Créditos: dsc_0835
Fotografìa de Nelton Rivera.
Fotografìa de Nelton Rivera.

Por: Nelton Rivera y Quimy De León.

El juez Víctor Herrera Ríos que preside el juzgado de Mayor Riesgo C en la ciudad de Guatemala ligo a proceso penal a cinco altos mandos del ejército por varios delitos de Lesa Humanidad que incluyen: Deberes contra la humanidad y por la detención y Desaparición Forzada del niño Marco Antonio Molina Theissen el 6 de octubre de 1981 en el municipio de Mixco, Guatemala.

También por los delitos de Violación con agravación de la pena y Deberes contra la Humanidad por la detención arbitraria de Emma Guadalupe Molina Theissen el 27 de septiembre de 1981 retenida clandestinamente en la Brigada Militar de Quetzaltenango “Manuel Lisandro Barillas” a quien sometieron a tortura, interrogatorios y violación sexual repetidamente.

La audiencia se realizó en la sala del nivel 12 de la Torre de Tribunales en presencia de los cinco sindicados: Benedicto Lucas García, Hugo Ramiro Zaldaña, Francisco Gordillo Martínez, Edilberto Letona Linares y Manuel Antonio Callejas, los cinco militares quedaron ligaros por los tres delitos,  todos permanecen en prisión preventiva en un cuartel militar desde enero del 2016, el juez ordenó que todos permanecerán en prisión preventiva.

También están en la audiencia Emma Theissen de Molina madre de Marco Antonio y Emma Guadalupe, junto a ella se encuentra María Eugenia Molina, sus abogados como querellantes en este proceso penal y el Ministerio Público MP.

El juez Herrera también resolvió que el Estado de Guatemala representado a través de la Procuraduría General de la Nación –PGN- será tercero demandado por los hechos ocurridos en 1981 en contra del niño Marco Antonio y su hermana Emma Guadalupe.

Durante la audiencia que inició a las 9:15 de la mañana del 25 de octubre de 2016, el juez dio lectura de los argumentos del porque ligó a cada uno de los oficiales por estos delitos, en el caso de Benedicto Lucas García, leyó su responsabilidad por ser Jefe del Estado Mayor Presidencial durante el periodo del 2 de julio de 1978 al 18 de marzo de 1982 tuvo bajo su responsabilidad y mando al ejército de Guatemala, él le dio continuidad a los Planes Militares contrainsurgentes que establecieron los operativos de patrullaje y puestos de control militar en distintos puntos del país, estas operaciones incluyeron la Brigada militar de Quetzaltenango y como resultado los hechos por los que fueron sindicados.

En la línea de mando en 1981 los oficiales Francisco Luis Gordillo Martínez era el comandante de la Brigada Militar de Quetzaltenango,  Edilberto Letona Linares fue el segundo comandante en la Brigada, Hugo Ramiro Zaldaña Rojas, era el oficial S-2 del Estado Mayor de Quetzaltenango; y Manuel Antonio Callejas y Callejas era el jefe de inteligencia de la base militar de Quetzaltenango (D2).

 

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE