Créditos: felix 2

Por: Salomón Estrada Mejía.*

Nuestros padres fueron Félix Estrada Hernández (+) y Victoria Mejía (+), Félix mi hermano nació en la ciudad capital de Guatemala el 17 de septiembre de 1958, estudio su primaria en la Escuela urbana “Adela Asencio Sandoval” ubicada en ese entonces en los campos del Roosvelt, en la zona 11 a un costado del Hospital nacional que lleva el mismo nombre.

Su educación básica la curso en la Escuela Normal Central para Varones “La Normal” fundada en 1873, ahí se formó como como maestro y dirigente estudiantil, luchando a la par de los demás estudiantes de nivel medio por la reconstrucción de la Escuela Normal, destruida por el terremoto en 1976, estas escuelas normales jugaron un papel protagónico durante el gobierno revolucionario del doctor Juan José Arévalo.

Desde la Escuela Normal y el movimiento estudiantil  libró grandes batallas emfremtando al Pelotón Modelo o Antimontin de la Policía Nacional, luchas que fueron fuertemente reprimidas por las fuerzas de seguridad del Estado, usando muchas veces las bombas lacrimógenas y armas de fuego en contra del estudiantado guatemalteco.  Durante esas jornadas de lucha se registraron la muerte de varios estudiantes y maestros, finalmente pudo estudiar hasta el quinto grado de Magisterio, pues su sueño era ser maestro.

Su militancia política y revolucionaria las inicio a la edad de 9 años en la Juventud Patriótica del Trabajo –JPT- luego de varios años militando en esta formación participo en 1978, en el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en la Habana Cuba en representación de la juventud guatemalteca.

Su capacidad organizativa le permitido ser parte de la Coordinadora de Estudiantes de Educación Media –CEEM-, que aglutinó la dirección de los establecimientos públicos de los estudiantes normalistas y de nivel medio,  inmediatamente hicieron una alianza con los obreros, campesinos, universitarios, maestros y otros sectores organizados dentro del Partido Guatemalteco del Trabajo PGT.

Por su nivel de compromiso y formación política fue enviado en el año de 1982 a la Unión Soviética, un viaje que le sirvió para aumentar el compromiso de su lucha revolucionaria junto al pueblo.

Era un joven autodidacta, por lo que pasaba horas y horas leyendo por las noches encendía varias candelas que le servían para generar un poco de iluminación sobre su mesa de estudio y trabajo, luego cuando el cansancio lo alcanzaba daba dos pasos  se tiraba sobre su cama a dormir.

El día 15 de mayo de 1984, en un día normal como cualquier otro, siendo un joven disciplinado con sus tareas y rutinas salió a correr, regreso a nuestra casa, una casa sencilla y humilde, se bañó y se preparó para salir, arregló su mudada de ropa y a las 6:30 de la mañana salió rumbo a una reunión con miembros del partido, nunca más regreso.

Ese mismo día fue detenido y desaparecido por agentes del gobierno del general Oscar Humberto Mejía Victores. Desde ese día la familia comenzó a buscarlo y a demandar su aparecimiento con vida, no nos hemos cansado de buscarlo, de esa cuenta han pasado 32 años de su detención, mis padres ya fallecieron quedándose con la esperanza de encontrarlo.

Fue hasta el año 1999, cuando el día 20 de mayo se conoció el contenido del Diario Militar “Dossier de la Muerte”, un documento secuestrado del interior del archivo del ejército, en sus páginas se encuentra detallada en una ficha con información de la detención de Félix con lo ocurrido en 1984, el código 300 significa que luego de un mes de cautiverio y tortura, lo asesinaron.

No. Z131

131-z131 Félix Estrada Mejía.

(S) Melesio y Antonio.

Enlace entre la Dirección y Educación Media del PGT. Ala izquierda.

15-05-84: a la 08:35 horas, fue capturado en la 6ta. Avenida zona 9.

05-06-84: 300.

 

Salomón Estrada forma parte de la Asociación Verdad y Justicia por el Diario Militar -AVEJA-

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE