Una diputada de Baja Verapaz y el maltrato animal

 

 Rony Morales

El maltrato animal es un factor que predispone a la violencia social y, al mismo tiempo, una consecuencia de la misma, forma parte de la cascada de violencia que nos va alcanzando a todos como individuos y como sociedad.

La violencia es “un acto intencional que puede ser único o recurrente y cíclico, dirigido a dominar, controlar, agredir o lastimar a otros. Casi siempre es ejercida por las personas de mayor jerarquía, es decir, los que tienen el poder en una relación, pero también se puede ejercer sobre objetos, animales o contra sí mismo”.

En Guatemala existe el  Decreto No. 870-1952: Ley Protectora de Animales de Guatemala , esto sin embargo se le olvidó a Marleni Lineth Matías Santiago, diputada de Baja Verapaz,  quien se ve en fotografías, como de manera complaciente pisa a un caballo no importando el bienestar del animal., esto se cataloga como maltrato animal. La presentación de caballos fue realizada en el municipio de Santa Cruz, El Chol, como parte de las actividades de feria, según unos de los organizadores  “esto forma parte del show, previo a la presentación de los caballos”.

La fotografía ha conmocionado a la población, considerando el acto como maltrato animal por parte de la funcionaria. Hay desconocimiento de muchos administradores de justicia, diputados y personas de la sociedad civil  en Guatemala, que no saben que existe una ley que protege a los animales del maltrato. Sin embargo esta ley fue emitida en 1952 y carece de sanciones económicas y de un presupuesto para darla a conocer.

Los humanos tienen cierta consideración con algunos animales, que varía mucho según el entorno cultural o el lugar, desde apoyar para que se puedan utilizar a los animales según plazca o sirva al hombre, pasando por el trato ético o el bienestar animal, hasta considerar que los animales merecen derechos tradicionalmente reconocidos sólo en los humanos.

La crueldad es “una respuesta emocional de indiferencia o la obtención de placer en el sufrimiento o dolor de otros, o la acción que innecesariamente causa tal sufrimiento; ha sido considerada un disturbio sicológico. La crueldad de los niños, que incluye a los animales, es un signo clínico relacionado a desórdenes antisociales y de conducta”.

El maltrato hacia los animales es tolerado por aquellos que lo observan; se minimizan sus causas y sus efectos, y los padres, maestros y comunidades que no dan importancia al abuso animal, en realidad incuban una bomba de tiempo.

 

 

 

email
  • Ahorita

Author

TweetsPC

FacebookPC