El teniente Santos López es ligado a proceso por la masacre de Las Dos Erres en 1982

COMPARTE

Créditos: Cqp2i22WYAcZKSq 2

Por: Diego Mejía.

El teniente Santos López fue deportado recientemente por el gobierno de los EEUU, formó parte de la fuerza élite kaibil del ejército guatemalteco durante la guerra, la fiscalía del Ministerio Público lo sindica de haber participado en la masacre del parcelamiento de las Dos Erres en la Aldea Las Cruces en 1982 en el municipio La Libertad, departamento del Petén.

Este 24 de agosto 2016 dio su primera declaración Santos López, ante la jueza Claudette Domínguez quien preside el juzgado de Mayor Riesgo A de la ciudad capital , finalmente decidió ligarlo a proceso penal por los delitos de Asesinato y Delitos Contra los Deberes de Humanidad. El sindicado afirmó que él salvó la vida de uno de los niños del parcelamiento Las Dos Erres, a quién supuestamente adoptó posteriormente.

Santos López confirmó que la fuerza especial kaibil fue enviada directamente a las Dos Erres para recuperar 21 fusiles que el ejército había perdido en una emboscada con una columna guerrillera de las Fuerzas Armadas Rebeles FAR días antes de la masacre.

“Yo fui introducido a una patrulla que era dirigida por el comandante Rivera Martínez y esta iba dirigida a las Dos Erres, cuando llegamos fui enviado para revisar una casa y sacar a las personas que estaban dentro de ella. Cuando entré estaba una mujer dando a luz pero por conciencia humana, no los saqué y me fui.”, argumentó López Alonzo en su declaración.

“Luego de ser enviado a la vivienda, me asignaron el resguardo de las mujeres y niños que estaban dentro de la iglesia del lugar pero yo no sabía porqué los iban a traer, cuando me enteré que era para matarlos ya no había nadie dentro solamente un niño que fue el que protegí y no deje que le hicieran nada”, afirmó.

El teniente declaró que cuando él vio que ya se habían llevado a todas las personas del parcelamiento, salió y se quedó a unos 50 metros aproximadamente de donde estaban matando a las personas.

Los tenientes Sosa Orantes, Luis Vicente y el sargento Rosales, fueron los encargados de realizar los asesinatos. Ya todos muertos, el teniente Sosa Orantes lanzó una granada al pozo para destruir totalmente los cuerpos.

Luego de la declaración, los abogados del Ministerio Público -MP- y la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos de Guatemala -FAMDEGUA-, solicitaron a la Jueza ligar a proceso a Santos López Alonzo por los delitos anteriormente mencionados.

Por su parte, el abogado defensor Victor Manuel Zavala manifestó que los argumentos presentados por los demandantes no involucraban a su patrocinado y que aunque no se pueden negar las acciones llevadas a cabo en el lugar, no participó en la muerte de ninguna persona.

La jueza descartó la solicitud de falta de mérito presentada por el abogado defensor y manifestó que existen indicios racionales suficientes que vinculan la participación del acusado en lo ocurrido en el parcelamiento de las dos erres.

Se dictó prisión preventiva en la Brigada Militar Mariscal Zavala, ya que el delito de asesinato no cuenta con medida sustitutiva y únicamente se dejó sin efecto la orden de aprensión internacional que tenía el sindicado.

 

Foto de Diego Mejía.
Foto de Diego Mejía.

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE