Lapuya

Por Lucia Ixchiu –Prensa Comunitaria.

Alrededor de las 2 de la mañana se escucharon ruidos, ruidos de camiones y contenedores que entraban con maquinaria y material de construcción. Las personas que estaban durmiendo en la madrugada del jueves 31 de julio despertaban asustadas, era evidente que nuevamente en la resistencia pacífica “la puya” (comprendida en el territorio que colinda entre San Pedro Ayampuc y San José del Golfo), la empresa minera ingresaba de nuevo maquinaria de manera ilegal ya que no cuenta con una licencia Municipal y los permisos correspondientes  para proceder con las acciones del desarrollo del Mega Proyecto.

A las 3 de las mañana se desato la alerta para las comunidades cercanas a la resistencia quienes acordaron no darle paso a los camiones, acción que llevo de manera inmediata  a los cerca de 200 agentes policiales a agredir de manera verbal y amenazar a los comunitarios que se encontraban resistiendo de manera pacífica.

Al llegar a la Resistencia pacífica “La puya”,  habían ya transcurrido varias horas después del hecho, pudimos conversar con las personas que se encontraban en el turno de la madrugada, quienes contaban que la ingresar los camiones, les rompieron la carpa, donde se celebra la misa y todo tipo de actividades en la dinámica de la resistencia, hecho que para los comunitarios tiene el claro mensaje de provocación y abuso por parte de los empleados de la empresa.

Al hablar con varios agentes de la policía, quienes trataron de aclarar que están para defender y proteger a las personas de las comunidades, es más que evidente que están protegiendo los intereses de la empresa y del Gobierno Central. Pues intimidan a las mujeres de la resistencia con tratos machistas y sexistas, amenazan con colocar  explosivos a los lugares donde juegan los niños de  la resistencia y además amenazan con incendiar las champas y el altar.

La “puya “resiste y tiene claro que la unidad en las comunidades será lo que mantendrá viva la resistencia.

Francisca 2

Por Quimy De León y Norma Sansir – Prensa Comunitaria

Francisca Gómez Grijalva está siendo amenazada en su libertad de expresarse, de pensar críticamente y decir las cosas como son a través de una acción de censura que se concreta en una demanda judicial por parte de la empresa Cementos Progreso.

Francisca es columnista de Prensa Libre y académica, la intención de callarla y de iniciar una persecución penal que evidentemente es política, fue después de escribir una columna[1] denominada ¿Agua o Cemento? en relación a la problemática generada por ésta empresa en perjuicio de los pueblos maya kaqchiquel que habitan las comunidades de San Juan Sacatepéquez, en concreto de la comunidad San Antonio Las Trojes I.

Entonces ésta empresa puso una demanda judicial en su contra en un tribunal, en su página web argumentando que “Como sabemos categóricamente que las acusaciones de la Sra. Gómez Grijalva son mentiras, acudimos a un tribunal para que ella se presente al mismo a ratificar, bajo juramento, que le consta todo lo que ella publicó en ese medio de comunicación[2].”

Francisca ha iniciado una nueva batalla a favor de la palabra, la dignidad de los pueblos y en defensa de la vida, ya que presentó un amparo que fue otorgado por la Corte de Constitucionalidad a favor de ella y será conocido en una vista pública este miercoles 6 de agosto de 2014.

San Juan 2

No se puede permitir la persecución para quien se atreve a soñar

Con la persecución política penal, se trata de construir una “verdad” falsa acerca de quienes defienden sus derechos y luchan por una sociedad más justa. Ésto esta ocurriendo en contra de decenas de personas en todo el país, como parte de esto impulsan toda una campaña de acusaciones, infamias, mentiras y tergiversación de la realidad. Se les acusa de hechos no cometidos, delitos que les hace convertirse en criminales y delincuentes, para deslegitimar la lucha misma y sus exigencias y poder actuar “legal o legítimamente” en contra de éstas personas.

La criminalización es “…la puesta en marcha por parte del Estado de marcos jurídicos, estrategias y acciones político-judiciales con la intención de dar un tratamiento de ilegítimo e ilegal al ejercicio de ciertos derechos civiles que se manifiestan en acciones tales como la manifestación, movilización, organización, reclamación pacífica de derechos, documentación y presentación de informes y defensa jurídica de personas acusadas de delitos políticos, utilizando en muchos casos, la violencia contra personas y organizaciones. La criminalización de la protesta social se expresa de diversas formas, que van desde una intervención violenta de las fuerzas de seguridad en protestas o conflictos, hasta el juicio a dirigentes sociales, allanamiento de oficinas, amenazas directas e indirectas y la descalificación sistemática de la labor de líderes sociales.” [3]

Según la anterior definición, quien criminaliza comúnmente es el Estado y las empresas. Sin embargo es una práctica social que se inserta en una sociedad con rasgos contrainsurgentes y de inquisición. Ésto le ocurre a las personas  que se organizan y piensan autónomamente. Lamentablemente quienes reproducen la criminalización y el estigma de cualquier manera, en última instancia fortalece el poder de las élites. Ha sido una herramienta utilizada en todo el mundo en las últimas décadas como parte esencial de la aplicación de las políticas neoliberales: “La criminalización de los movimientos populares forma parte de un repertorio global de acciones y prácticas de control social, con las que el poder organiza su gobernabilidad, a fin de continuar el proceso de reproducción ampliada y por desposesión (Harvey) del capital”. [4]

