Alta Verapaz: formación agroecológica en defensa de la soberanía alimentaria

Por: Rony Morales

Con la llegada de una nueva era, también llegan nuevos pensamientos y expresiones de lucha, omo parte de estos cambios está funcionando  la escuelita de formación para la defensa de la soberanía alimentaria “Consume sano para el buen vivir”, la cual se lleva a cabo en Cobán, Alta Verapaz.  Con los buenos vientos rebeldes que nos brinda el abuelo KEME, 60  jóvenes y jovencitas de las naciones q´eqchi´, poqomchi´, achi´, pocomam y ch’orti’, participan de este hermoso proyecto

“En la actualidad las personas estamos siendo influenciadas y manipuladas por las grandes empresas que nos venden sus productos con el objetivo de obtener ganancias por medio del consumo indiscriminado y sin razonamiento de las sociedades” , comentó uno de los estudiantes de la escuela.

Es por ello que la Red Nacional por la Defensa de la Soberanía Alimentaria en Guatemala (Redsag) desarrolla un  proceso de formación en temas de identidad, producción, economía, política, agua, reservorios de agua, tecnología, semillas (banco de semillas, clasificación y preservación de semillas nativas).

Como parte de la recuperación de la Identidad cultural, valorización de idiomas locales y cosmovisión ancestral, para las personas que facilitan este espacio, todos los temas son vinculantes a la soberanía alimentaria, agroecología y biodiversidad de nuestra Guatemala, por lo que era necesario proporcionar herramientas a productoras y productores de comunidades indígenas y campesinas.

Por este motivo se crearon las Escuelas de Formación Agroecológica,  construida en base a las necesidades de los campesinos y de la población en general, sobre  aspectos alimentarios, lo cual pasa por las esferas política, social, cultural y económica, para el proceso de formación se ha considerado la práctica de campo y su relación con la teoría y el contexto de la región.

Dentro de este proceso se  contemplan acciones en función de reconstituir los conocimientos ancestrales, desde las formas de organización, la esfera cultural como parte intrínseca de los procesos de cambio que han de generarse, retomando las prácticas ancestrales como mecanismos para lograr el buen vivir.

Uno de los participantes concluyó el día con la reflexión: “Promueve el autoconsumo de alimentos que se producen en las parcelas agroecológicas y fortalece la economía comunitaria mediante la comercialización.”

email

Author

TweetsPC

FacebookPC