Carlos Barreda: “las élites y grupos de poder cerraron filas con Jimmy Morales”

Fotografía Nelton Rivera.

Por: Nelton Rivera.

El Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) desde el año 2015 iniciaron una investigación sobre el financiamiento electoral a todos los partidos políticos, hasta la fecha recabaron suficientes pruebas que determinaron que el partido partido oficial FCN Nación, cometió el delito de financiamiento ilícito durante la campaña electoral del 2015, y que el representante legal con firma en la cuenta del partido, es el mismo presidente Jimmy Morales.

El MP y CICIG presentaron una solicitud de antejuicio contra el presidente de la república a la Corte Suprema de Justicia (CSJ), por el delito de financiamiento electoral ilícito, esto ocurrió el 25 de agosto de este año.

La respuesta del presidente y del partido de gobierno no se hizo esperar, dos días después Jimmy Morales pretendió expulsar del país a Iván Velásquez comisionado de la CICIG,  nombrándolo non grato el 27 de agosto, iniciando una batalla abierta en contra de la CICIG y el MP. El sector empresarial, la iglésia católica y protestante dieron su respaldo al presidente.

Jordán Rodas Procurador de los Derechos Humanos, colocó un Recurso de Amparo en contra de la decisión del presidente ante la CSJ, esta resolvió amparar de manera definitiva al procurador, y con esto se anuló la expulsión del comisionado de la CICIG del país.

El 4 de septiembre la CSJ dió trámite a la petición de antejuicio al presidente enviando el expediente al Congreso,  este nombró una Comisión Pesquisidora integrada por 3 diputados y 2 diputadas, quienes resolvieron la noche del domingo 10 de septiembre, enviar al pleno del Congreso la petición de antejuicio.

Ya en el pleno del Congreso el 11 de septiembre, los diputados votaron por la “Aprobación para declarar con lugar la formación de causa las diligencias de antejuicio en contra del presidente de la República, Jimmy Morales Cabrera”, el resultado por la tarde fue de 104 votos en contra de retirar el antejuicio, 25 a favor y 29 ausencias.

Entrevista a Carlos Barreda, diputado por el partido UNE. Uno de los 25 votos a favor del antejuicio

“Lo que estamos presenciando en Guatemala es en resumen como las elites y grupos de poder nuevamente están alineados y cerraron filas todos con Jimmy Morales.”

¿Qué es lo que está detrás de la votación que protegió al presidente?

Durante los últimos días caló en el Congreso de la república la campaña mediática y sistemática que hay en contra de la CICIG y MP. Definitivamente pesa la cantidad de diputados que tienen procesos de antejuicio abiertos, eso pesa sobre su propia decisión.

En ese sentido, en esta votación se marcó mucho en los diputados el actuar de la CICIG en las investigaciones, otro factor fue el papel de la bancada oficial de FCN Nación que operó, cabildeó y trabajó para obtener los votos para rechazar y evitar que se levantara el antejuicio contra el presidente Jimmy Morales, para que este pudiera ser investigado por el delito de financiamiento ilícito.

Lo que se vivió en el Congreso esta tarde fue una conjunción de factores, pero lo más determinante es cómo se movieron las élites económicas y políticas del país. En el Congreso están de una u otra manera representados los intereses de distintos grupos o sectores de poder. En esta crisis Jimmy Morales logró de manera solapada o abiertamente obtener el apoyo del sector económico, de la iglesia protestante, de la iglesia católica y algunos otros grupos de influencia que están representados dentro del Congreso de la Republica.

Por eso en esta elección, no solo se reflejaron los intereses internos de los diputados, sino también cómo se manejan los grupos de poder, además que algunos consorcios empresariales de medios de comunicación, que abiertamente le dan su apoyo al presidente Morales.  Eso le sirvió a la derecha dentro del Congreso para alcanzar esta votación de 104. Por otro lado, en la calle no hay manifestaciones grandes ni a favor, ni en contra, sino que son pequeños grupos que están manifestando de un lado o del otro.

¿El antejuicio queda en un impase, se podría retomar en algún momento?

Definitivamente el antejuicio quedo en un “stand by”, evidentemente cualquier diputado puede presentar una moción para exigir que se vuelva a votar, obviamente con este resultado queda evidenciado que no hay condiciones para revertir el resultado, no hay actualmente esos votos para alcanzar los 105 necesarios para remover el antejuicio al presidente.

Entonces el antejuicio queda prácticamente archivado, pero si en cualquier momento la correlación de fuerzas cambiara, el antejuicio puede de nuevo ser conocido en el Congreso. incluso en la próxima legislatura. Recordemos que el 14 de enero del 2020, Jimmy Morales pierde su inmunidad inmediatamente, tendría un espacio de un mes aproximadamente antes de tomar posesión en el Parlamento Centroamericano (Parlacen), para que la justicia lo pueda requerir, y en ese tiempo puede proceder la investigación.

¿Cuál es el mensaje que envían con esta votación?

Definitivamente ante la comunidad internacional como la Unión Europea (UE) y los Estados Unidos (EU), se puede medir esto no sólo como un rechazo, sino como un retroceso en la lucha contra la impunidad y la corrupción en Guatemala. Esto se convierte en un posicionamiento político contundente, que puede tener serias consecuencias en materia de cooperación internacional, incluso puede ir más allá en cuanto a las medidas que pueda tomar el Congreso de los Estados Unidos o de alguna manera la Unión Europea a un corto o mediano plazo.

Puede tomarse también como una obstrucción y un rechazo al trabajo de la CICIG en el país, esto sin duda traerá como consecuencia alguna protesta o posicionamiento de la comunidad internacional.

En el país el contexto ha ido variando, la derecha guatemalteca y los grupos anti CICIG, lograron ganar mucho terreno en la opinión pública, resultado de la alineación de corporaciones de medios de comunicación, columnistas que asumieron la vocería presidencial,  que de alguna manera lograron equilibrar los posicionamientos en contra de CICIG y a favor del presidente.

Este accionar anti CICIG no solo se ha dado en las redes sociales, en los medios de comunicación empresariales o en las columnas de opinión, sino también en las protestas en la calle, estamos viendo grandes diferencias en las protestas en relación a las del 2015, estas han sido muy reducidas, y se radicalizaron.

Pero aquí el factor determinante ha sido el comportamiento del poder económico, naturalmente mientras los empresarios y familias no habían sido tocadas ni investigadas, habían mantenido de alguna manera su respaldo hacia el trabajo de CICIG. Su posición cambió con los casos de cooptación del Estado y de corrupción entre otros, y comenzaron a replantearse su posición.

Ahora no vemos a las autoridades de la Universidad de San Carlos convocando a manifestaciones, prácticamente dejaron sola a la nueva Asociación de Estudiantes Universitarios, y el rector aunque de manera “formal” cumple con emitir su posición, no mueve un solo dedo para acompañar y convocar a las movilización social.

Lo que estamos presenciando en Guatemala, es en resumen cómo las élites y grupos de poder nuevamente están alineados y cerraron filas con Jimmy Morales.

¿Cómo ve el escenario futuro?

Aquí lo que nos llama ahora es la construcción de fuerzas del sujeto social y político, que pueda librar la lucha contra la impunidad y la corrupción en el país, que haya una correlación de fuerzas en la calle, con carácter masivo que pudiera revertir este acto de impunidad. Obviamente estamos presenciando una derrota, esperemos que sea momentánea, y que se pueda revertir a corto plazo.

email

Author

Prensa Comunitaria Km. 169

Historiador, fotoperiodista, formo parte del equipo de investigación de Prensa Comunitaria.

TweetsPC

FacebookPC