Para el bloque de poder y sus expresiones empresariales, finqueras, gobierno y el narcotráfico, la lucha social  “atenta directamente contra esa necesidad estratégica que tiene el gran capital y porque estas luchas, en su lógica, son un mal ejemplo para otras zonas del mundo cuyos territorios están siendo apropiados por el gran capital y sometidos a procesos de extracción agresivos”.[5]

La criminalización se basa sobre todo en acciones judiciales y mediáticas, en esto  los medios corporativos están jugando un papel clave para influir la opinión pública, la mayoría de veces el discurso que manejan es el mismo que las empresas y el gobierno y que buscan deslegitimar las acciones de la población organizada, pero también se utiliza operaciones psicológicas como la difamación y el rumor que busca la descomposición social, la división comunitaria y que en última instancia generan desconfianza y aislamiento de las luchas y de las personas.

En última instancia pretenden las empresas nacionales y transnacionales  “apropiarse de todas las posibles fuentes de energía existentes en el mundo como una necesidad estratégica para el mundo industrializado y el gran capital, y es eso lo que dirige y explica sus intereses por apropiarse de las tierras guatemaltecas donde existen este tipo de elementos de la naturaleza”. [6]

La estrategia de criminalizar y judicializar a las personas está siendo utilizado en contra de los movimientos indígenas, campesinos y en defensa del territorio de base comunitaria, de periodistas, columnistas, académicos y académicas, abogados y defensoras de derechos humanos que se niegan a aceptar el modelo vinculado a la globalización. Que en este caso se expresa en los megaproyectos como la minería a cielo abierto y  la explotación de la naturaleza como el agua, el petróleo, los agrocombustibles, la militarización, la negación de la historia y el genocidio.

Nos queda una importante tarea: dudar, no creer en el discurso oficial y de los grandes medios corporativos, no dejarse llevar de versiones cargadas de prejuicios, rumores y difamaciones sino pensar críticamente y por nuestra propia cuenta. Y lo más importante defender que la libertad de expresión, las diferencias de ideas y de pensamiento son derechos a defender y respetar.

 San Juan 1

[1] 2 de junio de 2013. Prensa Libre. http://www.prensalibre.com/opinion/Agua-cemento_0_860913929.html

[2] http://www.cempro.com/aclaracion

[3] Echeverría, Jennifer. “Criminalización de la protesta social.” Comisión Internacional de Juristas. Guatemala.
[4] Korol, Claudia y Longo, Roxana. Criminalización de la pobreza y de la protesta social. Buenos Aires, 2009. Editorial El Colectivo. En este texto utilizan las categorías que usa David Harvey en relación con el modelo de acumulación al que Marx llamó acumulación originaria de capital, en este contexto de manera ampliada.
[5] Korol, Claudia y Longo, Roxana. Criminalización de la pobreza y de la protesta social. Buenos Aires, 2009. Editorial El Colectivo.
[6] Ispanel, Patricia. Criminalización de la lucha y violación de derechos humanos. CEIBA. 2010.

 

10592461_743860335670149_1877611078_n

 

Por: Rony Morales –UVOC-/Prensa comunitaria

 

Escuelita de Comunicación Popular de los Pueblos Q´eqchi´, Poqomchi´y Mam Guatemala

Con la esperanza y el amor que predomina en esta nueva era, los abuelos y abuelas nos enseñan que es un ciclo donde la vida y la protección se representa en la mujer. Es un ciclo lleno de ternura y fuerza. Y es por ello que comenzamos un nuevo proceso, expresión de lucha en defensa de nuestro territorio al cual hemos llamado: “Escuelita de Comunicación Popular de los Pueblos Q´eqchi´, Poqomchi´y Mam Guatemala” el cual se realiza en San Pedro Carchá Alta Verapaz.

Con los buenos Vientos Rebeldes Norte que nos brinda la abuela Wuqub´Iq´, 25 Jóvenes nos hemos sumado a este proceso, provenimos de diferentes lugares de las naciones Q´eqchis´, Poqomchi´ y Mam, además somos de varias organizaciones y comunidades como: La Unión Verapacense de Organizaciones Campesinas –UVOC-, Comité de desarrollo Campesino –CODECA- y la Comunidad Copal “AA” la esperanza, estamos en los departamentos de Izabal, Quiché, Alta y Baja Verapaz.

La escuelita consta de cinco módulos sobre formación en comunicación siempre priorizando el tema radio, pero no limitándola a ésta, sino a las distintas formas de comunicación popular. A los módulos les hemos llamado: comunicación popular, herramientas de la comunicación popular, organización interna y facilitación, red mesoamérica de radios comunitarias y educación popular.

FOTOPARANOTACOMUNI2Primer Módulo: Comunicación 

Análisis de la realidad: Tomando como base la educación popular empezamos nuestras actividades conversando y entendiendo de manera colectiva, sobre lo que ocurre a nuestro alrededor y lo que entendemos sobre nuestra realidad desde nuestras comunidades. Esto lo realizamos usando el arte, como el dibujo para mostrar de manera el sentir de nuestros pueblos.

