La independencia, el eterno engaño

Texto e ilustración: Brenda Elizabeth, estudiante de 4to. Bachillerato de Ixcán

Hay muchas personas que cuando escuchan hablar sobre el 15 de septiembre, día de la supuesta independencia, creen que  es un día para festejar, tristemente son los maestros los que contaminan la mente de los estudiantes al llevarles a las calles a hacer cosas absurdas como desfiles y elecciones de señoritas, entre otras, cuando en realidad no saben ni el significado de la palabra independencia.

Yo pienso que este día deberíamos usarlo para exigir, reclamar y decirle la verdad a los opresores, hacerles saber que los pueblos indígenas nos hemos despertado del sueño en el  que nos habían sumido con su sistema de educación y que ahora conocemos bien y mejor nuestra realidad. Una de las realidades que conocemos muy bien es que no hay tal independencia, toda es una mentira.

Este 15 de septiembre solo beneficia a los del poder económico, porque a nosotros nos tienen en la marginación. Nuestra realidad y la de Guatemala es muy triste como para salir a las calles y decir: ¡Que viva La independencia!, porque estaríamos traicionando nuestra dignidad.

 

email

Author

Descendencia kaqchikel y afrodescendiente. Infancia en la cuna de una organización revolucionaria. Crecida dentro de la revolución cubana.

TweetsPC

FacebookPC