Discurso de Enrique Hernández, secretario de Finanzas de la nueva AEU

Fotografía: Lucía Ixchíu

Compañeras y compañeros estudiantes sancarlistas, hemos recuperado nuestra Asociación de Estudiantes Universitarios “Oliverio Castañeda de León”.

Sin duda alguna esta lucha incansable y esta victoria histórica no solo es de 15 personas. Esta victoria es de los más de 6 mil estudiantes que creyeron en este proyecto estudiantil y de los más de 15 mil estudiantes que con su voto transmitieron un mensaje contundente a una comisión ilegal, y que dijeron: ya no más a la Comisión Transitoria que usurpaba nuestra Asociación de Estudiantes.

17 años después, la recuperación de la Asociación de Estudiantes Universitarios ya no es una utopía para los estudiantes sancarlistas, es una realidad. Una realidad que reivindica el carácter social del estudiante, y que compromete al estudiante a retomar su quehacer universitario y su lucha constante por una educación superior pública y de calidad. Somos nosotros los jóvenes, el presente y la esperanza de transformar las realidades sociales y económicas que por años han dañado y negado una vida digna a los sectores más olvidados y marginados del pueblo de Guatemala.

Un agradecimiento enorme a todos aquellos que hemos sido parte de este proceso, a las asociaciones que perdieron el miedo y con valentía dieron vida a este proceso histórico. A los compañeros estudiantes del Consejo Consultivo, a los compañeros estudiantes del Consejo Electoral, a mis compañeros del Frente Estudiantil por su compromiso y lucha. A los movimientos, grupos y colectivos estudiantiles que nos antecedieron porque ellos también han sido parte importante para este proceso de recuperación. A los profesionales, compañeros catedráticos que siguen dando su apoyo y compromiso al movimiento estudiantil. A mis compañeros de la facultad de Ciencias Económicas por su acompañamiento de siempre. A todas y todos ustedes les digo, ¡Hasta la victoria siempre!

Quisiera también saludar y solidarizarme con aquellos movimientos sociales, populares y estudiantiles que surgieron durante los últimos 17 años y que no tuvieron el apoyo o el acompañamiento de los estudiantes de la AEU.

Saludo al movimiento campesino, por su lucha diaria en defensa del territorio. Saludo a las decenas de consultas comunitarias, al pueblo de La Puya, de Santa Cruz Barillas, de Santa Rosa y todas aquellas resistencias pacíficas que rechazan la imposición de hidroeléctricas y mineras que atentan contra la vida misma.  Saludo a todos los presos políticos, a la lucha de Abelino, de Rigoberto Juárez Mateo, de Domingo Baltazar y la lucha de Topacio Reynoso.  Saludo con gran emoción al movimiento Normalista, y su lucha victoriosa en defensa de la educación pública y de calidad.  Saludo al gremio magisterial digno.

A los compañeros y familiares de Brenda, estudiante de la Escuela de Comercio No. 2. A las niñas sobrevivientes y familiares de las niñas quemadas por el Estado en el Hogar Seguro. A ustedes compañeras y compañeros les digo, la AEU ha regresado al pueblo de Guatemala.

No quisiera terminar sin recordar a nuestros compañeros y compañeras mártires estudiantiles, a Oliverio Castañeda, Robin García, Alejandro Cotí, Rogelia Cruz, Iván Orozco, Mario Aliotto y a muchos de nuestros mártires les decimos que seguimos en pie de lucha, seguimos yendo tras la vida. Porque las personas no somos eternas, pero nuestras luchas e ideales son inmortales.

Como secretario de finanzas de la AEU, reafirmo mi compromiso con la transparencia y el buen manejo de los fondos económicos que recibimos a través de la tasa estudiantil. Quiero de esta manera dar una cátedra a las autoridades de la universidad y de este país, del buen manejo de los fondos públicos. Y a los estudiantes y al pueblo de Guatemala, demostrarles que si se puede transformar este país y que si se puede vencer a las mafias y a la corrupción.

No perdamos la esperanza de recuperar nuestra Universidad.

No perdamos la esperanza de construir otra Guatemala más justa, humana y equitativa.

Mi último mensaje es, autoridades universitarias, funcionarios de gobierno, diputados y diputadas, magistrados y demás funcionarios públicos: NOS ESTÁN VIENDO VOLVER.

¡Qué vivan los estudiantes!

¡Qué viva la Universidad de San Carlos de Guatemala!

¡Qué viva la Asociación de Estudiantes Universitarios “Oliverio Castañeda de León”!

Enrique Hernández, secretario de finanzas de AEU (2017-2019)

email

Next Story

El Cerotal

TweetsPC

FacebookPC