Uno de los aspectos relevantes es reconocer las problemáticas sociales generadas por las empresas extractivas como las hidroeléctricas, mineras y sus estrategias como los desalojos, la criminalización, la contaminación del medio ambiente y los ataques las personas y comunidades.

Al mismo tiempo reflexionamos sobre cómo afrontar estas las problemáticas, en un ambiente de unificación de las diferentes luchas de los pueblos.

Aprender con jugando “teléfono Descompuesto”

Sabiendo que hay que romper con este sistema, partimos de comprender de una manera sencilla la distorsión en la comunicación, con técnica del teléfono, a partir de esto hubo muchas ideas sobre el significado de la comunicación por ejemplo que “la comunicación es una de las muchas formas en que los seres humanos pueden intercambiar información, ideas, opiniones, expresar sus formas de ver la vida y necesidades”

Desde el mismo grupo también se habló del circuito de la comunicación, que se sintetiza en que forman parte el emisor, receptor, mensaje, código e interacción.

Comunicación Popular Vs Comunicación Comercial

En grupos de trabajo usamos varios recursos como revistas y periódicos para encontrar y analizar acerca de la representación de los medios sobre determinados tópicos. A cada grupo le toca armar un mural, donde representan el papel de los medios de comunicación comercial y el de la comunicación popular y explicarse como se representa a los hombres y a las mujeres en los medios comerciales y como nos gustaría ser representado en los medios populares. Ya en plenaria todas y todos nos dimos cuenta que los medios populares son desde el pueblo y deben estar al servicio de éste. La comunidad viene de “común” que significa que es para o de varias personas no de una sola.

Los medios comerciales solo tienen un objetivo, ganar más dinero, lucrar, además pertenecen a las familias poderosas de Guatemala, son masivos, llegan a mucha gente y venden y crean una realidad que no representa la mayoría de veces lo que vivimos las grandes mayorías.FOTOPARANOTACOMUNI3

Los pulpos de la comunicación

La imagen del pulpo nos sirve para representar a los captores, hoy utilizamos esta agenda para representar a la gran de cantidad de empresas, terratenientes que causan grandes problemas en la población negándole así la libertad de expresión y organización a los pueblos el derecho a la comunicación. Éstos captores tienen nombre y apellido y también los conocemos.

En fin, hicimos muchos juegos como la lotería humana y mucho análisis concienzudo usando diferentes recursos que en medio de la alegría de trabajar colectivamente nos posibilita fortalecer nuestro trabajo serio diario a través de herramientas como al investigación, también podemos ser fuente de información.

Este proceso se lleva a cabo para fortalecer las luchas por la defensa y recuperación de nuestros territorios, que organiza la UVOC en su eje de comunicación popular, que además nos permite vincular con los procesos, organizativos de algunos lugares y responde a los desafíos concretos del momento actual.

Esperamos regresar a los próximos módulos de la escuela, llenos de nuevos conocimientos regresamos a nuestras comunidades a multiplicar lo aprendido, a tomar nuevos pensamientos para luego traerlos y compartirlos con nuestros compañeros.

Agradecemos enormemente al colectivo Comunicadores Populares por la Autonomía de Chiapas COMPPA, a la Red Mesoamericana de Radios Comunitarias quienes han confiado en nosotros y nos han enseñado a utilizar varias herramientas de comunicación y sobre todo cómo poder multiplicarlas en nuestras comunidades.

10585166_743864995669683_1084630812_n

Unas de nuestras primeras palabras al iniciar la escuelita[1]

¡Bienvenidas y Bienvenidos a la escuelita de comunicación Popular de los pueblos de Guatemala! Como ya saben con este primer módulo, damos inicio a un proceso de formación, en el cual iremos compartiendo las experiencias de nuestras comunidades, organizaciones y radios, para así construir un espacio que nos permita aprender juntas y juntos. Pusimos la “ita”, escuelita no para disminuir la importancia del espacio, sino para diferenciarlo de la idea de “escuela” que nos ha enseñado: un aula con cuatro paredes con un maestro o maestra, la autoridad, que posee el conocimiento para impartirlo a los y a las demás, que damos como sujetos pasivos y no como protagonistas de este proceso de formación, aquí no es así.

La escuelita es también de los pueblos porque es de cada una y cada uno de nosotros, no es un solo salón, un solo lugar, y no solo durante los días del modulo, si no entre taller y taller, en los lugares donde nos encontremos según las ganas que le echemos. La escuelita de comunicación Popular de los pueblos es un planteamiento de actividades para que vayamos practicando, reflexionando y volviendo a la nueva práctica, reflexionando y volviendo a la práctica. Lo que vamos aprendiendo se construye de lo que podamos cada quien, con nuestra participación, preguntas, respuestas, ideas, críticas y autocríticas…

 

[1] Que tomamos del manual I de la escuelita de Comunicación popular de los pueblos COMPPA.

 

Fotografía de Cristina Chiquín.
Fotografía de Cristina Chiquín.

Por Jonatan Rodas – Maestro en Antropología

Cuando yo tenía 11 años hubo una discusión entre mi madre y mi abuela, eso hizo que la primera tomara la decisión de salir de la casa de la abuela, donde vivíamos, y buscar otras opciones. Yo no tengo conciencia de cuanta capacidad económica tenían mis padres en ese momento. De niño, incluso de joven, esas cosas no son preocupaciones nuestras y su desconocimiento produce diferencias entre padres e hijos. Solo hasta recientes años tomé conciencia de cuanto les costaba a mis padres darme lo necesario para vivir. Una de esas cosas fue la vivienda.

