Molina Theissen.

El 6 de octubre de 1981, un día después de que Emma lograra escapar de sus captores, varios militares vestidos de particular y armados llegaron hasta la casa de sus padres ubicada en la colonia La Florida, en el municipio de Mixco,  departamento de Guatemala. Entraron con lujo de fuerza, dentro estaba Marco Antonio, lo engrilletaron, le taparon la boca con masking tape y golpearon a su madre. Luego lo metieron en un costal y lo tiraron a la palangana de un picop con placa oficial 17675. A pesar de que su madre corrió tras el carro para rescatar a su hijo nada pudo hacer.

El juez también resolvió después de un largo debate que el Estado guatemalteco, representado por la Procuraduría General de la Nación –PGN- es el tercer demandado por los hechos perpetrados en 1981 en contra del niño Marco Antonio y su hermana Emma Guadalupe.

Afirmó que “le asiste derecho a las víctimas emplazar al Estado”. Hasta este momento no se han cumplido todas las resoluciones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos – CIDH:

“localizar los restos mortales de la víctima y entregar a los familiares, para que reciba una sepultura, según las creencias y tradiciones de los mismos, así también deberán trasladar los restos del menor a donde los familiares decidan, para satisfacer sus deseos en relación a la sepultura del menor Marco Antonio, sin costo alguno”

La audiencia

La audiencia se realizó en la sala del nivel 12 de la Torre de Tribunales en presencia de los cinco sindicados: Benedicto Lucas García, Hugo Ramiro Zaldaña, Francisco Gordillo Martínez, Edilberto Letona Linares y Manuel Antonio Callejas. Todos permanecen en prisión preventiva en el cuartel militar Mariscal Zavala desde enero del 2016, el juez ordenó que todos permanezcan en prisión preventiva en el mismo lugar.

En la audiencia Emma Theissen de Molina madre de Marco Antonio y Emma Guadalupe, junto a ella María Eugenia Molina, sus abogados como querellantes en este proceso penal y el Ministerio Público –MP-.

Fotografía de Quimy De León

Foto: Emma Molina Álvarez y María Eugenia Molina Theissen

Durante la audiencia que inició a las 9:15 de la mañana del 25 de octubre de 2016, el juez dio lectura de los argumentos del porqué ligó a cada uno de los oficiales por estos delitos, en el caso de Benedicto Lucas García, leyó su responsabilidad por ser Jefe del Estado Mayor Presidencial durante el periodo del 2 de julio de 1978 al 18 de marzo de 1982, tuvo bajo su responsabilidad y mando al ejército de Guatemala, él le dio continuidad a los Planes Militares contrainsurgentes que establecieron los operativos de patrullaje y puestos de control militar en distintos puntos del país, estas operaciones incluyeron la Brigada Militar de Quetzaltenango y como resultado los hechos por los que fueron sindicados.

En la línea de mando en 1981, los oficiales Francisco Luis Gordillo Martínez era el comandante de la Brigada Militar de Quetzaltenango,  Edilberto Letona Linares fue el segundo comandante en la Brigada, Hugo Ramiro Zaldaña Rojas, era el oficial S-2 del Estado Mayor de Quetzaltenango; y Manuel Antonio Callejas y Callejas era el jefe de inteligencia de la base militar de Quetzaltenango (D2).

Autoría y edición

Descendencia kaqchikel y afrodescendiente. Infancia en la cuna de una organización revolucionaria. Crecida dentro de la revolución cubana.

COMPARTE