En memoria de Guadalupe Campanur, comunera de Cherán (México), desaparecida y asesinada

Por: Marcela Turati

A Guadalupe (Lupe) Campanur Tapia la vi sólo una vez, pero muchas veces escuché historias sobre ella. Mi amiga Alejandra Guillén me contaba que era una de las mujeres p’urhépechas que inició el movimiento contra los talamontes en Cherán, y de las pocas que continuó en la estructura de autogobierno desde la ronda comunitaria. Ella pidió que la dejaran cuidar los bosques como lo hacían ellos. Los compas se reían, le decían que sería un estorbo, que luego tendrían que estarla cuidando. Ella insistió hasta que alguno se apiadó y le enseñó a usar armas para que pudiera recorrer como todos los límites del pueblo en resistencia y los cuidara de quienes querían destruirlos.

Era soltera, y por eso fue muy señalada. Era libre, y eso no mucho gustaba. Ella es una de las mujeres que aparece en la portada del libro de Ale (“Guardianes del territorio”), con otras compañeras -ella la de la esquina: falda roja, suéter azul, pelo largo, suelto-, alrededor de una fogata, haciendo guardia nocturna, cuidando el sueño de todos.

En agosto cuando viajamos a Cherán Lupe nos invitó a Ale, a Erika Kuru y a mí a un temazcal en luna llena: ahí todas pediríamos protección para los temas en los que andamos, que siempre cruzan con la violencia. Cuidándonos también a nosotras. Lupe ya había dejado de patrullar los bosques en la ronda comunitaria donde durante años salió a misiones peligrosas buscando a las personas que eran reportadas como desaparecidas para arrancárselas a los enemigos de ese pueblo que expulsó a los narcotalamontes y a sus autoridades corruptas, y que se opone al despojo del territorio.

Me acuerdo mucho de su risa contagiosa, sonreía con tantas ganas que mostraba hasta las encías; hablaba a través de los gestos de los ojos. Esa noche nos tomamos unas fotos ridículas en las que lucimos mojadas, con las toallas en la cabeza, el cuerpo envuelto en sarapes para que no nos diera un aire. Después nos llevó a la plaza a comer los granos de elote más ricos que he comido, de ahí a buscar atole de chile y tamales de grano tierno. Nos despedimos en la puerta de su casa. Ella bromeaba.

Ayer Ale fue informada de que su amiga Lupe, Lupita, la de Cherán, la que le enseñó a caminar el cerro, la que le contaba de la heroica resistencia de los suyos, la que se enfrentaba también al machismo de su gente, fue encontrada muerta en los bosques. Desnuda. Irreconocible. Llevaba dos semanas perdida: a ella nadie había salido a buscarla. La descubrieron cerca de la comunidad de Tanaco, territorio hostil.

Hoy en Cherán fue su entierro.

Para ella pedimos Justicia.

Esta foto (la de la portada) la tomé del perfil de Lupe donde están algunas de sus retratos junto al fuego, al lado de la virgen, en una boda, en un campamento, en una protesta, con amigos, en la playa, en su bosque, alzando los brazos al cielo, enfocando a un pajarito, en la escuela, posando enamorada, desgranando maíz… Viva, bella, sonriente como hoy debería estar. https://www.facebook.com/campanurtapia

En su cuenta de Facebook, Alejandra Guillén publicó:

“Mataron a mi Lupe, comunera de Cherán, la primera mujer que se integró como guardabosques a pesar de los obstáculos, una de las voces críticas que señalaba las contradicciones internas porque sabía que la lucha se construye día a día, desde lo chiquito y cotidiano. Justicia para ti amiga hermosa, tú pelearías por cualquier mujer asesinada de esta manera. Te extrañaremos infinitamente”.

Por su parte, Carolina Iunuen escribió:

“Guadalupe Campanur Tapia, mujer p´urhépecha nacida en Cherán, Michoacán hace 32 años. Activa en la búsqueda de la seguridad, la justicia y la restitución del territorio comunal desde el inicio del movimiento en 2011, hasta la actualidad. Fue una de las integrantes fundadoras de la Ronda Comunitaria y en específico, del cuerpo de Guardabosques de Cherán”.

Mi amiga fue parte de la red afectiva de colaboración que hizo posible el trabajo de la investigación realizado durante mi maestría. Siempre mantuvimos un vínculo fuerte y sincero.

El cuerpo de Guadalupe fue encontrado el miércoles 17 de enero de 2018 a las afueras de Chilchota, Michoacán en el entronque rumbo a Zamora, cerca de Tanaco, tras varios días de estar desaparecida. Fue un feminicidio, que además, a mi consideración representa una vulneración comunitaria estratégica, al ser ella una de las comuneras activas más añejas y constantes.

Les pido su apoyo: feministas, derechohumanistas, activistas, compañerxs de lucha, investigadorxs sociales, periodistas, colegas psicólogxs, antropologxs, politólogxs, amistades y conocidxs, para que desde sus trincheras ayuden a que éste feminicidio no quede impune ni en el olvido, que logre acceder a la justicia desde una perspectiva de derechos humanos.

A mis hermanxs del Dhamma, les pido que cuando hagan Metta Bhavana, envíen mucho amor compasivo para Lupita. También para que su familia y amistades logremos sentir la fortaleza para responder con sabiduría durante éste proceso.

Además, para que todas las comuneras y comuneros de Cherán tengan la lucidez de no minimizar su feminicidio por prejuicios morales debido a su cuerpo de mujer; por el contrario, que logren dar cuenta que la muerte de Guadalupe no fue natural, sino que fue desaparecida y asesinada, y que esto, también les afecta en términos de seguridad comunitaria y de justicia.

De igual manera, para que los agentes del Estado logren esclarecer el feminicidio de Guadalupe, para que acceda a la justicia con pleno respeto de los derechos humanos, de forma expedita y conservando el debido proceso. Por último, para que todas aquellas personas que conforman la red del crimen organizado: Estado-mercado-sociedad, dejen de reproducir la desdicha en sí mismos y en el resto del mundo.

Gracias por tanto. Buen viaje, Lupita.

Tata Kuerajpiri Kim Miamunte.

 

tomado de: https://www.facebook.com/marcelaturati/posts/10155240679039849

ver también:

https://elpais.com/internacional/2018/01/19/america/1516332208_984179.html

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2018/01/18/investigan-homicidio-de-activista-guadalupe-campanur-en-michoacan-5594.html

email

Author

TweetsPC

FacebookPC