Mi madre supo que cerca de donde vivíamos había unos terrenos baldíos que recién acababan de ser ocupados por dos o tres familias. Era a la orilla de un sanjón en la zona 19, en Monserrat. Desesperada tomó valor y decidió construir una covacha. La covacha la hizo el tío Santiago, un familiar paterno que se dedicaba a eso, a los chapuces. Mientras se construía la covacha una amiga de mi mamá que era propietaria en una de las cuadras cercanas le ofreció pasar luz a través de un cable (¿era robo de energía eso? No sé), pero al mismo tiempo le dijo –y eso lo recuerdo muy bien- “¿cómo te vas a pasar allí?, no hay agua, no hay sanitarios y los patojos van a vivir a la orilla del barranco”. El barranco es un conocido desagüe de aguas negras que atraviesa las colonias Monserrat y La Florida (no recuerdo direcciones).

Mi madre lo pensó, pero no tenía alternativa. Mi papá por su parte llegó con la noticia de que un amigo del trabajo vivía en una colonia al final de la calzada Aguilar Batres donde había terrenos vacíos. Para acceder a ellos habían dos opciones: 1) solicitar su adjudicación al entonces Banco de la Vivienda, o 2) invadirlo.

Invadir un terreno significaba meterse allí, esperar la reacción de las autoridades y comenzar una negociación para la adjudicación bajo el argumento principal de que el actual dueño no tenía necesidad del terreno, de lo contrario estaría allí.

Fue esta segunda opción la que mis padres tomaron. Una mañana mi hermano mayor se fue con mi madre a la colonia Villa Lobos, donde contrataron a dos hombres: Meme y don Oswaldo. Fueron ellos quienes construyeron la covacha. El Meme dibujaba y como recuerdo dejó un barco en una de las tablas de lepa del nuevo recinto. ¿Firma de la obra recién terminada?

Mi papa trabajaba todo el día, así que nos tocó a mi madre, a mi hermano mayor y a mi mover todo lo movible para hacer de aquella champa colocada al fondo de un terreno de 7×15 metros, un lugar habitable. Dejamos la colonia que nos vio crecer, los amigos, doña Justa y sus hijos con quienes jugábamos, al Guayito y su hermano, a Juan Carlos Rosell que nos prestaba sus juguetes, a los campos de futbol; yo perdí la oportunidad de decirle a Maribel que estaba enamorado de ella (si por casualidad lee esto y reconoce los escenarios, que quede constancia que la amé como solo puede hacerlo un niño de 11 años: con toda la imaginación de mundo). En suma, toda nuestra historia (11 años en la vida de un niño son una historia y una memoria inagotable, eso lo saben quienes trabajan con el sentimiento humano). En esa perspectiva puedo decir hoy en día, y con toda la indignación que me embarga por los recientes acontecimientos, que siento haber sido un desarraigado.

La nueva covacha no tenía luz ni agua, fue doña Jose quien vivía en la parte de atrás quien dos dio la luz, y los vecinos de a la par quienes nos daban agua. El baño estaba rodeado de una cortina de costales que mi mamá hizo (ella era costurera).

Finalmente llegó el día en que apareció el dueño del terreno (bendigo su actitud en este momento). Suspiró y dijo “bueno, pues si les sirve que les quede”. Desafortunadamente no bastaba con su buena voluntad para que nosotros nos quedáramos con el terreno, era necesario el trámite burocrático en el Banco de la Vivienda BANVI, es decir, que el terreno se declarara disponible y que fuera asignado según una lista o número de solicitantes. Creo que así era.

Durante mucho tiempo mis padres pasaron investigando cómo obtener la adjudicación del terreno (no su regalo!!!!!, la adjudicación). Pero las circunstancias en las que estábamos agravaban la situación. Éramos invasores. Les parecerá de película o podrán decir que no es cierto. Pero la historia alrededor de la adjudicación de nuestro terreno merece que una creencia tan fundamental valga la pena seguirla contando.

Mi padre era miembro del sindicato de telégrafos y en tales condiciones fue invitado un día a un almuerzo con el entonces presidente Vinicio Cerezo. El almuerzo fue en la finca Santo Tomás. Allí mi padre se le acercó al presidente y, según cuenta, le dijo “compa, hágase la campaña, écheme una manita con lo de mi casa…”. Vinicio Cerezo escribió en una hoja de cuaderno de líneas (eso lo sé porque la hoja está celosamente guardada) “Donis (Julio Donis, entonces presidente del Banvi) hacete cargo de esto”.

Con carta en mano visitaron el despacho del presidente del Banvi, pero este nunca los recibió. ¿Por qué? Quién sabe. No sabemos. La última vez que mi madre fue para intentar entrar al despacho y mostrarle la hoja del cuaderno fue recibida con la misma negativa. Bajó por las gradas y en alguna de ellas se sentó a llorar. Según cuenta un hombre se le acerco (bendigo también la existencia de ese anónimo) y el preguntó que tenía, ella medio explicó y el hombre la llevó hasta el despacho de Donis. Los pasos burocráticos están demás. Meses después se inició el proceso de adjudicación y finalmente llegamos a ser dueños del terreno.

