“Sin Miedo”, las voces que reclaman por los detenidos desaparecidos

Por: Nelton Rivera.

En noviembre se estrenará en Guatemala la película Sin Miedo, un filme de Claudio Zulián, con la participación de varios familiares de detenidos desaparecidos. En varias sentencias de la CIDH el Estado se negó a acatar una de varias sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Por eso esta película responde desde las familias de los desaparecidos a una acción de resarcimiento y dignificación de los desaparecidos, a pesar que el Estado sigue sin hacerlo. El filme es una de las formas de dignificar la memoria de los desaparecidos y de quienes siguen la lucha por la justicia y la verdad.

La desaparición forzada fue una de las estrategias militares a lo largo y ancho de América Latina que buscó aniquilar a la oposición política y armada de las dictaduras militares y los regímenes oligárquicos. En el caso guatemalteco, el empresariado, el Ejército, la Policía Nacional y los grupos paramilitares, como los escuadrones de la muerte, se especializaron en este tipo de operaciones y prácticas inhumanas.

“La práctica generalizada o sistemática de la desaparición forzada constituye un crimen de lesa humanidad, tal como está definido en el derecho internacional aplicable y entraña las consecuencias previstas por el derecho internacional aplicable”.[1]

Los familiares de los detenidos y desaparecidos, en la mayoría de los casos, buscaron a sus seres queridos, fueron a los hospitales, a las comisarias policiales, a los juzgados, a los cuarteles militares, a la morgue, a la Cruz Roja; solicitaron reuniones con altos funcionarios de las distintas dictaduras; incluso se reunieron con los dictadores para reclamar por la aparición de los desaparecidos y el cese de la represión.

Los reclamos de madres, hijas, abuelos y nietos no fueron suficientes para ablandar el odio de los hombres que tomaban las decisiones en las fuerzas de seguridad del país. La desaparición forzada continuó durante los 36 años de la guerra.

Miles de testimonios fueron registrados en los informes de la verdad, en el Informe Guatemala: nunca más o en el Informe de la Recuperación de la Memoria Histórica (Informe REMHI); también en el informe de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico (CEH). Otros cientos más no fueron registrados.

La búsqueda de los desaparecidos ha sido una lucha permanente. Sin miedo, siguen las voces reclamando justicia por esclarecer el paradero de miles de ellos. Treinta y cinco años después de que se dieron muchos de los casos de desaparición forzada, los tribunales guatemaltecos comienzan a abrirle brecha a la justicia y a la enorme deuda que esta tiene.

Los perpetradores de tanto horror tuvieron en sus manos la planificación y el trabajo de inteligencia militar y policial. Tuvieron los recursos estatales y los recursos internacionales a su disposición. La dirección de las operaciones para detener y desaparecer fue realizada desde el más alto nivel de la cúpula militar, quienes operaron desde la clandestinidad muchas de las veces; incluyó la participación de escuadrones de la muerte y buscó normalizar el terror a través de los medios de comunicación, la manipulación psicológica y la impunidad.[2] La desaparición forzada de personas en América Latina.

Las voces de quienes se negaron a olvidar, las voces que siguen buscando, quienes siguen denunciando, quienes siguen reclamando sin miedo el fin de la impunidad: de eso nos habla la película Sin miedo, a través de esas mismas voces, desde la mirada y todos los sentidos de los familiares, porque los desparecidos nos faltan a todos.

Sinopsis

“Sin miedo nace de una extraordinaria intuición. En el año 2012 la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó por al Estado de Guatemala por unas desapariciones forzadas donde hubo más de 45 mil durante los años de la guerra civil (1960-1996). El grupo de familiares de víctimas secuestradas y desaparecidas por el Ejército guatemalteco que interpuso la demanda, pidió y consiguió que entre otras medidas de reparación figurara la producción de un documental a cargo del Estado. Hasta el día de hoy, el Estado de Guatemala se ha negado a acatar la sentencia y por lo tanto a producir la película; sin embargo, los familiares no han querido esperar más: Sin miedo es su documental.

A partir de la intuición de que lo esencial de la cultura, de la historia y la memoria, también se juega ahora en el campo de lo audiovisual, se involucraron a fondo en la producción de esta película. Junto con el director Claudio Zulián exploraron los lenguajes del cine, la televisión, el dibujo y la performance para iluminar de manera nueva los aspectos políticos y humanos de esta larga lucha por la justicia y memoria”.

El estreno de “Sin Miedo” se realizará el 15 de noviembre a las 6 de la tarde en el Cine Lux en el Centro Cultural de España.

[1] Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas. Naciones Unidas. http://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/ConventionCED.aspx

[2] Ana Lucrecia Molina Theissen. La desaparición forzada de personas en América Latina. http://www.desaparecidos.org/nuncamas/web/investig/biblio_theissen_01.htm

email

Author

Prensa Comunitaria Km. 169

Historiador, fotoperiodista, formo parte del equipo de investigación de Prensa Comunitaria.

TweetsPC

FacebookPC