La detención de Jerson Xitumul, mal precedente para la libertad de expresión

Ilustración: ar.pinterest.com

Por: Lucía Ixchíu

En Guatemala desde el año 1948, la  Asociación de Periodistas de Guatemala (APG), en un acta del mes de agosto, dejó plasmada la conmemoración del día del periodista. Todos los años a partir de esa fecha, se celebra este día.

Soy periodista independiente desde hace 5 años y el camino por hacer valer nuestra vos fuera de los medios oficiales y establecidos ha sido duro, nos ha costado abrir con la  cara, el ser reconocidos y tomados en cuenta. Pues para muchos “medios serios” somos más activistas que periodistas.

En Guatemala nos siguen asesinando, encarcelando y censurando por hacer nuestro ejercicio periodístico, que significa investigar, cubrir, documentar las dinámicas a nivel local donde nos desenvolvemos.

Jerson Xitumul,  periodista de prensa comunitaria está preso, y es sindicado de delitos graves por hacer su trabajo como periodista, y el juez a cargo del caso, es el mismo juez arbitrario que lleva el caso de Abelino Chub Caal.

Cito el artículo 35  de la constitución de la república de Guatemala, sobre la Libertad de emisión del pensamiento. Es libre la emisión del pensamiento por cualesquiera medios de difusión, sin censura ni licencia previa. Este derecho constitucional no podrá ser restringido por ley o disposición gubernamental alguna.

La detención de Jerson es un muy mal precedente para la libertad de expresión en Guatemala, para los comunicadores y comunicadoras en este país, la persecución y la criminalización, no se detendrá porque buscan callar la verdad.

No se calla la verdad, encarcelando periodistas

 

 

email

TweetsPC

FacebookPC