Con esta convicción mi madre acudió a su hermano, el famoso tío Neto: albañil, bohemio y alcohólico empedernido, para que construyera un pilar de concreto, requisito necesario para la instalación del contador de luz. Mi abuelo que era maestro de obras se enteró de los planes de mi madre y le ofreció construir un cajón al frente del terreno. Así fue. Y así fue como empezó a crecer aquel laberinto de paredes y mezcla de estilos que hasta hoy en día involucran a una pequeña virgen de cemento con azulejos pasando por un cuadro del parque de Quetzaltenango y una cocina con ventanal.

No es esta una lección de que si se quiere se puede. En Guatemala aunque se quiera no se puede. Es un desahogo, una catarsis individual de la indignación que produce pensar en otras madres como la mía, en otros niños como yo, en otros padres aturdidos, que hoy (y siempre como es la constante en este país) están siendo desalojados. No se llevan solo las láminas, no se llevan solo la lepa o la satisfacción de haber defendido con toda la honra que les produce, la propiedad privada. Se llevan la posibilidad de la vida misma. A mí el cambio me quito lo que en ese momento era la vida (no me arrepiento de no haber conocido a Maribel como amante, porque todo ese recorrido me trajo hasta donde estoy ahora y con las personas amadas con quienes comparto mi vida). No tengo ni la más remota idea de que hice exactamente para sobreponerme o para tener, como le dicen los utilitaristas “una buena práctica”. No se trata de una historia-ejemplo.

Se trata más bien de lo que nos sucede a muchos y no lo contamos, no lo decimos, porque creemos que solo nos pasa a nosotros, por ser nosotros (por la culpa de ser nosotros!) y muchas veces también (y quizás principalmente) por vergüenza!. Yo ya no la tengo: fui un desarraigado, un invasor y desde esa posición, desde el enojo y la indignación es que escribo y repudio las acciones del Estado y particularmente del actual gobierno. Repudio la inmoralidad y suciedad de los partidos políticos sin excepción alguna y repudio todo acto que atente contra la vida y la dignidad de las personas, especialmente de las más desposeídas.

10558591_739059116150271_337294078_o

 Por: Rony Morales –UVOC-/Prensa Comunitaria

Con la llegada de una Nueva Era, también llegan nuevos pensamientos, expresiones de lucha y la Escuelita de Formación Política en Defensa del Territorio Llamada “Un Sol Rebelde” llevada a cabo en Cobán Alta Verapaz.

 Con los buenos Vientos Rebeldes que nos brinda la abuela AJPU y él abuelo IMOX, 25 Jóvenes de las naciones Q´eqchis´, Poqomchi´ y Mam pertenecientes a las organizaciones como: La Unión Verapacense de Organizaciones Campesinas –UVOC, el Frente Petenero Contra Represas –FPCR-, Puente de Paz y ACODET, de los departamentos de Izabal, Petén, Quiché Alta y Baja Verapaz.

10566124_739058142817035_756350624_o

Son jóvenes con liderazgos en sus comunidades involucrados en el proceso de formación para aprender nuevas formas de cómo hacer frente a las amenazas que sufren constantemente de parte de las empresas extractivistas de capital nacional y transnacional para apoderarse de sus territorios.

Esta escuela de formación política está preparada con ocho Módulos: Contexto Histórico que se desarrollará en dos talleres; Formación Política, Formación Jurídica, Estrategias y Tácticas Organizativas, Formación Filosófica, Educación Popular y Comunicación Popular, todos ellos con el enfoque pedagógico de la educación popular.

10559608_739059816150201_1610607896_o

Primer Módulo Contexto Histórico Fase II

Tomando como punto de partida las realidades quienes participan, se reflexiona sobre las amenazas que se viven en cada territorio (militarización, cooptación de líderes, división, monocultivos, petróleo, hidroeléctricas, minería; desalojos, criminalización, contaminación del medio ambiente, ataques a las y los integrantes de las comunidades, etc.)

10566093_739059412816908_2141582609_o

Nuestras jornada de formación la empezamos con contenidos muy interesantes que nos dan la posibilidad de conocer la historia, por ejemplo la Revolución del 20 de Octubre de 1944. Pudimos entender y analizar los antecedentes a este momento que ha marcado nuestra sociedad. También dimos un repaso a otros hechos históricos como el gobierno de Jorge Ubico, las caídas de las dictaduras, el movimiento estudiantil universitario, la constitución de 1945, los gobiernos revolucionarios de Arbenz y Arévalo en donde conocimos algunos de sus logros como el Decreto 900, el Banco de Guatemala y la creación del IGSS.

10577984_739058422817007_263092376_o

Este proceso de formación de nuestra escuelita nace para fortalecer las luchas por la defensa y recuperación de nuestros territorios, se vincula inmediatamente con los procesos organizativos y responde a los desafíos concretos del momento actual que tienen las organizaciones y los pueblos, frente a las amenazas a las comunidades y organizaciones en las regiones noroccidente y suroccidente del país.

10567654_739057872817062_2085334929_o

Nos quedamos con las ganas de regresar a los próximos módulos de la escuela. Nos vamos a nuestros hogares con nuevos conocimientos, regresamos a nuestras comunidades a multiplicar lo aprendido, a tomar nuevos pensamientos para luego traerlos y compartirlos con nuestros compañeros.

