mayo 24, 2013

Desde Nicaragua “Ni olvido, ni perdón, Ríos Montt a prisión”

Tiempo de lectura: 2 minutos Por Alondra Sevilla Jimenez Fondo Centroamericano de Mujeres Managua, Nicaragua Plantón convocado frente a la embajada de Guatemala en Nicaragua y que se suma a las manifestaciones simultáneas en varios países de América Latina. Este acto fue en solidaridad con el pueblo Ixil y Guatemala, realizado por  las organizaciones de mujeres feministas y organizaciones sociales de Nicaragua. Dentro de las consignas y pancartas  se denunciaba el Genocidio vivido en Guatemala. “Sí hubo Genocidio” “No más impunidad el testimonio Ixil vale” “José Efraín Ríos Montt y Mauricio Rodríguez

Desde Tegucigalpa: Nuestro corazón es Ixil

Tiempo de lectura: 2 minutos Por Gilda Rivera Centro de Derechos de Mujeres Tegucigalpa, Honduras Hoy viernes 24 de mayo, un grupo de ciudadanas y ciudadanos de organizaciones feministas, muchas y muchos jóvenes, nos encontramos frente a la embajada de Guatemala en Tegucigalpa, para externar nuestra voz en contra de la decisión de la Corte de Constitucionalidad de Guatemala de anular la sentencia condenatoria contra el asesino y genocida Efraín Ríos Mont. El juicio y condena de Ríos Mont representa la renovación de las esperanzas para todas y todos los

Ni olvido ni perdon, Ríos Montt a prisión

Tiempo de lectura: < 1 minuto Por Prensa Comunitaria Nos tomamos la palabra, alzamos la voz, nos rebelamos, promovemos la sublevación, lainsurrección y nos declaramos sediciosas.  Nos movilizamos desde un posicionamiento políticoque plantea de forma urgente un proceso revolucionario que sólo puede construirse a través de laorganización y la movilización popular.    Ni olvido ni perdon rios montt a prisión. by presscomunitaria

El delgado velo del silencio

Tiempo de lectura: 3 minutos Por Espartaco Rosales Parte de mi niñez y adolescencia están marcados por interrupciones abruptas. Se trata de círculos que no llegaron a cerrarse, de puertas que se quedaron abiertas, de cristales rotos intempestivamente. Y cada etapa que se quedaba abierta, estaba sellada por el miedo y el silencio. El miedo se presentó en camiones militares que aparecían de pronto, en la esquina de cualquier calle de la capital guatemalteca a realizar cateos, allanamientos y vejaciones. El miedo surgió en marchas marciales, por la radio, que