Alta Verapaz: abren escuela de formación en soberanía alimentaria para menores

Por: Claudia Icó

El pasado mes de julio se llevó a cabo la escuela de formación en soberanía alimentaria, organizada por la Asociación de Servicios Comunitarios en Salud (Asecsa),  participaron representantes de diferentes pueblos del territorio de “Sa’ Monka”[1].

Este es el segundo módulo de los doce que están contemplados y en esta ocasión retoma la identidad de los pueblos de la región, fortaleciendo el reconocimiento, valoración, defensa de los conocimientos ancestrales y de la madre tierra. Es importante resaltar la participación del Jun k’ab’al[2], que conforman el K’aleb’al[3]

La manera de conservar la biodiversidad por parte de los pueblos sobre su territorio, es cuidando y protegiendo sus elementos naturales, como la tierra y el agua, a través de la agroecología y el conocimiento ancestral, comentó uno de los participantes en la actividad.

Asecsa contribuye a mejorar la salud integral, desde la cosmovisión, la dualidad, complementariedad y el buen vivir, con poblaciones rurales excluidas. A través de procesos de formación de capacidades y reconstitución de prácticas ancestrales, en el sendero de la soberanía, se reflexionan las identidades impuestas desde la óptica del consumo irresponsable de alimentos, que vulnera la salud integral de hombres, mujeres, niñez y juventud.

Por ello es tan importante iniciar los procesos de formación reconociendo las identidades impuestas y reconstituyendo la identidad de los y las Hijos de la tierra como personas de pensamiento y palabra.

Los temas de agroecología, soberanía alimentaria, la defensa de las semillas criollas y conocimientos ancestrales, son de suma importancia y es necesario darlos a conocer. Es por ello que en esta escuela donde padres y madres se encuentran aprendiendo, el equipo de (ASECSA) se encuentra dando talleres pedagógicos infantiles, educación y soberanía alimentaria a la los niños y niñas.

La oportunidad que nos brinda Prensa Comunitaria es importante, ya que a través de sus espacios podemos dar a conocer  este tipo de actividades  y además  intentar que estas puedan ser multiplicadas  en otras partes del territorio.

Las nuevas tecnologías son importantes para el intercambio de experiencias y articulación. Es una herramienta que está floreciendo en los corazones de los niños y niñas  comunitarios, como una forma valiosísima de educación, diálogo, intercambio, defensa y soberanía alimentaria.

Asecsa espera finalizar con éxito esta escuela, para luego replicarla en diferentes comunidades de Alta Verapaz.

 

[1] Al  Territorio Habitado originariamente por los pueblos mayas: Poqomchi, Achi y Q’eqchi, Lakandon, Ch’ol, Achi y Ak’ala’ (CPT:2012 y 2013). Lo que hoy conocemos como Alta Verapaz.

[2] Junkabal: significa familias en el Idioma Q’eqchi’

[3] K’alebal: Comunidades Indigenas de la región q’eqchi’.

email

Author

TweetsPC

FacebookPC