 

La Lucha se lucha y La lucha se Escucha.

Consigna por: Zerisita, Niña de 8 años

 

Conozca sobre la primera sesión:

Escuela De Formación Política en Defensa del Territorio “Un Nuevo Sol Rebelde”


 

10487407_10152617541673856_7266770981754379818_n
La mirada de Roberto Cabrera siempre puesta en la realidad. Tinta original de una portada de Revista ALERO, Universidad de San Carlos de Guatemala, 1977. (Cortesía de Itziar Sagone).

Roberto Cabrera Padilla (Guatemala 1939-2014)

“Me formé durante el gobierno de Juan José Arévalo, mirando a la realidad y tratando de entender el misterio y la tragedia del pueblo indígena. Desde entonces realicé investigaciones y trabajé con jóvenes que querían saber dónde estaban parados”.

Por: Sergio Valdés Pedroni[1]

Destacado artista de la generación de los años 60, estudió en la Escuela Nacional de Artes Plástica y fundó con Marco Augusto Quiroa y Elmar Rojas el grupo Vértebra.

10360616_10152617531923856_8946953615091116438_n copy

De aliento gráfico, a medio camino entre lo figurativo y lo abstracto, su obra se distingue por el uso del collage y la aplicación de materiales no convencionales, lo cual le atribuye una gran riqueza de texturas y un ritmo plástico inusitado. Óleo, acrílico, tinta, grabado, aguafuerte, xilografía, litografía… Cabrera puso las más diversas técnicas, soportes y materiales al servicio de una estética que interroga a la realidad y desafía al espectador. Muchas de sus piezas simulan pequeños mapas en relieve que desnudan la realidad y exaltan la mirada de los desposeídos.

10394528_10152617537138856_7749102969019790085_n copy

Su concepción experimental del arte estaba en consonancia con una actitud crítica y la identificación con las lucha de los pueblos por la justicia social. “Un artista tiene que estar informado, de la actualidad artística y de lo que pasa a su alrededor. La formación tiene que ser integral y hay que cuidarse de las bienales, los compradores aprovechados y todo el mercantilismo privado, que le hacen daño al arte”.

10442531_10152617531823856_4397851011441050096_n copy

Cada cuadro, cada collage, cada escultura de Cabrera es una indagación compleja en las identidades culturales que se dan cita en Guatemala. En cierto modo, toda su obra es una representación del sincretismo alucinado del país, de su tragedia histórica, y de la capacidad deslumbrante de la población para reinventarse, sumando influencias y experiencias disímiles y contradictorias. Y todo esto se refleja en los aspectos formales, ya que “es en la forma y en el conocimiento integral de la realidad donde están las herramientas del artista”.

10364074_10152617535498856_7407471571395684113_n copy

“Me ponen diferentes etiquetas, pero yo sólo he querido ser consecuente con la realidad. Por eso he dedicado mucho tiempo a la investigación y al estudio. Tengo infinidad de libros de antropología, filosofía e historia. Mi arte siempre ha estado relacionada con esta búsqueda de comprensión de la realidad”.

La obra de Roberto Cabrera le atribuye a la vida herramientas para vencer la incertidumbre. Su nombre es inseparable de nuestra historia y nuestro porvenir como país.

10514677_10152617530463856_5863145687310570373_n copy

Dos fragmentos de Roberto Cabrera:

Sobre Isidro Conwong, artista, pintor y escultor Costarricense[2].

“La simiente estética de Con Wong como la de todos los pintores de su género, no está en el arte de ninguna otra latitud histórica como la del arte prehistórico, medieval o primitivo.

Nada que ver, igualmente, con la artes y las industrias de los pueblos originarios o arcaicos que estudia la etnografía, desde las culturas tribales y cazadoras, a los pocos pueblos que como testimonio existen aún en Australia o el Amazonas, en momentos de su exterminio por las corrientes “civilizatorias” que poco a poco llegan a ellos para la explotación de las riquezas naturales en sus hábitats milenarios.

Mucho menos este arte tiene que ver con el otro, el llamado Arte con mayúscula de cualquier tiempo, supeditado a las influencias y corrientes del gusto aristocrático o burgués, de la demanda oficial o el mercantilismo privado.

Es otro arte surgido para otros fruidores que se encuentran sumergidos en la tradición y la vida comunitaria: es parte del verdadero arte popular o arte del pueblo, en donde la comunicación y la transmisión cultural, son todavía patrimonio del común, en un espacio social en que todos son al mismo tiempo creadores y recreadores.

Sobre su propio trabajo[3]

De la figuración expresionista en mis primeros dibujos, grabados y pinturas, al arte matérico abstracto/figurativo y al arte del collage, las técnicas mixtas, el decollage, el frottage, el assemblage y el arte de las instalaciones.

Más allá o más acá del arte de la pura visibilidad físico-cromática, hacia el arte de la idea y lo conceptual. Desde la primera modernidad a las intervenciones posmodernas; de lo local regional (Guatemala/Centroamérica) a la globalización y la Economía-Mundo. Del arte visual a la historia y la antropología. Y de aquí, al reconocimiento crítico de los derechos humanos en general y a la multiculturalidad y las identidades de nuestros pueblos indígenas multilingües.

