Rompamos los Partidos Políticos

Fotografía: Nelton Rivera

Por: Carlos Fernández

Twitter: @carlosfercid

Diputados traidores de la patria. Son la escoria que cunde desde la superficie hasta las entrañas del Estado guatemalteco.  Ustedes y su sistema de partidos políticos, se han atrincherado en todas las instituciones públicas, cooptando al Estado para su beneficio propio.   La clara muestra de su pacto con el crimen organizado y las mafias corporativas la han dejado en claro el 13 de septiembre, día que pasará a la historia, porque fue el momento donde se mostraron en toda su miseria. Orlando Blanco solo fue el operador o quizá el vocero; tonto útil del sistema que por más caras nuevas que le quieran meter, está podrido.

Algunos, quizá por soñadores hacen todavía distinción entre los 107 infames y los que no votaron por ese #PactoDeCorruptos.  Pero si se les observa con detenimiento, el resto tampoco son diferencia.  Son más bien un grupo de divas de la política que asumen pose, pero en el fondo son parte del problema.

Si algo han dejado claro, es que no importa cuantas veces llenemos la plaza, ustedes no quieren y tampoco van a renunciar.  Por eso, apuestan a la memoria corta de las masas y optaron por esconderse.  Saben que los colectivos tienen poca capacidad de retención y que las dinámicas del país en algún momento desviarán la atención hacia otro punto y ustedes, como siempre quedarán en la impunidad.

Pero quizá en esta ocasión, no vaya a ser tan fácil, porque en su intento de blindarse, terminaron vulnerables. La población de la que tanto se han aprovechado, no va a cejar hasta que se depure el Congreso.

Ya sabemos, que la gente en las plazas y parques protestando, les importan a ustedes un pepino.  Pero se les olvida un detalle, esa gente que llena las plazas y parques, es la misma que asiste a mítines y vota.  Son las firmas que requieren para llegar al mágico número de veintidós mil afiliados, para que sus maquinarias perversas continúen funcionando.

Quizá ustedes logren terminar su periodo atrincherados junto a Jimmy Morales, pero se les olvida que como dice la consigna de la Batucada del Pueblo “…somos mayoría, somos ciudadanía.”

El pueblo ha empezado a entender su poder, pero debemos pasar de llenar plazas a generar acciones concretas, como por ejemplo, iniciar un proceso de desafiliación masivo.  Es necesario entender, que permanecer afiliado a cualquiera de los partidos políticos actuales es indefectiblemente ser parte del #PactoDeCorruptos.  Los diputados, necesitan de veintidós mil firmas, es decir, de esa misma cantidad de ciudadanos cómplices para perpetrarse en el poder vía candidaturas.

Ciudadanía, no seas parte del #PactoDeCorruptos y desafíliate.  El proceso es sencillo, basta con llegar al Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral, con DPI en mano y decir que se va a renunciar de la afiliación al partido político.  ¡Así de simple!, sin cartas ni más trámites.

Para saber si se estás afiliado a un partido político, puedes ingresar al siguiente enlace http://www.tse.org.gt/index.php/registro-ciudadano/consulta-empadronamiento

Hagamos patria y desmontemos de una vez por todas los vehículos electorales donde están enquistadas las mafias y atrevámonos a formar nuevos espacios, donde ninguna de esas lacras tengan espacio.

 

 

email

TweetsPC

FacebookPC