En Cobán mujeres dialogan entre ellas por la defensa del territorio

Por: Rony Morales

Fotografías: Rax Coc

En octubre del presente año en el departamento de Alta Verapaz, ubicado en la región norte, se realizó un  encuentro de 150 mujeres defensoras del territorio q’eqchi’ y poqomchi’, que se reunieron para dialogar sobre la defensa del territorio y el territorio cuerpo evento organizado por la asociación nuevo horizonte y Aproba-Sank.

La actividad fue regida por el nawal Tzi’ al  iniciar la jornada de trabajo,  llegaron representantes de los 17 municipios de Alta Verapaz, donde viven  más de un millón mujeres.  “A este encuentro venimos las mujeres autoridades ancestrales, lideresas, jovencitas y niñas de Chisec, Raxuhá, Fray Bartolomé, Cobán, Chamelco, Carchá, Lanquín, San Cristóbal, Santa Cruz, Tactic, franja trasversal y Valle de Polochic porque defenderemos la tierra, territorio y la vida, frente a monocultivos y megaproyectos que atentan contra ella”, dijo una de las participantes

En este encuentro las diferentes defensoras del pueblo q’eqchi’ Identificaron las problemáticas en el territorio, y pensaron que una manera de denunciarlo será a través del dibujo y murales, ellas así trasladarán a los demás lo que viven cómo mujeres q’eqchi’ en su cotidianidad y buscarán así cambiarlo.

Se habló sobre la violencia contra las mujeres, que es un problema histórico y patriarcal porque los hombres así fueron educados. Actualmente la diferencia puede ser educando a los hijos en casa, para que también asuman las tareas del hogar, a lo largo de los años se han tenido avances, por ejemplo, la ley para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, ya que antes de la ley hubo muchas denuncias a nivel nacional.

La tierra es sagrada para nosotras

En varias de las mesas de trabajo las participantes comentaban que la tierra es sagrada para ellas ya que allí cultivan, trabajan y viven, pero en el campo  las mujeres deben luchar para ser reconocidas en la escritura de las parcelas porque si no el hombre lo vende. Además recalcaron que como autoridades ancestrales deben trabajar para que las mujeres sean parte de la administración de los bienes de la familia.

“Por todo ello, y tras este breve repaso, volvemos a reafirmar y evidenciar que los procesos de criminalización y persecución a quienes defienden y a quienes exigen el cumplimiento de los derechos han aumentado en los años del sistema neoliberal. Por eso hoy la defensa de quienes defienden y su no criminalización tienen que seguir siendo una razón de denuncia y reivindicación. Los derechos humanos, que hasta hace poco tiempo estaban constantemente en las grandes declaraciones y en boca de las élites políticas tradicionales, no pueden perderse y quedar supeditados a conveniencias, mercados u otros intereses económicos”. (Lidia Winter)

Para las participantes escuchar la vivencia de las demás mujeres, la lucha que han llevado por la defensa del territorio y organizaciones de mujeres que pueden aportar a la sociedad. Hubo muestras de reconocimiento a las mujeres que compartieron su experiencia porque no es fácil hablar sobre lo que se vive.

Las mujeres  tienen diferentes roles, la recarga del  trabajo doméstico en las casa, eso limita oportunidades de participación de mujeres, porque cuando los hombres van a una actividad no piensan si sus hijos ya comieron o ya fueron a la escuela, no tienen preocupaciones más que ellos mismos piensan. Seguramente las mujeres que están presentes están pensando en el esposo, marido, los hijos y si aún estuvieran en la escuela seguro pensaríamos sí ya regresaron en casa. También imagino que van a decir a los esposos de esta actividad incluso puede ser hasta lo que se come sin embargo hay que repartir las tareas del hogar, prepararnos, educarnos.

Mujeres Sepur Zarco

Los crímenes cometidos contra las mujeres mayas de la comunidad de Sepur Zarco ha consternado una vez más a la humanidad. Durante muchos años movimientos de mujeres en todo el mundo luchan en contra de la esclavitud de mujeres como objetivos bélicos en áreas de conflicto. La crueldad de ultrajar a las mujeres será considerada siempre un crimen contra la humanidad, condenable y en donde la justicia ha de ser una realidad para recuperar la dignidad de las mujeres. Se hizo  un llamado a todas las mujeres de Guatemala y el mundo, a solidarizarse con las víctimas y acompañar el desarrollo del debate oral y público del caso Sepur Zarco.

Criminalización y Judicialización de la mujer en el campo

En el caso de Elena Can de la comunidad Samococh, municipio de Chiséc, Alta Verapaz,  cuenta que el 15 de agosto del 2014 su esposo fue asesinado mientras se llevaba un desalojo violento en la comunidad y que desde esa fecha ha sufrido sin su esposo, dificultades en el cuidado de sus hijos, en su casa,  buscar justicia y en los trabajos que se han duplicado para ella.

“El 15 de agosto del 2014 asesinaron a 3 personas en la comunidad los que lo hicieron fueron los policías más 19 capturados, mi mama se encuentra enferma desde que se enteró del asesinato de su papá, sus hermanos deben trabajar para estudiar”.

Rosario Rax de Panzós  dio conocer lo ocurrido en el desalojo en el valle del Polochic cuando llegaron los empresarios azucareros, seguridad privada y pública, en este desalojo su  esposo fue asesinado, se quedó con 4 hijos y le ha  costado conseguir trabajo como mujer,  por eso ha luchado por sacar adelante a sus hijos, la violencia que han hecho los empresarios en la comunidad ha sido demasiado porque desalojaron, pasaron las maquinarias en las tierras. Hace 11 años que sucedió este problema y terminó enferma.

Hubo varios muertos, llegaron los del ejército y la PNC atendiendo el mando de ingenio azucarero CHAB’IL UTZ’AJ.

“Además la situación económica que está en decadencia, se habla de que estamos en una crisis civilizatoria que ha empezado a agredir en un daño sin retorno al clima, la naturaleza y nuestras mismas relaciones humanas. En medio de todo esto se fortalece el tema del miedo y el terror para que este sistema capitalista siga sosteniéndose a pesar de estar en decadencia.

Hay  una migración que está forzada a salir porque en sus lugares de origen es imposible quedarse, la gente no tiene otra opción más que ponerse en camino, ya no hay condiciones de quedarse, posibilidades de trabajo bien remunerado”.

El encuentro concluyó y las mujeres salieron contestas por haber compartido experiencias y con muchas fuerzas para seguir en la lucha por sus derechos y los del territorio.

email

Author

TweetsPC

FacebookPC