 Su casa, su lugar de creación, su espacio íntimo:

[1] Las citas del texto son de entrevista a Roberto Cabrera en rodaje, Guatemala octubre 2012. Las Fotografías de esta nota se tomaron por encargo del curador guatemalteco Emiliano Valdés Melendreras, con apoyo de Benvenuto Chavajay, artista contemporáneo y discípulo del maestro Cabrera).

[2] Blog de I. Conwong.

[3] Catálogo de exposición.

Francisco Simón Francisco

Estudiante de sociología, originario de Pojom, San Mateo Ixtatán.

El pueblo Chuj, Q´anjob´al, Akateco y Mestizo, del sector Norte de Huehuetenango afronta diversos problemas a raíz de la construcción de las hidroeléctricas. En el año 2010 hasta el día de hoy, la construcción hídrica en ese sector ha creado la conflictividad social bilateral y manifiesto por la falta de incidencia política y social. Al respecto de la problemática social las autoridades estatales se ven obligadas a llevar el manejo de información, resolución y la transformación del conflicto.

Pero desgraciadamente las acciones no se concretan de una manera transparente, ya que la visita de las autoridades máximas al sector de Ixquisis el día jueves 18 de julio del año en curso ha creado un círculo de conflicto y la conflictividad de información, por lo tanto la sociedad cada día son más vulnerados y actúan de una manera drástica dentro del contexto social.

Como dice Carlos Marx, el trabajo de muchos se convierte en el capital de unos pocos privilegiados. Para lograr la transformación del conflicto en ese sector urge establecer diálogos, generar críticas constructivas, disminuir la coacción y prejuicios. Otro punto desde el enfoque sociológico, es dar seguimiento a la relación social y orden social para construir o reconstruir una sociedad de solidaridad mecánica “Igualdad y equidad”. Las necesidades antagónicas surgen dentro de la población por el modo de conducta y la conciencia colectiva disfuncional y polarizado por la subordinación militar en ese sector.

El tiempo transcurre, las personas cada día son reprimidas, marginadas, olvidadas, presionadas y oprimidas solo por dar la VOZ y VOTO por el patrimonio cultural y natural que les pertenece. La población manifiesta “Que si el presidente apoya y autoriza la explotación minera y la construcción hídrica que venda lo suyo pero no lo del pueblo”. Los más marginados en Huehuetenango son las comunidades rurales, la cultura maya, la niñez y las mujeres. La generación actual de los guatemaltecos y especialmente los huehuetecos son excluidos de sus derechos y discriminados solo por ser de la cultura maya.

¿Cómo transformar y trabajar por un cambio?

Para transformar y trabajar por un cambio global implica largos procesos pero se acorta por la disposición económica y la buena voluntad estatal, solo de estas acciones las condiciones de pobreza, violencia y marginalidad se conviertan en una acción durable, en un cambio a la lucha para reducir las injusticias donde los hombres excluidos gocen de sus derechos sin discriminación alguna y que se apropien de sus principios y valores pidiendo a las autoridades que respondan a sus necesidades básicas (salud, educación, empleo y vivienda). Pero sobre todo que cada individuo tenga un pensamiento razonable y reflexivo sobre sus comportamientos que obstaculizan el desarrollo y el progreso social.

Los empresarios dicen generar desarrollo

No cabe duda que el amanecer y el anochecer en medio de la sociedad huehueteca especialmente la población del sector Norte de Ixquisis, San Mateo Ixtatán se ha convertido en una amenaza de vivencia comunal y comunicativa, la causa más grande y concreta de esta situación es sobre la construcción de las hidroeléctricas.

Hay temor, las personas carecen de oportunidad y corren peligro de esperanza de progresar. “Solo los pájaros cantan, gritan, con paisaje maravilloso, pero su compañía “el hombre”, llora en vez de cantar, grita pidiendo auxilio y seguridad y no gritos de alegría por un lindo amanecer, una bendición y esperanza de vivir”.

Es la realidad que se vive entre la sociedad de este sector. ¿Cómo evitar?, ¿Cómo colaborar?, cuando hay preocupación por los deseos propios, por los deseos políticos y económicos, y por otro lado los deseos de negociar clandestinamente y acomodamiento detrás de la población.

La reflexión es: dar importancia a la relación, y dentro de ella generar la disposición de aprender a colaborar y a preocuparse por sí mismo y por los demás necesitados. Para solucionar lo que vive la población de este sector, es reconocer la identidad de la personas, tomar en cuenta el proceso de análisis sobre las necesidades e identificar el problema. La población de esta región necesita una satisfacción psicológica y procesal y no una maniobra por los empresarios Hídricos, especialmente el Proyecto de Desarrollo Hídrico (PDH).

Pero desafortunadamente los empresarios dicen generar desarrollo y progreso social en este sector, tapando los ojos de la gente diciéndoles falsas ilusiones, dividiendo a la sociedad, aprovechando de las necesidades con minoría de regalías. Y pidiendo militar al Ministro de gobernación y al Ministro de la Defensa en contra de la población opositora a sus proyectos. La llaman Hidroeléctrica a una explotación minera y la pobre gente ilusionada con la esperanza de que algún día les llegue energía eléctrica a sus casas. Pero ni siquiera cables, postes les han llegado a sus comunidades.

