Senahú, Alta Verapaz: desalojo extrajudicial en la comunidad Sebax

foto5

Por: Rony Morales

Fotografías: comunidad Sebax

Las comunidades Nueva Sebax y Nuevo  San Nicolás pertenecen a   la  finca Canguachá, que se encuentra en la jurisdicción de San Antonio Senahú, donde  viven 480 familias mayas q´eqchi´. Tiene un territorio de 14 caballerías y 16 manzanas y desde hace  150 años  viven de sus cosechas y de las cuerdas de terreno donde cultivan maíz, frijol, café y cardamomo.

Este 04 de abril de 2017 se están desalojando e incendiando extrajudicialmente las casas de las familias q’eqchi´ de Carlos Caal Rax, Mateo May Tiul, Mario May Máquin, José Cuz Choc, y Alejandro Cuz Ical.  Personas afines a los empresarios  han destruido sus hogares y tratan de destruir cinco más.

El señor Carlos Caal Rax  opina que la Secretaría de Asuntos Agrarios (SAA) en varias visitas a la comunidad ha recorrido los lotes de cada familia como una medida para ratificar los acuerdos que se llevan en la mesa de negociación en la ciudad capital con las instituciones que ven el tema de conflictividad agraria,  llegando a acuerdos de no agresiones.

foto6

Los habitantes de las tres comunidades en la finca Canguachá dividen su tiempo entre ser agricultores, padres y madres de familia, impulsar la organización campesina y defender los derechos humanos de miles de personas en el valle del Polochic.

Según Carlos Morales las personas que protagonizan  desalojos  violentos en la historia de Alta Verapaz, tienen el objetivo despojar a la comunidades de su territorio y consolidar el despojo del pueblo q´eqchi´ del territorio del Tezulutlán, “es un espacio territorial en donde habitamos los pueblos q´eqchi´, poqomchi´ y achi’, no podemos dejar que un grupito de empresarios y finqueros intenten consolidar más su poder queriéndolo lograr mediante la vía violenta para enriquecerse, así sin más, y dejando a las comunidades en la calle”

La comunidad Sebax, miembro de la Unión Verapacense de Organizaciones Campesinas (UVOC)  lleva una mesa de conflictos agrarios por este y otros casos, con autoridades de Alta Verapaz. El proceso inició desde hace 5 años, y en él se ha pedido  reconocer  el derecho laboral de los campesinos. Estos requerimientos se han establecido como compromisos con la mesa de negociación, en donde participan el Ministerio de Gobernación, las municipalidades, la Secretaría Agraria, el Fondo de Tierras, Catastro Nacional, organizaciones de derechos humanos y las comunidades afectadas.

foto4

La problemática agraria se agudiza en los municipios de Tamahú, Tucurú, Telemán, Senahú, La Tinta, Panzós, el Estor, Izabal y la Sierra de las Minas, todas estas en el Valle del Polochic. Las dificultades por la tenencia de la tierra es una problemática existente, debido al despojo que ha causado la carencia de tierras para la producción y sostenimiento de las familias del pueblo indígena q’eqchi’.

Para los miembros de las comunidades el sentimiento de ser desalojados y despojados de su tierra ha sido muy difícil y comentan: “nos organizamos para defender el territorio, en diferentes comités, de tierras, agua, educación, vivienda y seguridad entre otros, para poder exigir nuestro derecho laboral que se nos negó siempre”.

Mario May Maquín, Dominga Caal Col y sus dos hijos en Senahú, departamento de Alta Verapaz en el Valle del Polochic, fueron atacados con armas de fuego mientras estaban limpiando  sus cultivos, hiriendo gravemente a la señora Dominga Caal Col, ellos son  miembros del Consejo de la Unión Verapacense de Organizaciones Campesinas  (UVOC), estas familias han sido amenazadas por el señor Benjamín Ponce empresario local, de desalojarlas  y han utilizado a gente armada y extorsionadores para lograr sacar a las familias de las tierras  donde viven actualmente, siendo así despojados de su tierra.

foto2

Para Mario May cuidar de la tierra, de los suyos y prestar un servicio comunitario para él y su familia ha tenido serios costos, la preocupación constante de perder la vida, la criminalización y persecución de finqueros o empresarios.

Estas familias de las comunidades exponen  que el causante de estos desalojos son un grupo trabajadores que están al servicio del ex alcalde Héctor Choc, que junto con  el señor Benjamín Ponce por intereses empresariales pretenden desalojarlo para quedarse con la tierra histórica de los campesinos.

Esta no es la primera vez que se reprime a la población, hay eventos como  la masacre de Panzós, ocurrida en el año 1978 en contra de la población  q’eqchi’, donde acudió el pueblo a solicitar tierras para cultivar y la respuesta fue represión y muerte. También están los desalojos por parte de la Chabil Utzaj en el Valle de Polochic, en las comunidades de Lanquín , la muerte de tres campesinos y desalojo violento en Samococh, Monte Olivo, en las comunidades del Estor Izabal, Santa Inés,  Nueva Libertad y el desalojo en la comunidad Q’eqxibal

foto3

email

Author

TweetsPC

FacebookPC