Es cruel recordar el pasado, pero nos ayuda para no estar callados

Qué triste saber de la gente cuando un empresario se burla de sus necesidades y solo crea fanatismo, elevando su nivel de ser un empresario diferente, pero un empresario capaz de engañar, conquistar y dominar a la población, aprovechando de su dignidad, de su ignorancia y aprovechando de la antigua estrategia y política de algunos líderes que tuvieron una incidencia mortal en contra de muchas personas durante el conflicto armado.

Es cruel recordar el pasado, pero nos ayuda para no estar callados y para no estar bajo la dominación y subordinación de alguien. Es momento de aclarar y decir la verdad, decir lo que vive la población. Urge la transparencia, la claridad en medio de la sociedad y ¡Basta ya! Llevar a la población a la oscuridad y decirles que saldrán ante la claridad.

Son los grandes desafíos que vive la población bajo la dominación de autoridades militares. Que se haga justicia equitativa, que se haga una investigación científica, pero una investigación social donde se respete la decisión del individuo.

ANALICEMOS, REFLEXIONES ESTAS SITUACIONES, GENEREMOS IDEAS Y ASÍ JUNTOS ALCANZAREMOS CRITICAS FUNCIONALES HACIA EL PROGRESO.

David Diego – Prensa Comunitaria

El dia domingo 06 de Julio del año 2014 los representantes del gobierno plurinacional rindieron un informe a la población de la nacionalidad Q´anjob´al del pueblo de Jolom Konob acerca de la gira por Europa en donde fueron a denunciar las represiones y la criminalización de los lideres comunitarios en defensa de los bienes naturales de nuestro territorio por parte del Estado de Guatemala.

DSC07864 copy

Este informe se dio por parte de Alfredo Baltazar quien es parte del gobierno plurinacional de las nacionalidades Chuj, Akateco, popti´, Q´anjob´al y mestiza con la presencia del Gobierno local de Jolom Konob. Ésta actividad fue transmitida por la radio comunitaria snub Jolom Konob la radio comunitaria de Santa Eulalia, la voz del pueblo.

 

DSC07871 copy

 

 

DSC07872 copy

 

 

Por Nelton Rivera -Prensa Comunitaria y  Lorenzo Francisco -Radio Snuq Jolom Konob.

Paramilitares otra estrategia de las empresas

Más de 5 mil personas están corriendo peligro en Pojom, San Mateo Ixtatán; por la presencia y amenaza de grupos paramilitares desde hace un tiempo en esta comunidad, en donde su población es maya chuj . La gente denuncia que desde más o menos las 8 de la noche de éste 21 de julio, hay un grupo de paramilitares acosando a la comunidad, aproximadamente unos 75 hombres armados con escopetas de grueso calibre.

Éste grupo de paramilitares está siendo encabezado por Francisco Nicolás Gaspar, la población identifica como ex comandante de las Patrullas de Auto Defensa Civil – PAC, actualmente uno de los principales operadores de la empresa hidroeléctrica Proyecto de Desarrollo Hídrico – PDHSA.

Existen testimonios de los pobladores, de que él fue coresponsable de la represión militar durante la guerra y cometió una serie de asesinatos en la región. Este mismo sujeto es quien comanda al grupo paramilitar que ha actuado en ocasiones anteriores en contra los opositores de la empresa hidroeléctrica en la región de Yich K’isis.

Estos grupos actúan con total impunidad, después de la visita del presidente Otto Perez Molina el viernes 18 de julio del 2014 en respaldo a la empresa hidroeléctrica y al CACIF, como se conoció en un medio oficial recientemente.[1]  En el área también se instaló un destacamento militar con fuerzas combinadas, éstas no prestan auxilio a la población, sino simplemente resguardan las instalaciones de la empresa Proyecto de Desarrollo Hídrico – PDHSA.

También hubo un secuestro

En la comunidad de Yalan Witz éste mismo día fue secuestrado por personas civiles afines a la empresa hidroeléctrica, el señor Miguel Santos de 42 años de edad, el grupo que lo retiene de manera ilegal. La población teme por su vida y solamente saben por rumores que se le pretende trasladar a Huehuetenango. En otras ocasiones personas civiles secuestran o “detienen” arbitraria e ilegalmente a personas organizadas en contra de las actividades extractivas, después son entregadas a las fuerzas de seguridad, luego son detenidos y procesados judicialmente, acusados de cometer delitos. Como una forma ya común de criminalización y represión de las luchas sociales comunitarias.

El secuestro ocurrió después que un grupo organizado de transportistas y comerciantes se organizaron en esta comunidad de Yalan Witz, para manifestarse por la destrucción y el mal estado de una carretera, esto motivo que un grupo de personas civiles secuestrara a don Miguel Santos como represalia por exigir sus derechos, coincidentemente son grupos afines a la empresa hidroeléctrica.

[1]Diario de Centroamerica DCA. Presidente garantiza al Cacif seguridad en hidroeléctrica de San Mateo Ixtatán, Huehuetenango. 14 de julio 2014. http://www.dca.gob.gt/index.php/template-features/item/29881-presidente-garantiza-al-cacif-que-existe-seguridad-en-hidroel%C3%A9ctrica-de-san-mateo-ixtat%C3%A1n-huehuetenango.html

#Ahorita

TweetsPC

FacebookPC

Publicaciones